Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gastronomía
Productos artesanos de Aragón

Los quesos de Albarracín se promocionan a gran altura

Aparecen en la selección gourmet de la revista distribuida por la aerolínea Iberia en sus vuelos.

Leonor Franco. Teruel 09/01/2015 a las 17:00
Etiquetas
0 Comentarios
Joaquín Alpuente, maestro quesero, y Alberto Asensio, gerente

El nombre de Albarracín ha traspasado las fronteras del país, pero a bordo de las aerolíneas de Iberia y a través de uno de sus productos agroalimentarios estrella: sus quesos.

Los internacionalmente premiados quesos Sierra de Albarracín han aparecido en la revista ‘Ronda Magazine’ que distribuye la compañía aérea en todos sus vuelos junto con media docena de productos queseros españoles, una selección ‘gourmet’ que coloca a Albarracín y, por consiguiente, a Teruel, en el mapa de la gastronomía más selecta. El gerente de la fábrica, Alberto Asensio, destacó la importancia de figurar en una revista que es leída por miles de viajeros de todo el mundo. "Viene a confirmar –decía– que fabricamos unos quesos de referencia a nivel nacional, ya que estamos acompañados de los mejores de España".

Pero la proyección de este manjar en publicaciones no queda ahí. La revista de Mercedes Benz también se hace eco de la calidad de este producto y aparece seleccionado igualmente en la sección de recomendaciones de la Guía Repsol gastronómica. "Viene a reforzar la imagen de marca de un producto artesano y de calidad", afirmaba orgulloso Asensio de sus quesos. En los últimos cinco años han recibido diferentes galardones en los premios internacionales World Cheese Awards, que se celebran anualmente en Birmingham (Inglaterra), si bien la edición más reciente, la de noviembre de 2014, tuvo lugar en Londres. En esa ocasión se alzó con tres medallas correspondientes a diferentes variedades de quesos.

La empresa quiere seguir apostando por su participación en concursos internacionales que, según dice su gerente, les han abierto las puertas al comercio mundial. Los quesos de Albarracín están ahora mismo en los más escogidos establecimientos de Japón, Qatar, Reino Unido o Alemania. Y siguen explorando nuevas vías en los mercados exteriores. Su presencia en revistas que son hojeadas diariamente por personas de medio mundo es un espaldarazo a un tipo de trabajo artesano que ha proliferado en los últimos años en el medio rural turolense.

Especialista en las gamas de quesos elaborados con leche cruda de oveja, la quesería de Albarracín afrontará el próximo año su décimo aniversario con novedosos proyectos, entre ellos la incorporación de la línea denominada ‘cheeses and truffles’, con la que pretende lanzar al mercado exterior un nuevo producto: la trufa negra fresca, obtenida de las cien hectáreas de plantaciones asociadas a la quesería. Otro itinerario productivo lo constituirá la elaboración de quesos "afinados en cava", explicaba Alberto Asensio, una variedad caracterizada por su maduración con moho en caverna. Para ello, se va a construir una réplica de una cueva en la que se reproducirán las condiciones ambientales de este tipo de espacio.

La raza de ovejas assaf y su cuidada alimentación son básicas, a juicio de Asensio, para el tipo de producto que quieren ofrecer, inspirado en las tradicionales elaboraciones. Por eso mismo, la fábrica tiene una producción limitada, ajustada a un rebaño de 2.000 ovejas que tiene que ser ordeñado a diario. "En estos momentos tenemos todo vendido y hay lista de espera –subrayaba el gerente–, pero no queremos abarcar más porque perderíamos ese punto artesano que marca la diferencia de los quesos".

Ir al suplemento de gastronomía.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual