Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

​Un Pilar abarrotado da la bienvenida a su nuevo arzobispo, Vicente Jiménez

Llamó a la renovación moral frente a la corrupción. Autoridades y fieles llenaron el templo.

Heraldo.es/Agencias. Zaragoza Actualizada 21/12/2014 a las 20:57
7 Comentarios
Vicente Jiménez Zamora, nuevo arzobispo de ZaragozaToni Galán / A Photo Agency

Vicente Jiménez Zamora es desde este domingo arzobispo de Zaragoza. El soriano tomó posesión de su cargo en una solemne ceremonia que no se quisieron perder ni los cientos de fieles que abarrotaron el templo ni las autoridades civiles (acudieron 28 cargos públicos), eclesiásticas (le acompañó el nuncio apostólico en España, Renzio Fratini, 41 obispos y arzobispos de toda España, los cardenales Santos Abril y Amigo Vallejo y diez representantes de diferentes organizaciones cristianas), así como los altos cargos del Ejército, la Policía y la Guardia Civil y los rectores de las dos universidades aragonesas.

Nacido en Ágreda en enero de 1944, Vicente Jiménez centró el mensaje de su primera homilía en la renovación moral "frente a la corrupción en una sociedad, en ocasiones, carente de valores éticos y espirituales". El hasta ahora obispo de Santander puso el papel del papa Francisco en el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba como ejemplo del camino que debe seguir la cristiandad.

Asimismo, resaltó la necesidad de promover una cultura "de la sobriedad y la solidaridad" y apuntó que la crisis económica y social no debe llevar al fatalismo ni al desaliento sino que debe ser una oportunidad para construir una sociedad "más justa y colocar a la persona humana en el centro de la cuestión social y económica". El nuevo arzobispo de Zaragoza ofreció además "diálogo y leal colaboración" para trabajar por el desarrollo integral de Aragón "en solidaridad con otros pueblos de España".

"Vengo a abrazarme a la Virgen del Pilar, a amarrarme a la Virgen, para que me ofrezca fortaleza en la fe", dijo Jiménez, quien tuvo palabras de agradecimiento para el Papa y el nuncio apostólico. El nuevo arzobispo saludó especialmente al cardenal emérito de Sevilla, Carlos Amigo, con quien le unen lazos familiares,y a su antecesor en el cargo, Manuel Ureña, presente también en el acto, "por su entrega generosa y sacrificada durante nueve años" al frente de la archidiócesis, así como para el arzobispo emérito de Zaragoza Elías Yanes.

También dedicó unas palabras a los obispos de las diócesis aragonesas: los de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián; Huesca y Jaca, Julián Ruiz; Tarazona, Eusebio Hernández; y Teruel y Albarracín, Carlos Escribano, presentes en el acto junto al obispo de Burgo de Osma-Soria, Gerardo Melgar, así como al conjunto de fieles llegados desde la provincia soriana, de la que Jiménez es oriundo, y de Cantabria, su anterior destino. Además, dedicó palabras de afecto para la población soriana residente en Zaragoza y brindó un saludo a las autoridades políticas, jurídicas y militares asistentes al acto, a las que ha ofrecido "diálogo y leal colaboración" para trabajar por Aragón.

Previamente, el administrador diocesano, Manuel Almor, recordó que la diócesis de Zaragoza tiene 277 parroquias, 75 de ellas en la capital, y ha señalado que, "en estas últimas semanas de inquietud en el arzobispado se ha intensificado la oración" de muchas personas.

El acto público estuvo precedido por otro de corte privado en la otra catedral de la ciudad. Vicente Jiménez llegó a la Seo del Salvador sobre las 16.30, donde fue recibido por el administrados diocesano y por representantes del Colegio de Consultores, el Cabildo Metropolitano y la corporación municipal, presidida por el alcalde, Juan Alberto Belloch.

Tras besar el Lignum Crucis -la reliquia de la Cruz- y tomar el agua bendita, todos le acompañaron a la capilla del Santísimo Sacramento, donde oró unos momentos en silencio. Después, la comitiva se trasladó al Altar Mayor. Desde allí, se organizó una procesión hasta la basílica de Nuestra Señora del Pilar.

Posteriormente se acercó hasta la Santa Capilla, donde saludó a la Virgen del Pilar, patrona de la Archidiócesis, de la ciudad, de Aragón y Reina de la Hispanidad. 


  • Javier Perfecto Ejarque26/12/14 22:47
    ¿HA ASISTIDO TAMBIÉN D. MANUEL UREÑA? ¿ALGUIEN SABE ALGO DE SU PARADERO?
  • Aforo sin vender24/12/14 12:04
    2#. García Tutor. Mas que abarrotado, aparece saturado. Atestado hasta la bandera de componentes del equipo de casa, a juzgar por los uniformes o equipación mas de la mitad eran de la "casa". Menos lobos y menos "entrada", que ni de coña se llenó el campo. y la mitad eran profesionales, así que usted me dirá...
  • Levi Dencia22/12/14 18:53
    Qué raro: si la noticia habla del templo abarrotado ¿por qué no hay fotos?
  • hades22/12/14 03:36
    abarratado... por curas de la diocesis. La media de edad de los asistentes debia rondar los 60 años.
  • Aragones21/12/14 23:53
    El Belloch nose pierde ni una.Toda vida a cuerpo de Rey.Es para creer en Dios y la Virgen.Vaya hacha.
  • García Tutor21/12/14 23:31
    Marta, Diccionario de la RAE, abarrotar: 3ª acepción: Llenar un espacio de personas o cosas. He estado esta tarde en el Pilar y te puedo asegurar que la las naves del altar mayor y las laterales estaban como el día del Pilar. Eso sí, en la foto sale la via sacra, que siempre está expedita, tambien en la Misa Mayor del día del Pilar.
  • Marta21/12/14 20:48
    No sabía que la RAE hubiera modificado el término "abarrotado" para incluir lo que aparece en las fotos.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual