Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Televisión

Desnudos y 'celebrities', entre las pruebas de fotografía superadas por Marta Lallana

La joven zaragozana ha pasado el ecuador del concurso televisivo 'Master of photography'.

Ariadna Cañaveras. Zaragoza Actualizada 16/08/2016 a las 12:47
Desnudos y 'celebrities', entre las pruebas de fotografía superadas por Marta Lallana

La joven promesa zaragozana del cine y la fotografía Marta Lallana ha superado el ecuador del concurso televisivo 'Master of photography', del que el pasado jueves, 11 de agosto, se emitió el cuarto episodio -de un total de 8-. Este 'talent show' presentado por Isabella Rosellini para la cadena Sky Arts es seguido en varios países europeos y reúne a los aspirantes a mejores fotógrafos del continente. La aragonesa, que ha tenido que pulsar el disparador de su cámara miles de veces para capturar imágenes sobre temáticas tan diversas como la belleza de Roma o el cuerpo humano, encara ahora la segunda mitad del programa con altas probabilidades de llegar a la final.

Marta Lallana (Zaragoza, 1994), estudiante de Cine en la Universidad Pompeu Fabra, fue seleccionada en el mes de enero para participar en el concurso entre más de 5.000 candidatos, convirtiéndose en la más joven de los 12 concursantes de este 'MasterChef' de la fotografía. Su porfolio, compuesto por imágenes tomadas durante un viaje a la ciudad de Tiflis (Georgia), y su vídeo de presentación -que, confiesa, grabó en pijama al pillarle en plena campaña de exámenes- conquistaron al equipo de casting, aunque la joven se inscribió en el proceso de selección casi por casualidad. Una amiga de su madre le pasó la convocatoria y ella se apuntó sin saber exactamente en qué consistía. Tras una entrevista por videoconferencia, resultó elegida y tuvo que trasladarse a Roma, donde descubrió verdaderamente los detalles del concurso y la experiencia que estaba a punto de vivir.

El programa se grabó entre enero y marzo de este año en diferentes ciudades europeas, si bien no comenzó a emitirse hasta el pasado 21 de julio. Ahora, de vuelta a casa y más tranquila, Lallana recuerda los días en los que tuvo que afrontar las pruebas de 'Master of photography', consistentes en fotografiar, seleccionar, editar e imprimir imágenes en un tiempo limitado. “El momento de selección es muy difícil, se hace bajo mucha presión y te crea mucha inseguridad, porque tienes que elegir en poco tiempo el trabajo que vas a presentar y que te van a evaluar”, comenta la joven.

Y todo ello, bajo la atenta mirada del jurado, compuesto por el italiano Oliviero Toscani, famoso por las polémicas campañas de Benetton, la alemana Rut Blees Luxemburg, especializada en fotografía urbana de grandes dimensiones, y el británico Simon Frederick, reconocido por sus retratos de famosos; así como la de los profesionales invitados.

En los cuatro episodios emitidos hasta el momento -la final será el próximo 8 de septiembre-, Lallana ha tenido que captar la majestuosa belleza de Roma (Italia) y la agitada vida nocturna de Berlín (Alemania), así como retratar el cuerpo humano y a una 'celebrity'. Siempre en un tiempo récord y con condiciones diferentes.


La belleza de Roma

El primer reto al que tuvo que enfrentarse Marta Lallana fue fotografiar la belleza de Roma en un tiempo de 6 horas, algo nada exagerado teniendo en cuenta la exigencia del concurso. “Tienes que tener mucha suerte para encontrar algo que te inspire. Además, era la primera prueba y estaba algo desanimada y nerviosa”, recuerda la joven. Pero en la 'piazza Venezia' encontró lo que buscaba. “Vi a una persona pidiendo en la calle y a los turistas pasando sin casi mirarla. Al fondo, el gran monumento sobre el que caía la sombra de unos árboles. Interpreté esa escena como la sombra del pasado y de la historia reflejándose sobre el tiempo actual; el contraste entre la grandeza del pasado y el aspecto decadente que tiene ahora la ciudad”, explica Lallana.

 

La vida nocturna de Berlín

Tras salir airosa de la primera prueba, la siguiente la llevó hasta la capital alemana. “Viajamos muy rápido, casi sin dormir. Fue una prueba de noche y teníamos cuatro horas para fotografiar la vida nocturna de Berlín, pero nos llevaron un lunes que hacía muchísimo frío y no había casi nadie en la calle”, asegura la aragonesa. La organización del concurso les proporcionó un mapa con sitios de interés. Sin embargo, Marta decidió ir por libre, algo de lo que se alegra, ya que “la gente que siguió ese mapa acabó yendo a los mismos sitios a hacer fotos”.

En esta ocasión, tenían que presentar una serie de tres imágenes que tuvieran una continuidad, una historia en común, la ocasión perfecta para que Marta aplicara sus habilidades como cineasta y su pasión por la dirección fotográfica. “Quería reflejar el pasado de la Alemania dividida, con aquellos edificios altísimos, todos iguales, anónimos, y el clima de opresión que emanaban”, recuerda. “Cogí un cristal que vi por la calle y le pedí al único señor que me encontré que posara con la cara contra el cristal para expresar esa idea de pérdida de identidad”.


El cuerpo

En el siguiente episodio, los concursantes también tuvieron que utilizar modelos, aunque esta vez proporcionados por el programa, para capturar nada más y nada menos que el cuerpo humano al desnudo. “Era mi primera tarea en un estudio y solo teníamos dos horas y hasta seis modelos para elegir. Tenía bastante miedo por el tema de la luz, aunque había un técnico para ayudarnos”, comenta Lallana.

La joven demostró una vez más su creatividad, al inspirarse en el famoso tríptico de El Bosco, 'El Jardín de las Delicias'. “Me fijé en la parte central del cuadro, en la que hay un grupo de personas desnudas y en movimiento, para coger los valores de esa época y llevarlos a la imagen”. El resultado fue bueno, aunque Marta reconoce que es la única ocasión en la que se arrepintió de la selección de la imagen a presentar. “Me arrepentí porque otras dos chicas del concurso presentaron también una foto con todos los modelos”, señala.


Retrato de una 'celebrity'

Mucho más satisfecha se quedó con la fotografía que seleccionó para la cuarta prueba, que consistió en retratar a una 'celebrity', en concreto al actor Michael Madsen. “Fue una gran sorpresa, nos hizo mucha ilusión. Fue un tipo majísimo, como en las películas, muy americano”, relata Marta entre risas.

Para este reto se trasladaron a una villa y solo disponían de 20 minutos para fotografiar a Madsen, que estaba “aburrido”, ya que tenía que pasarse todo el día posando. Por eso, a la joven zaragozana se le ocurrió una idea diferente para que el actor se divirtiera. “Le dije que se metiera en la cama y le puse encima bandejas de comida. Quería representar esos tiempos muertos de intimidad que pasan los actores entre grabación y grabación”, explica. El resultado fue todo un éxito e incluso Madsen la felicitó. “Me dijo que cuando le pedí que se metiera en la cama pensó que no tenía ni idea, pero que cuando vio la foto le gustó mucho”.

Con esta fotografía, Marta Lallana ha conseguido superar la mitad del programa y ahora, a la espera de desvelarse el desenlace de la segunda parte, trabaja en la preparación de un proyecto al que se enfrenta con mucha ilusión.


Ojos Negros

'Ojos Negros' es el título del largometraje que Marta prepara con otros tres compañeros de la universidad -Iván Alarcón, Ivet Castelo y Sandra García-, un trabajo que nace de su proyecto final de carrera, pero que se ha convertido en algo mucho más ambicioso, ya que gran parte se rodará después de acabar su formación universitaria.

La película tendrá como escenarios las calles y parajes de Zaragoza y la Comarca del Jiloca, especialmente del municipio de Ojos Negros (Teruel), del que es originaria la madre de Marta y donde ella pasó varios veranos de su infancia. “Ya hemos estado en el pueblo y hablando con varias instituciones para lograr financiación. Además, vamos a pasar el verano allí porque queremos que también sea una experiencia para el pueblo, que está muy entregado y dispuesto a colaborar”, asegura.

La película se centrará en el crecimiento y evolución personal de una niña, en su paso de la niñez a la adolescencia, por eso se grabará en distintos periodos -invierno, primavera y verano- para que el espectador vea ese cambio. “Es un tema que nos gusta mucho, el crecimiento, los cambios en las relaciones...”, añade Marta.

La zaragozana y sus compañeros se encuentran ahora en pleno proceso de producción. “Nos da miedo, pero estamos muy ilusionados, además la universidad nos está apoyando mucho”, apunta Marta. Quieren realizar cuanto antes el casting -necesitan dos niñas y una actriz algo más mayor- y su objetivo es empezar a rodar en noviembre en Zaragoza para continuar en la primavera y el verano de 2017 en la Comarca del Jiloca, un paisaje que “tendrá mucha importancia en la película”.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual