Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

rutas para ver animales

Diez propuestas para avistar la riqueza faunística de la reserva Ordesa-Viñamala

Declarada por la Unesco como tal en 1977, actualmente abarca 117.000 hectáreas de las comarcas de Alto Gállego y Sobrarbe, incluyendo 11 municipios.

Sarrios en el territorio reservado de Ordesa-Viñamala.
Sarrios en el territorio reservado de Ordesa-Viñamala.
Reserva Ordesa-Viñamala

Situada al norte de la provincia de Huesca, en las comarcas de Alto Gállego y Sobrarbe, casi al límite de la frontera con Francia, la Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala fue declarada como tal por la Unesco en 1977. Es el segundo espacio de estas características más antiguo de España y su extensión se ha doblado desde sus inicios, pasando de algo más de 51.000 hectáreas entonces a las 117.000 actuales.

Este inmenso territorio montañoso abarca, entre otros entornos, el Parque Natural de Ordesa, las reservas de caza de Viñamala y once municipios de las citadas comarcas. La diversidad de fauna es proporcional a la extensión de este espacio, que resulta ser una de las mejores representaciones de los ecosistemas de montaña del Pirineo. Muchas de las especies que habitan en él tienen algún grado de amenaza por lo que las labores en la reserva se centran en conservarlas y mantener la diversidad biológica.

Para dar a conocer esta riqueza, se han diseñado una serie de actividades que acercan al visitante a los seres vivos que habitan en la zona. La reserva, dentro de un proyecto de cooperación con Faunapyr que persigue proteger los ecosistemas transfronterizos, ha ideado diez rutas para el avistamiento de fauna dirigido.

Las rutas comenzaron la semana pasada pero por delante todavía quedan seis propuestas que se desarrollarán durante todos los fines de semana de junio para hacer el recorrido mucho más accesible al visitante. Todas las salidas incluyen el avistamiento de fauna en diferentes puntos del territorio. De la mano de expertos, se trata de facilitar el conocimiento de las numerosas especies faunísticas que habitan en Ordesa-Viñamala, como mamíferos, aves, anfibios, reptiles o insectos.

Tras la salida desde Escuaín para ver aves, el paseo por el sendero de las Salletas, en Hoz de Jaca, repleto de mariposas, y los quebrantahuesos en los miradores de Revilla, la siguiente cita es este sábado, en Yésero. Será el punto de partida para recorrer el Barranco del Infierno, donde se podrán observar mamíferos forestales, avifauna e incluso ranas pirenaicas. El domingo se visitará el Barranco de Lasieso, en Biescas, donde se podrán conocer muchos tipos de aves.

El 12 de junio será el turno del valle de Barrosa, en Bielsa, donde se podrá ver avifauna de alta montaña, marmotas y varios anfibios. Al día siguiente, se visitará la balsa de las ranas en los ibones de Ordicuso, en Panticosa.

La próxima cita será en Sallent de Gállego, el 19 de junio, donde se hará la ruta entre del tozal de la cueva y el Portalet. Durante el recorrido, se podrá ver y explicar la migración de muchas aves que pasan por el Pirineo. La actividad del domingo 20 estará enfocada a todos los públicos, para que los más pequeños también tengan cabida dentro del programa. Consistirá en una demostración de anillamiento de aves en los llanos de Planduviar, en Broto.

Para cerrar el programa, el domingo 27 de junio se recorrerá el valle de Bujaruelo y Otal, en Torla-Ordesa, para conocer y observar las aves de esta zona de la Reserva Biosfera Ordesa-Viñamala. Todas las actividades son gratuitas pero para unirse a ellas es imprescindible apuntarse en el teléfono 974486472.

Faunapyr: Toda la fauna pirenaica en una web

Las especies que se pueden avistar en la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala están registradas en la web del proyecto Faunapyr, cuyo objetivo es aglutinar toda la fauna pirenaica en un solo portal. Actualmente, contiene un total de 1.148 especies, con predominio de las aves (654) y, muy de lejos, en segunda posición, las mariposas diurnas (213). También hay mamíferos (108), un orden de los insectos llamados odonatos (86), reptiles (61) y anfibios (26).

Pero este directorio está tan vivo como los ejemplares faunísticos que se registran en él y, lejos de ser una lista cerrada, los nuevos descubrimientos se van sumando. De hecho, cualquier senderista que se tope con una especie nueva puede introducir su avistamiento a través de la aplicación Natural List. Una vez aportada la información, los expertos la revisan y, si es correcta, la comparten en el portal de Faunapyr.

La web permite además ubicar en el mapa las zonas de mayor concentración de cada una de las especies que habitan en el Pirineo. De esta manera, se contribuye a poder conocer espacios naturales, como el de Ordesa-Viñamala, por libre pero con cierta ayuda.

Desde que la zona fuera declarada como reserva de la biosfera por la Unesco, el modelo de desarrollo de este espacio se ha ido adaptando a los tiempos. En la actualidad, a la preservación del medio como objetivo principal se ha sumado la explotación turística sostenible. De hecho, entre la población que reside habitualmente en el territorio (unos 6.000 habitantes), el elevado número de segundas residencias en la zona y la amplia oferta de alojamientos, restaurantes y servicios de todo tipo, se calcula que la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala recibe cada año más de un millón de visitantes.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión