Branded
Suscríbete

Mujeres

Anaju: "Hay que escucharse mucho a uno mismo para ser feliz"

La cantante prepara su próximo disco y reflexiona sobre su nueva vida y la industria musical.

Anaju, en la gala Mujeres de Heraldo.
Anaju participó en la gala 'Mujeres de éxito' de HERALDO
  

La artista aragonesa Ana Julieta Calavia, más conocida como Anaju (Alcañiz, 1994) saltó a la fama hace poco más de un año, gracias a su participación en el programa de televisión Operación Triunfo 2020, donde quedó finalista. Trabajando ahora su carrera en solitario, la cantante se mueve entre el pop actual, los sonidos alternativos y sus propias letras, para transportar al que la oye a donde ella quiera llevarle.

La alcañizana, que estudió Publicidad y Relaciones Públicas en Zaragoza y Diseño Gráfico en Barcelona, siempre había tenido la música en un segundo plano, hasta que el concurso televisivo la catapultó a la fama. Así, el pasado año ya lanzó su primer trabajo, ‘Mood’, seis canciones en las que juega con sus propias experiencias y estados de ánimo. En este primer proyecto ya trabajó con artistas como Raül Refree, Bronquio, Dani Fernández, Luichi Boy, Pol Granch o Zahara.

¿En qué está trabajando ahora?

Ahora mismo estoy trabajando en un nuevo disco. Mi anterior trabajo fue un EP y esta vez estoy trabajando en un disco completo. Y lo estamos cocinando más lento, que luego siempre sabe más rico.

A principios de este año me junté con un par de colegas con los que he trabajado y decidimos hacer un retiro, en un hotel en un pueblo remoto de Asturias. Convertimos la habitación en un estudio y durante unas semanas estuvimos componiendo y escribiendo. Ahora estamos dándole forma, finiquitando las canciones y creando todo el imaginario que acompañará al disco.

¿Qué mensaje trata de transmitir con sus letras?

Todo depende del momento, de con quién estoy… Todo parte de una historia personal, un recuerdo, una idea o algo vivido. Y aunque no hay único mensaje, es verdad que el tema por ende es el amor y el desamor, y casi todo gira en ese ámbito.

¿Cómo ha cambiado su vida tras su paso por Operación Triunfo? ¿Cómo se gestiona ser una persona pública?

Si te digo la verdad, no ha cambiado mucho. Evidentemente, ha cambiado el día a día: antes iba a la oficina, tenía un horario y estaba más atrapada en esa rutina. Ahora no tengo nada tan cerrado, cada día es distinto: viajes, eventos, grabaciones, no pasar por casa en dos días… En eso sí ha cambiado y es mucho más divertido.

Y es verdad que ahora hay gente que te para por la calle, te saluda, te pregunta… Al principio me abrumaba, pero ahora, cuando ocurre, es algo guay, devuelvo el saludo encantada.

¿Cómo definiría el éxito? ¿Se considera una mujer exitosa?

Para mí, el éxito es la unión entre lo que quieres hacer y lo que puedes hacer, y que esa combinación sea la que te traiga felicidad. Yo en mi trabajo estaba bien y tranquila, pero no sentía el éxito personal. El éxito profesional lo tienen que juzgar otros, pero el personal, para mí, pasa por hacer lo que te gusta y que además con ello te puedas pagar las facturas y vivir tranquilamente. Y por suerte en esas estoy, asentándome en hacer lo que quiero y como quiero.

¿Qué obstáculos se ha encontrado por el camino?

Creo que el primer obstáculo he sido yo misma. A muchos nos ocurre que tenemos el síndrome del impostor, que creemos que lo que hacemos no es bueno para ser valorado o disfrutado por otros. Por eso es importante hacer un trabajo de autoaprobación, no fustigarse con que una no merece lo que le está ocurriendo. Y es algo con lo que hay que trabajar y luchar.

¿Y con respecto a la industria musical?

Además, y aunque no lo he vivido o percibido en primera persona, los obstáculos son todavía más grandes para las mujeres que trabajamos en este sector. Es cierto que cada vez hay más mujeres en puestos en los que siempre ha habido hombres, pero el camino que queda por recorrer es muy largo todavía.

¿No hay igualdad en el sector musical?

Desde luego que no. El otro día, hablando con Delaporte –grupo de electrónica compuesto por Sandra Delaporte y Sergio Salvi con los que la cantante ha trabajado recientemente– precisamente comentábamos este tema. Pensábamos la cantidad de técnicas de sonido, productoras, ingenieras, baterías… Una serie de puestos de trabajo que en la inmensa mayoría son desempeñados por hombres y en los que probablemente haya muchísimas mujeres igual de preparadas para ellos. Ahí ves la diferencia y te das cuenta de todo lo que queda por hacer.

¿Qué mensaje trasladaría a los jóvenes para alcanzar el éxito como le ha ocurrido?

Mi consejo es que se escuchen mucho. Puede ocurrir que se tenga una pasión muy clara, como la medicina, por ejemplo, y aunque sabes que el camino no es fácil, tienes muy claro como debe ser el recorrido para alcanzarlo.

Pero para el que no lo tiene claro, es importante escucharse a uno mismo para encontrar lo que te haga feliz. Y está bien buscar consejo en mentores, profesores, psicológos… profesionales que te ayuden a desentramar tus problemas, a bucear en tu parte interna y aclararte. Yo a los 18 años tampoco tenía claro que camino tomar, si mis decisiones eran las correctas. Por eso es importante escucharse a uno mismo, indagar en lo que quieres hacer e ir a por ello, porque lo más importante es saber que te hace feliz en el día a día y alcanzarlo.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión