Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Demografía

El medio rural aragonés pierde 43.000 habitantes en una década

Los pueblos de la Comunidad de menos de 2.000 habitantes han perdido un 16% de su población desde 2002, mientras las localidades de más de 10.000 han crecido un 18% y acaparan a dos de cada tres aragoneses.

J. L. Gaona. Zaragoza Actualizada 16/02/2013 a las 23:40
26 Comentarios
Dos vecinos de Cabolafuente, localidad zaragozana afectada por la despoblaciónJ. M.

La despoblación y el envejecimiento de los habitantes siguen amenazando al medio rural aragonés, que en la última década ha perdido un importante porcentaje de sus habitantes a pesar de las numerosas iniciativas para frenar este problema. Según datos del Instituto Aragonés de Estadística, los pueblos de la Comunidad de menos de 2.000 habitantes sufrieron un descenso de su población del 16% entre 2002 y 2012, una caída de más de 43.000 personas que dejan a muchas localidades en una situación complicada. Hace diez años, 270.000 aragoneses vivían en este tipo de localidades, mientras que ahora solo quedan 226.000. 

Aunque algunos expertos apuntan que la crisis económica ha llevado a muchos aragoneses a plantearse un retorno -temporal o definitivo- al medio rural, lo cierto es que los datos ponen de relieve un problema de hondo calado. “Hay núcleos muy pequeños que ya se encuentran en situación de muerte biológica y ya es muy difícil que reviertan esa situación”, analiza Enrique Ruiz, profesor de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza. De hecho, en medio centenar de municipios no hay personas menores de 14 años y casi en la mitad (315) de todas las localidades de Aragón no se registró ningún nacimiento durante todo un año.

“La gran mayoría de los pueblos tienen una población muy envejecida que poco a poco va falleciendo, y no se produce el relevo generacional que sería necesario para garantizar su continuidad”, explica Lourdes Arruebo, presidenta de la Red Aragonesa de Desarrollo Rural (RADR): “La gente joven se ha formado y ya no regresa al medio rural, ya que los puestos de trabajo a los que suelen aspirar suelen estar en la ciudad”.

El escaso retorno de los jóvenes a sus lugares de origen, unido al gran envejecimiento de la población rural y el escaso índice de natalidad han puesto en peligro la supervivencia de numerosos pueblos, aunque también hay zonas en las que ha sucedido lo contrario. “Hay localidades que han sabido explotar los recursos con los que cuentan y han recuperado algo de población”, explica Ruiz, quien hace referencia a las zonas que se han beneficiado de actividades concretas, como el turismo de nieve en el Pirineo.

Los grandes municipios crecen

Mientras en los pequeños pueblos aragoneses disminuye el número de habitantes, las localidades de más de 10.000 habitantes han ganado 145.000 personas durante la última década, un incremento del 18%. Además de recoger a parte de las personas que durante esta época dejaron el medio rural para trasladarse a ciudades de diferente tamaño, el medio urbano también ha crecido al calor de la inmigración. Solo en la primera década de este siglo, el número de inmigrantes se multiplicó por diez en Aragón, pasando de 17.000 a 170.000, una cifra que se ha estabilizado durante los últimos años.

La gran mayoría de estas personas de origen extranjero se establecieron en las tres capitales de provincia, sobre todo Zaragoza, y en algunos municipios de mediano tamaño ligados a la agricultura u otros trabajos temporales. “Muchos inmigrantes llegaban a Aragón a través de campañas agrícolas, por lo que el medio rural era un trampolín hacia el medio urbano, donde se acababan instalando”, indica el profesor de la Universidad de Zaragoza.

Aunque la expansión de las poblaciones de más de 10.000 habitantes ha sido importante durante la última década, todavía ha sido mayor en las zonas intermedias, formadas por municipios de entre 2.000 y 10.000 habitantes, en las que el crecimiento ha sido del 28%, 45.000 personas más. “En el entorno de las grandes ciudades se ha producido un gran asentamiento de población”, explica Ruiz.

¿Retorno al mundo rural?

Ahora, la situación económica ha podido revertir -o al menos paralizar- la migración del campo a la ciudad, pero este fenómeno todavía no ha adquirido demasiada fuerza. “La crisis ha colapsado las salidas laborales que antes ofrecían las grandes ciudades, por lo que se puede producir un pequeño cambio en la tendencia. Se están produciendo casos de retorno del medio urbano al rural, pero no es algo generalizado que pueda solucionar el problema”, reconoce Arrueba.

“Estamos en una época en la que los movimientos de la población los marca el trabajo, y ahora quizás sea más sencillo trabajar en el campo que en la ciudad”, asegura la directora del RADR. “La población se asienta donde tiene posibilidades de obtener un nivel de renta y una ocupabilidad adecuadas”, añade Ruiz.


  • Mariam20/02/13 00:00
    Entrar a Aldeasabandonadas.com Retorno al Campo interesante web.
  • pp18/02/13 00:00
    ¡QUIEN OLVIDA SU HISTORIA, SE VE OBLIGADO A REPETIRLA! Y,por mi parte, ojala sea asi, naci en un pueblo, que existen señales de vida humana, desde hace 40.000 años, lo que no pueden decir la mayoria de las "ciudades " de España, y ojala despues de vivir 50 años en una ciudad, pueda volver a mi pueblo. Suerte a todos.
  • SPIDERPAN18/02/13 00:00
    MARIA, ¿pero has leído el comentario entero?, son vivencias en primera persona, no inventadas: VIVIDAS Y VISTAS, si te has sentido aludida, lo siento, y respecto a conocer pueblos, lo mas probable es que conozca bastantes mas que tu, ¿o es que los de pueblo, por serlo, ya conocen mas?, vuelve a leerlo. Y ya te adelanto, conozco muchos pueblos, pero con gente tan "de lo nuestro para nosotros nada mas", ninguno.....¿o ves normal todo eso que digo de saludar o no saludar?, si lo ves normal, es que ers una de ellas, la educación, en la ciudad, en el pueblo, en la aldeas y en todos sitios.
  • Jose (de Aragón).18/02/13 00:00
    En los pueblos, al que viene de fuera, si va cargadito de dineros, todo son puertas abiertas. Si no tienen ni donde caerse muerto, puertas cerradas, aparte de decirte los propios habitantes algo como esto: "no nos gusta que vengan a vernos ni mandarnos de fuera", aunque no digas ni mú, en algunos pueblos te reciben así. . Esto mismo me lo dijeron a mí varias veces. Pero mi oportunidad, llegó cuando sufrimos robos rurales y me preguntaron "si había visto algo". Por supuesto, les respondí, cómo no: "no os gusta que los de fuera vengamos a vernos ni a mandaros. De "mangaros" (cambia una letra), no dijísteis nada". (Es de muy mala educación no respnder si te preguntan amablemente algo, aunque sea por primera vez en más de dos años). Si tienen memoria, sabrán quién soy y de qué pueblo hablo.
  • a.a.a.17/02/13 00:00
    No hay futuro para la gente joven, no hay servicios sanitarios, educativos, de ocio, ... La vida en estos pueblos es idilica, pero tus hijos necesitaran algo mas y te obligara a emigrar O endeudarte para que tengan una formacion adecuada que les permita elegir. No se ve bien vivir en el pueblo, aunque haya que buscar en la basura o depender de  un subsidio   De 400 euros en un piso de 65 m2, que ni siquiera es tuyo porque debes 60.000 e de hipoteca. La iniciativa particular se la cargaron las politicas socialistas de los anos 80 creando teleclubs subvencionados, Albergues sin coste, piscinas para 12 dias de verano, nada productivo y de futuro. Politicas agrarias como la PAC, etc, donde primaba la suvencion y no la competitividad.el dinero facil sin esfuerzo Hay muchas razones por las se estan muriendo nuestros pueblos.no los abandonemos Ni riesgo alguno Y otras iniciativas publicas que no hicieron mas que cargarse  A pesar de todo,
  • aragones radical17/02/13 00:00
    Soy urbanita y no me ha quedado más remedio que vivir en zonas del Aragón profundo. Al principio me gustaba ero poco a poco vas viendo que todos son una pandilla de jetas que viven de todo tipo de subvenciones y ayudas. Cualquier analfabeto funcional le comenta a su alcalde que a través de la comarca le pase un convenio, ayuda o subvención... unos contactos y unas redes que mucha gente en Zaragoza ni siquiera tendrá la oportunidad de tener. Se dan subvenciones a fondo perdido a establecimientos que no tienen ni la licencia de apertura, y ahí nadie investiga. Estamos subenvionando el medio rural aragonés desde Zaragoza para que se les llenen los bolsillo de dinero hasta que les sale por las orejas. Dinero, dinero y dinero esa es su única religioón.
  • castillo17/02/13 00:00
    Vivan los pueblos
  • un pueblo es abrir una ventana y respirar17/02/13 00:00
    En los pueblos, como en la ciudad hay todo tipo de personas, por tanto, no me parece adecuado generalizar. Las políticas agrarias han hecho que uno de los medios de supervivencia (el campo), haya tenido que ser abandonado por trabajos en la ciudad. Si miramos hacia algunos países europeos, observaremos que hay un reparto equilibrado de la población en el territorio habitable y buenos transportes públicos que posibilitan, si es el caso, trabajar en la ciudad y residir en el campo.
  • Maikel17/02/13 00:00
    En mi familia siempre ha habido un refran que seguimos a rajatabla: A los pueblos ni a heredar.
  • Francisco17/02/13 00:00
    La despoblacion del medio rural es gracias a Zaragoza ciudad y las estaciones de esqui.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo