Cinco discos aragoneses de 2017

Habida cuenta de que Bunbury, con quien hay que ser exigente a tope por motivos obvios, entregó en 2017 un disco, por lo general, plano de melodías y versos con espinillas de vulgaridad; habida cuenta de que en Los Bengala habita un cantante de voz poco hecha; habida cuenta de que el rock setentero de la Kleejoss Band es más una intención que un logro; habida cuenta de que El Brindador explora el terreno sonoro con tino pero quizá por ese ambicioso ánimo explorador de sonidos no contiene las melodías en su punto apropiado de cocción mientras llega un momento en que carga con su llorosa voz aguda; habida cuenta de que el rap no me interesa lo más mínimo por su nula musicalidad y su facilismo creativo e interpretativo; habida cuenta de que Tachenko tiene su fuerte en las guitarras y las melodías y no en las voces; habida cuenta de que los llamados cursimente grupos emergentes (desde Lady Banana a Calavera, The Hard Mama, Mono, Levy Pants, Noa A, Oakland, Toro, Vegetal Jam, Señoras y Bedeles, Los Volcanes…) están muy verdes o son irrelevantes; habida cuenta de que Pedro Andreu ha montado con L4Red una réplica de Foo Fighters pero con un mal cantante y unas flojas canciones; habida cuenta de que nunca, desde la explosión dorada de inicios de los noventa (¡ay, Héroes, Proscritos, Especialistas, Mas Birras, Distrito, Días de Vino y Rosas, Niños del Brasil, Novias…, qué derroche!), el pop aragonés, con una vasta producción discográfica independiente, vive sin embargo su peor momento de creatividad e interés…, habida cuenta, en fin, de todo ello, y de que a la música hecha en estas tierras, en tiempos de acceso, medios y posibilidades globales, hay que pedirle lo mismo que a la de otro lugar remoto del planeta, me sobran dedos de las dos manos para contar lo más sobresaliente del año 2017 grabado por músicos aragoneses.

Haciendo un gran esfuerzo de recensión, en una mano pongo mis cinco discos favoritos -esquivo lo de ‘mejores’, que es palabra desterrada de mi vocabulario musical desde hace años-, es decir, los álbumes de 2017 que tengo la plena seguridad de que guardaré con mucho agrado en mi memoria y que escucharé con frecuencia en años venideros, discos que no se devaluarán con el tiempo, sino seguramente que crecerán. Es, a mi entender (resoplen), la primera línea creativa de la música aragonesa actual. Y aunque numerada pero con flexibilidad para la prelación, según días y momentos, si bien es cierto que los dos primeros lugares son inamovibles y deberían llevar el mismo guarismo de número 1 por sus distancias estilísticas, va así:

1.- My Expansive Awareness: ‘Going Nowhere’ (Analog Love)
El quinteto zaragozano se alinea en esa ‘expansiva’ oleada neopsicodélica -Wooden Shjips, Bardo Pond, Naam, The Besnard Lakes, Jacco Gardner, Black Angels, Brian Jonestown Massacre, Tame Impala…- que en los últimos años ha horadado el pop internacional hasta crear un fructífero espacio creciente, propio y hasta nuevo. En el caso de los zaragozanos, más: enriquecen ese espacio con matices poco comunes en el mundo psicodélico (sintetizadores voladores, wha wha, pedal steel…) y su querencia por los Doors. Su segundo disco es un compendio de todo ello. Y sus mejores armas: la labor del órgano a lo Manzarek, el trabajo de percusión y bajo, el atractivo empaste de voces masculina y femenina, las guitarras de línea clara y sobre todo el inmenso fortín de las melodías, cuidadas, directas, algo no muy trabajado en la psicodelia, donde los paisajes oníricos opacan las líneas cantabiles. Un disco perfecto en su género, de cuño internacional.

2.- Joaquín Carbonell: ‘El carbón y la rosa’ (Voces del Mercado)
Lo de Joaquín, dicho de forma visceral, pero también racional, no tiene nombre: que tenga en sus manos un florilegio de radiantes canciones de autor y que esas canciones se marchiten a la sombra de las de Sabina y la incomprensión del público en general es para, al menos, ver flotar algún cadáver sobre el Ebro. Ya lo he escrito una, y dos, y tres, y decenas de veces, y vuelvo a insistir: es el cantautor español de la vieja escuela de los setenta más en forma e inspirado. En este álbum que parece de despedida, lo que sería muy triste, el de Alloza matrimonia reggae con bolero, blues, rumba, country, vals mexicano, chanson, doo-wop… en una ensalada, que lejos de saber a mistura promiscua y destalentada se une en un todo armonioso e inventivo que elevan al infinito de las emociones y la inteligencia la ironía y la sensibilidad de sus versos de oro.

3.- Amaral: ‘Superluna’ (Antártida/El País)
El dúo se ha sentido más en forma y maduro que nunca en los escenarios y por ello ha decidido atacar con un segundo álbum en directo. ¡Bingo! Un estimulante viaje por sus siete álbumes -con parada más larga en el último, ‘Nocturnal’- y en tren de lujo: equilibrio y limpieza inmensa de sonido que no le quita contundencia, sino al contrario. Nada que ver con lo que aquí se oyó en su día en el Príncipe Felipe, donde una mala dinámica en la ecualización de bajo y batería, amén de la falta de rodaje de la gira, nos dio la noche. Doble CD envasado en un vistoso e informativo disco-libro.

4.- Gabriel Sopeña: ‘Sangre Sierra’ (Warner)
El polifacético Gabriel se abastece en los almacenes de Neil Young, Dylan, Springsteen, Jackson Brown, Tom Petty…, lo que, a poco que se posea destreza, y él la tiene a raudales, es garantía para certificar canciones de calado emocional y musical. Como las que este disco encierra. Ha tardado ni se sabe cuántos años en reaparecer en solitario, pero un disco así no es de los que se cuecen en una merendilla, incluso en piezas ajenas como esa magistral recreación en castellano del clásico de Janis Joplin, ‘Me And Bobby McGee’, con colaboración de Loquillo. Y con toda justicia, recupera dos canciones de trote muy conocido que él co-aportó a Mas Birras: ‘Apuesta por el rock’n’roll’ (Bunbury, invitado) y ‘Cass’. Le rinde la vida y el talento.

5.- The Patinettes: ‘Whatever The War’ (Rock GD Records)
Pensaba que tras un lustro sin noticias suyas y con los proyectos individuales de Patricia Destoky (Peabodys), este quinteto había fenecido. Percepción que afortunadamente a finales de año se difuminó al reaparecer con este tercer álbum, espeso y armonioso, y canciones sublimes que no se escriben así como así ni todos los días, caso de ‘Television’, joya de la corona. Patricia, con ese sugerente tono tristón que embarga sus fraseos, se hace ahora cargo por completo de las voces, desaparece el caleidoscopio de géneros que poblaba su primer disco e incluso el segundo a cambio de una mayor homogeneidad y permanece intacto el espíritu melódico –ya sea rockero, ya baladístico- de discos anteriores, la seña de identidad mayor del quinteto. Unas veces es la Velvet, otras The Pretenders, otras The Cars, otras es Springsteen, otras The Kinks, otras The Beatles, otras The Byrds, otras George Harrison… quienes asoman sus rostros invisibles por este disco, esto es, no de forma muy explícita sino más bien elusiva, porque bien es cierto que a The Patinettes resulta difícil pillarles las fuentes claras en las que beben, tal es su personalidad propia. Ay, ese ‘Television’… ¡Si vale por todo un álbum!

En la otra mano, en el banquillo, se quedan otros cinco álbumes, que me atraen, que tienen sustancia, que pueden saltar al campo en cualquier momento para suplir a algunos de los titulares, pero bien es verdad que ha habido que rebañar mucho en el conjunto general para seleccionarlos, por lo que no creo que me duren excesivo tiempo en el reproductor, aunque quién sabe. Son estos:

1.- Joaquín Pardinilla Sexteto: ‘Guatizalema’ (Luna Nueva Estudio).
2.- María José Hernández: ‘Cartas sobre la mesa’ (Lunática).
3.- Los Lügers: ‘Slasher’ (Zito Vision).
4.- Carmen París y Nabyla Maan: ‘Dos Medinas Blancas’.
5.- Hot Hands. ‘En directo’ (Autoproducido).

Esta entrada fue publicada en Aragón. Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a Cinco discos aragoneses de 2017

  1. jbcoleto dijo:

    Jodo, vaya repaso das al panorama aragonés en el primer párrafo. Prepárate para los indignados.

  2. Julio jendrix iglesias dijo:

    Completamente de acuerdo con My Expansive Awareness.
    No tanto con tu cruel veredicto a L4 Red.
    Pero ya se sabe en estos casos, las opiniones son como los culos , todos tenemos uno, y distinto.

  3. Juan Ahumada dijo:

    Solo lo auténtico perdura, que es el caso de Joaquín Carbonell!

  4. Crisdemadrid dijo:

    Hola; descubrí este blog hace poco, de manera fortuita, al hilo de una de mis habituales “revisitas” por internet a los cantantes de mi pasado. En esta ocasión le tocó el turno a Héroes del silencio, grupo que era de mis favoritos y del que ni de lejos conocía su verdadera dimensión, pues en aquellos tiempos en mi casa no había dinero para discos, conciertos, ni nada. Ya en la etapa de universidad, entre las becas y las clases particulares al menos podía ir con los amigos y comprarme algún que otro disco. La pena es que me eché un novio que no era nada de Héroes, así que estos fueron desplazados por la música que podíamos compartir (Silvio, Pink Floyd, Leonard Cohen, Springsteen, Dire Straits, Sabina, Rosendo, Asfalto…), así que realmente yo sólo conocía a Héroes por los programas musicales de radio y TV. Ni que decir tiene que descubrir en youtube la verdad de Héroes y sus directos fue para mí como darme un golpe en la cabeza por la horrible y frustrante sensación de haberme perdido algo apasionante, así que estuve meses leyendo y escuchando sobre Héroes. Colateralmente, este reencuentro me llevó a reflexionar sobre cómo las carencias profundas y continuadas en la familia pueden condicionar una vida o, al menos, la forma de vivirla, idea que todavía me obsesiona un poco (al margen de este tema musical, obviamente).
    De lo que sí me percaté en su momento fue del inicio de la carrera en solitario de Bunbury. La pena por la ruptura del grupo siempre me ha llevado a imponer unos criterios muy elevados a su música y, de hecho, sólo tengo sus álbumes de estudio (el resto no me interesa, puede que me equivoque, pero…). De Bunbury empecé no comprando nada, hasta que me percaté de que, incluso en sus peores creaciones siempre tiene 1, 2…ó 5 temas que te ponen en órbita, como San Cosme y San Damián, Lady Blue, El Rescate… aunque sin llegar al nivel de esa cumbre que es La chispa adecuada. Me he autoregalado por reyes Expectativas y me lo pongo a espaldas de mi hoy marido, que sigue con su Pablo Milanés, Simon y Garfunkel, etc (juro que es muy divertido, pero musicalmente hablando es un monolito). A mí sí me ha gustado el disco y en este caso no he tenido la sensación de canciones de relleno que sí he tenido con los otros, al menos hasta Hellville
    Con respecto a Joaquín Carbonell, debo decir que Sabina, a quien adoro, ciertamente no sale muy bien parado de la comparación que sabia, elegante y brevemente hace Matías. Un genio insuficientemente conocido, Carbonell, pero si yo fuese él, estaría feliz por tu reseña, además de por ser de Teruel.
    Amaral me encantan. Estaban despegando, creo, cuando llegamos a Zaragoza en el año 95 (mi novio trabajó en esa, para mí, ciudad-talismán entre el 95 y el 98 y yo estaba en Tarragona, desde el 93, así que fue una gozada sustituir el viaje de fin de semana Tarragona-Madrid por Tarragona-Zaragoza). En el 98 volvimos a Madrid, nuestro pueblo, pero dejando medio corazón en Zaragoza, a donde acudimos cada vez que hay ocasión, o sin ella.
    En cuanto a L4 Red…aquí me voy a parar, ya que ahora mismo para mí todo lo de Héroes es un tornillo sin fin. Sólo diré que no me explico que 3 talentos de la categoría de Juan, Pedro y Joaquín no diesen continuidad a su propio proyecto de Héroes, con los cambios precisos, eso sí, pero reivindicando su parte proporcional.
    En fin, me despido con mis disculpas por la extensión del comentario y agradeciendo este blog lleno de calidad, que no es poco en estos tiempos.
    Un saludo.

  5. Felsmeg dijo:

    Pues mi proyecto está entre los denostados… seguramente con toda razón.
    Gracias por la sinceridad, Matías.

  6. michael laudrup. dijo:

    Para gustos los colores, para mí sin duda el mejor disco es el de los Lügers…y ojo también a Dark Legacy de David Meiser.

  7. Criticon dijo:

    Que gozada leer algo diferente sobre la musica aragonesa. Coincido contigo en mucho de lo que dices. Un poco aburrido ya de que sean siempre los mismos los parece que representan la musica en Aragon. Ahora que se acercan los Premios de la Musica Aragonesa volveremos a ver a los de siempre dandose palmaditas en la espalda y premiando a sus amiguetes. Hay años que pienso que estoy viendo la gala del año anterior, porque saquen o no saquen disco, sea bueno o malo lo que hayan hecho, algo les cae seguro. Lo de Los Bengala es de traca ¿no tienen amigos para completar el grupo?, me parecen bastante penosos musicalmente hablando y no aportan nada, aunque tengan un relativo exito en algunos circulos. El “exito” no va unido a la calidad, mira Melendi…
    Biggott, Pecker, Antilope…¿estos donde tocan? porque en Zaragoza va a ser que no, o por lo menos yo no los veo anunciados.
    Parece que hoy en dia solo hay que ser “rarito” y ser amiguete de los que manejan los hilos para estar siempre en todos los eventos y saraos.
    Discrepo en lo de la Kleejos, los he visto un par de veces en directo y me han gustado, son buenos musicos y en vivo, que es donde se demuestra lo que vales, creo que lo hacen bien.
    Quiero artistas de verdad y con discos que suenen bien, no raritos sepultados por toneladas de reverb para tapar sus carencias, quiero mas Cutis y menos Bengalas, mas realidad y menos artificios.

  8. Carlos dijo:

    Tu artículo es una mierda, perdona que sea tan directo pero me parece algo a medio camino entre la carcajada y el escalofrío como crítico musical que te haces llamar.

    Está cargado de Tono prepotente , y valoraciones tocando la falta de respeto por la escena musical en Aragón.

    Te invito a que rectifiques tu artículo de prensa barata como no no podía venir de otro sitio que heraldo de Aragón !

    Que lamentable señores !!

  9. Toro dijo:

    100% de acuerdo.

    Solo te faltaba añadir al final un ”para lo que me queda dentro me cago…”
    Y como posdata ”no hay mayor irrelevancia que la del critico musical” y ”como mi generacion ninguna”.

  10. Pablo dijo:

    Jajajajaja cuanta caspa y prepotencia !!

  11. Jenifar Lopa dijo:

    Cargando chistes y mofas contra el Sr. Uribe en la gala amiguitos de la música de Aragón en 3….2….1…..
    Pd. Algún día irá Bunbury a recoger el premio, vosotros seguir insistiendo….

  12. Señoras y conserjes dijo:

    Siempre los mismos, los amigos de los guays, de los chulis de Las Armas. El ambiente musical de esta ciudad, apesta

  13. Gonzalo de la Whiskera dijo:

    Para mi gusto veo el vaso medio vacío….me voy a pedir otro cacharro.

  14. Juanma Lillo dijo:

    Puritita Zaragoza

  15. Lilith Volkov dijo:

    Umm, este tío si habla de la escena musical de zgz por qué no menciona a ningún grupo de metal?! Cuando son grupos de géneros de metal moderno tipo metalcore, nu metal, folk de las bandas que más éxito tienen en el underground, y no les falta calidad, y si no guiate por las cifras: Salduie, Swim to drown, Darmage, Nuestroctubre, Corpore, cualquiera de esos grupos tiene más visitas, reproducciones y de todo que cualquiera de los que ha nombrado al principio del artículo…

  16. sico_pata dijo:

    Un poco largo ha salido el artículo para despacharse en las tres líneas del último de Bunbury

    Yo creo que merecería la pena saber cuántos discos de Proscritos, Días, Niños, Las Novias, HdS, Especialistas o Más Birras aguantarían una crítica real evitando sobrevalorarlos por la nostalgia y su labor de apertura al mercado nacional (y muchos de ellos se quedaron en Guadalajara, apenas llegaron a Madrid)

    HdS. extraordinario debut con mala produccion, excelente segundo, excesivo tercero y mediocre cuarto. (y soy coleccionista de ellos, ojo)
    Dias, gran debut aún esperando el segundo …
    Las Novias, interesante debut, planchazo y falto de personalidad en el segundo. del tercero mejor digamos discreto
    Niños, valorable primero, mimético segundo, no recuerdo si hubo tercero
    Especialistas, frescos y rebotando como una pelota contra la pared
    Más birras, adultos incluso en sus inicios. Grande Mauricio

    la nostalgia tiende a sobrevalorar aquello que vivimos, y conste que tengo mucho respeto a los músicos que han alegrado muchos días, tardes y noches en los 90

    • Sico_pata dijo:

      Me quedó revisar
      Distrito, ¿qué decías de un grupo sin voz? Mariano fue y es extraordinario compositor y bien músico pero si algo adoleció Disyrito toda la vida fue de voz

      Tako se te olvidaron. Meritorios siempre y voluntariosos, enérgicos. Los Siaves y Rosendo ya llevaban tiempo acaparando el mercado

      Amaral. 1-2-3 extraordinarios discos, la mejor voz española y un guitarrista distinto. Va siendo hora seas objetivo y exijas tanto o más que a Bunbury que llevan desde Dragón Rojo sesteando y repitiendo fórmulas

      • In/A/moral dijo:

        Hombre, el primero de Amaral, como debut, pues pasable, que resultaba de una noñez increible, y una produccion mala donde las hubiere, sobre Dragon Rojo, tengo que estar de acuerdo contigo, encima doble, y era bastante peñazo, pero Hacia lo Salvaje y Nocturnal, a mi me gustaron.

        • Sico_pata dijo:

          Te compro los matices.
          El 1 como con HdS mejores canciones que produccion
          El 2 la concreción y éxito
          El 3 me encantó porque exploraba más
          Luego la repetición
          Dragón el bajón y aburrimiento
          Los siguientes mejoran pero me veo un bucle infinito

          El ejercicio era de todas maneras para demostrar que no es tan vierto que los grupos de los 90 fueran la quinta esencia musical mundial o latina ni tan siquiera nacional como parece que Matías deja entrever en su artículo. Y que en una línea también se pueden despachar a gusto trabajos musicales de relumbrón como ha sido los primeros párrafos del artículo

  17. Miau dijo:

    zaragoza no es todo Aragon.

    Que pasa con Huesca?? Hay una escena potente como para destacar (o criticar) 3 o 4 bandas como haces con Zaragoza…

  18. GCM dijo:

    Menuda poca clase tienes,tu,Oh Gran Matias Uribe,que te hemos tenido que aguantar tus criticas nefastas durante tantos años,que sino sonaban a Springsteen,Stones y a tus queridos Heroes,todos sonaban mal,no tenian chicha o cualquier estupidez que te inventabas.
    Que pongas tu,duda de grupos que estan luchando con esfuerzo(hecho que tu no has hecho nunca,mas que ponerte detras de tu maquina de escribir u ordenador) como Kleejoss Band,Bengala o que hagas comparaciones (si L4 Red te suena a Foo Fighters supongo que Maria Jimenez sera lo mas parecido a Janis Joplin) o que ya grupos como Tachenko,a los cuales no me considero que tenga nada en comun pero los respeto les saques faltas es de mucha clase querido Matias…
    Para mas Inri,nos vienes a dar lecciones con los 5 discos que pones como “mejores”….
    Amaral?…muy visto no?…y mas cuando ha pasado desapercido completamente…
    Gabriel Sopeña?…
    Y me vienes encima con otros de Banquillo que mejor no comento nada,porque se merecen un respeto.
    Afinate el oido Matias,y de verdad,cambia,creia que los años te habian cambiado,pero veo que sigues igual,dando clases sin saber,elogiando a tus colegas y desprestigiando a grupos o artistas que no te has parado ha escuchar mas de 5 minutos.
    Asi nos va,nuestra maravillosa prensa musical de nuestra tierra…
    Dime de que presumes Matias…
    Un lector que te ha leido mucho aun teniendo cosas mejores que hacer como tender la ropa….

  19. Pep dijo:

    Falta Mauro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *