Despliega el menú
Viajes

aragón es extraordinario

Cañizar del Olivar, cuevas y bóveda estelar

La localidad ofrece un entorno pacífico, caminatas para todos los gustos y un increíble cielo estrellado, que ya se ha convertido en destino Starlight

Durante el año ejerce de médico en Barcelona. En vacaciones y fiestas de guardar, cuando siente la llamada del pueblo, acude presto. Andrés Guerrero se casó con la hija de uno de Cañizar del Olivar; ahí está el nexo fundamental. En las décadas subsiguientes se ha encargado de reforzar ese lazo con visitas, implicación y muchos paseos nutritivos. De hecho, y aunque no surge en la conversación, no sería de extrañar que allá en la Ciudad Condal haya más de un paciente suyo que haya recibido como remedio infalible contra la tristeza un frasco de aire puro de Cañizar.

“Me casé con una chica del pueblo y vengo desde el 86 –explica este galeno enamorado de su rincón turolense– pero ya había estado antes, en el 74, con unos amigos de la universidad. Cuando me preguntan qué es lo que más me gusta de este pueblo después de todos estos años, las respuestas son muchas: el entorno, la paz... estamos aislados, para bien y para mal, pero es una maravilla que no haya tránsito de vehículos, que tengamos tantas opciones para hacer excursiones... además de lo que ofrece la naturaleza, hay una serie de minas abandonadas desde hace un siglo que son dignas de verse... y de fauna no vamos mal servidos, con corzos, cabras montesas, algún cervatillo, colonia de buitres... muy interesante”.

Como apoyo de su juicio, el médico ofrece una anécdota muy ilustrativa. “Hace unos años apareció en el pueblo un ciudadano francés con su hija para pasar un día en el campo, y a la niña le gustó tanto Cañizar que regresaron al año siguiente, y al otro, y al otro;nos dijo que desde la primera visita, su hija no quería ir a ningún otro sitio en las vacaciones”.

Conciencia y energía

Cañizar cuenta con la Asociación Medioambiental El Acebo, creada hace 4 años. “La idea que movió esta iniciativa –explica Andrés– era y es proteger todo lo que tenemos, y potenciarla través de actuaciones diversas; desde sembrar pinos en la escombrera a organizar caminatas por entornos menos ‘pateados’, convocar a expertos en flora y fauna para charlas educativas... además, somos destino Starlight; un curso de fotografía nocturna con móvil es mi conquista de este verano. Tenemos el lujo de contar como profesor con el sacerdote Fernando Ruiz, padre superior en el Monasterio del Olivar y profesor Starlight; el monasterio pertenece a Estercuel, pero es un lugar de referencia para todos los pueblos cercanos. Fernando tiene una gran formación y es un excelente divulgador”.

En Cañizar, uno de los puntos más visitados es la Fuente de los Chorros, reflejo de la abundancia de recursos hídricos del pueblo. Entre las andadas recomendables desde el pueblo, Andrés recomienda el paseo por la zonas de las cuevas. “Están excavadas en roca arenisca, a un kilómetro del pueblo y a otro de la carretera general; en esa zona hubo antiguamente fábrica de papel, de las primeras en la zona. De hecho, Tirso de Molina estuvo en El Olivar, y quizá escribiera alguna de sus obras con papel de Cañizar. También es muy bonito y sencillo acercarse a nuestro pequeño pantano, muy cerca del pueblo, o dirigirse hacia la Ermita de San Juan, desde la que hay vistas muy bonitas”.

Un pueblo devoto que tiene a San Bartolomé como referencia pía

Aunque la coloquialidad lleva a acortar el nombre del pueblo en la referencia cotidiana, sobre todo en el hablar, lo cierto es que Cañizar del Olivar es el nombre oficial del pueblo por Real Decreto desde 1916. La influencia del cercano Monasterio Mercedario del Olivar fue decisiva en este hecho. Situado al norte de la Sierra de Sant Just, en pleno sistema ibérico, Cañizar y su pasado minero tiene dos nombres principales como referencia: las antiguas explotaciones de La Cañizara y La Manolita.

En Cañizar, el patrimonio religioso se centra sobre todo en la iglesia de la Asunción, del siglo XVIII y estilo barroco. El templo es una obra de mampostería y cantería con tres naves de tres tramos: la central cubierta por bóveda de medio cañón con lunetos y las laterales con bóveda de arista; el crucero se cubre con cúpula sobre pechinas. La fachada, en el hastial de poniente, tiene elementos originales dentro del barroco, sobre todo en materia de composición: la portada, de medio punto entre columnas corintias y la hornacina superior, se inscriben en un gran arco de medio punto que llega hasta la coronación de la fachada, modificando su perfil, que se transforma en mixtilíneo.

La torre, situada a los pies –en el lado de la epístola– es de cuatro cuerpos de cantería; el último, que alberga las campanas, es octogonal y tiene huecos de medio punto.

Las principales celebraciones populares en el pueblo llegan el 29 de enero por San Valero, con hogueras en la calles y comida popular, en la que nunca falta el ternasco, mano de santo para combatir el frío propio de la época. La cita veraniega con el festejo es el 24 de agosto, en honor a San Bartolomé. Aunque este año no se ha podido celebrar, los cañizarinos guardan intactas las ganas de fiesta para el año próximo.

El agua, recurso rescatado y símbolo de vida para el pueblo

Hace dos años, HERALDO se hizo eco de un notabilísimo logro protagonizado por un agente forestal nacido en Cañizar del Olivar: Javier Navarro, que en su día fuera también alcalde de Montalbán. Navarro obtuvo un reconocimiento a nivel mundial de Coca Cola por su proyecto ‘Plantando agua’, que comenzó en 2014 y ha sido decisivo a la hora de recuperar recursos hídricos en la zona tras el devastador incendio de 2009, que quemó 7.300 hectáreas de bosque en terreno de varios municipios contiguos de la zona de Majalinos.

El agua resulta fundamental en la zona; las fuentes son vida. El alojamiento alusivo a la emblemática Fuente de los Chorros en Cañizar es otra muestra del sentir local al respecto: se trata de una vivienda de alojamiento no compartido y categoría superior, con todas las comodidades: tiene tres habitaciones dobles y una habitación individual.

CAÑIZAR DEL OLIVAR

Comarca. Cuencas Mineras.

Cómo llegar. Desde Teruel, su capital de provincia, hay 87 kilómetros por la N-420.

Comer y dormir. El bar de la plaza ofrece también comidas. El pueblo cuenta con camping municipal, que acostumbra a estar abierto todo el año y suele recibir aficionados a las motos en época de competición en Alcañiz, aunque en 2020 no ha abierto debido a la pandemia. También se dispone de otra opción de alojamiento con la Casa Rural Los Chorros, situada junto a la fuente del mismo nombre.

Amigos de Cañizar del Olivar. Este grupo público insertado en la red social Facebook suma 617 miembros y se prodiga en instantáneas, recuerdos y actividades relacionadas con el pueblo.

Artículo incluido en la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios