Aragón

Despoblación

Medio centenar de municipios aragoneses, sin niños ni adolescentes

Además, en más de 120 la población infantil es inferior a cuatro habitantes. Los estadistas proyectan un panorama incluso peor para la próxima década.

Sin niños, no hay futuro. Bien lo saben en los 47 municipios aragoneses donde no hay empadronado ningún menor de 14 años. A estos deben sumarse otras 122 localidades en las que apenas hay censados entre uno y cuatro habitantes dentro de esta franja de edad, según los datos del Instituto Aragonés de Estadística. Exceptuando las capitales de provincia y las cabeceras comarcales, Aragón presenta unas densidades demográficas muy pobres. El 27% del territorio iguala o está por debajo de los 3 habitantes por kilómetro cuadrado (una tasa inferior a la del desierto del Sáhara) y apenas un tercio de la superficie de la Comunidad supera los 10 habitantes por kilómetro cuadrado.

La crisis que afecta a todos los sectores está intensificando el éxodo rural. Uno de los factores más relevantes en este proceso es el retorno de la población inmigrante que llegó a España en los años de expansión inmobiliaria y que ahora abandonan las localidades donde se establecieron. Así lo explica Luis Antonio Sáez, profesor del Departamento de Estructura e Historia Económica de la Universidad de Zaragoza y director del Centro de Estudios sobre la Despoblación y el Desarrollo de Áreas Rurales (CEDDAR): "La regeneración demográfica de los municipios, y sobre todo de los aragoneses, que suponen un caso paradigmático dentro del conjunto nacional, depende directamente de los flujos migratorios".

"Somos el claro ejemplo de lo que ocurre en todo el país. Hay una esperanza de vida muy alta, pero hay que encontrar el modo de sostenerla ya que los países que han estado suministrando mano de obra también están modificando la estructura de su pirámide poblacional y el destino de sus migraciones", añade Saez.

Según los análisis elaborados por el CEDDAR, Aragón será uno de los territorios que más acusará el desequilibrio entre la población trabajadora (entre 20 y 65 años) y los pensionistas (más de 65) en la próxima década. "Es un problema común en toda España, quizá menos acusado en comunidades como la andaluza, pero que va a tener un efecto muy fuerte sobre muchos pequeños municipios aragoneses", que van a quedar "relegados a meras urbanizaciones de verano".

El valor de una población joven

Morata de Jiloca, en la Comunidad de Calatayud, es una de las localidades que lograron esquivar la despoblación hace poco más de un lustro atrayendo a varias familias argentinas, a las que facilitaba un puesto de trabajo en las industrias y servicios del pueblo y del entorno. Una vez asentada esa población, que supuso la llegada de 9 niños, se consiguió mantener la escuela, eje básico en el desarrollo de un núcleo urbano.

Miguel Langa, alcalde de la localidad, apunta que "si bien esa medida fue muy útil y efectiva en su momento, ahora ya no hay trabajo que ofrecer". Sin embargo -indica- "ahora hay una colonia bastante amplia de búlgaros que se han integrado perfectamente en el pueblo y que se dedican principalmente a labores agrícolas". En estos momentos, sus hijos son mayoría en el colegio del pueblo y el mantenimiento de la población permite que subsista la panadería y los dos bares y que se haya podido abrir una tienda multiusos.

La población se reducirá un 1,9% en 10 años

La comunidad aragonesa verá reducida su población en un 1,9% a lo largo de la próxima década, aunque el ritmo de descenso será inferior al 2,5% previsto de media en el conjunto del país. Así se desprende de las últimas proyecciones de población difundidas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en las que se prevé que la población aragonesa perderá 25.332 habitantes hasta el año 2022, pasando de 1.314.871 a 1.289.539 personas censadas.

En este descenso colaborarán el saldo negativo entre nacimientos y defunciones (según los datos del CEDDAR Aragón sólo ha tenido un saldo positivo -en 2008- en los últimos 20 años) y la pérdida de población extranjera.

Etiquetas