Despliega el menú
Viajes

turismo

Del salto del Batán al castillo de Mesones, un paseo a orillas del río Isuela

La comarca del Aranda ofrece propuestas de naturaleza y también visitas guiadas a una decena de enclaves de interés.

Castillo de los Luna, en Mesones de Isuela.
Castillo de los Luna, en Mesones de Isuela.
Gobierno de Aragón

Conocida como la cara oculta del Moncayo, la comarca del Aranda esconde propuestas de naturaleza y turismo activo que se pueden complementar con visitas guiadas a los principales monumentos de interés.

El castillo gótico de Mesones de Isuela, el palacio del Papa Luna de Illueca o el Convento de la Consolación de Gotor son algunos de estos enclaves disponibles para conocer más a fondo de la mano de un guía.

Además, desde la comarca se favorecen las actividades de turismo activo, con acciones llevadas a cabo recientemente como el acondicionamiento de rutas para realizar en bicicleta de montaña o BTT, señalizadas y recogidas en una guía para los amantes de esta práctica al aire libre.

El territorio también es rico en senderos para recorrer a pie. Bordeando la orilla del río Isuela, que riega la zona más septentrional de la comarca, destaca el salto del Batán, y también se puede practicar escalada en el entorno de Calcena. Hacia el sur, se pueden realizar rutas hasta el embalse de Maidevera.

Turismo activo en el entorno de Calcena

Escondido en la cara sur del Parque Natural del Moncayo, en la margen izquierda del río Isuela y sobre el cerro de Santa Bárbara a 836 metros de altura, se encuentra Calcena. Su casco urbano conserva todavía el estilo morisco de su pasado y destaca la colegiata de Nuestra Señora de los Reyes.

El término municipal está atravesado por uno de los senderos calificados como GR (Gran Recorrido) de Aragón y cuentan con otros de Pequeño Recorrido (PR) contribuyendo así al atractivo del entorno de Calcena para la práctica de actividades al aire libre.

La comarca del Aranda cuenta con once rutas BTT señalizadas. Centro BTT Cara Oculta
La comarca del Aranda cuenta con once rutas BTT señalizadas.
Centro BTT Cara Oculta

En la zona se pueden realizar vías ferratas o practicar escalada, y también hay alternativas más sencillas, como las rutas a pie para conocer parajes naturales como el salto del Batán o contemplar las vistas de la cara sur del Moncayo desde la ermita de San Cristóbal.

A medio camino entre ambas localidades se encuentra el salto del Batán, un accidente hidrográfico producido por el río Isuela al que se puede acceder fácilmente. En la carretera comarcal A-2302, a unos cuatro kilómetros de Calcena en dirección Trasobares, el visitante encontrará una zona de estacionamiento no indicada a la derecha de la vía. Una flecha y un rótulo pintados a mano en el quitamiedos de la carretera señalan la senda que baja hacia la cascada. En la zona, conocida como el paraje de Pozos Altos se conserva todavía un puente de piedra de estilo románico que permite cruzar el río.

La variedad de su terreno hace de esta parte del Moncayo un espacio idóneo también para practicar BTT. De su promoción se ocupa el Centro BTT Cara Oculta, que ha señalizado y balizado once rutas en toda la comarca del Aranda. En total, 300 kilómetros de caminos que, en algunos casos, han necesitado de trabajos de limpieza y acondicionamiento dado su estado de conservación.

El castillo gótico de Mesones de Isuela

Junto con las actividades de naturaleza, la propuesta turística del Aranda incluye la visita a algunos enclaves de interés, como el castillo gótico de Mesones de Isuela, a media hora en coche de Calcena.

Este palacio, propiedad de los Luna, se construyó originalmente con una función militar y sus restos más antiguos datan del siglo XII. Posteriormente, el arzobispo Lope Fernández de Luna se haría cargo de su reconstrucción. Corría el año 1370 cuando éste fue designado capitán general para defender las fronteras del reino de Aragón de los ataques castellanos.

El castillo, que hizo las veces de fortaleza militar y de residencia nobiliaria, no se terminó de construir ya que los trabajos cesaron con la muerte de don Lope.

Éstas y otras historias, así como todos los detalles sobre su estilo gótico y las peculiaridades que hacen de este un castillo único, se pueden conocer en las visitas guiadas que se organizan desde Turismo de la comarca del Aranda.

Aunque el edificio es de titularidad municipal, la gestión de las visitas está concertada con la entidad supramunicipal, cuyos guías turísticos se encargan de dar a conocer este enclave.

Hasta septiembre, el castillo se puede visitar de martes a domingo, de 9.30 a 14 y de 17.30 a 20.30 horas. El pase tiene algo más de una hora de duración y el precio general es de 3.5 euros (2.20 euros la tarifa reducida).

Este año, por la situación especial, el aforo de los grupos se ha limitado al 50% del habitual, aunque por el momento no ha habido tanta concentración de visitantes al mismo tiempo. Según informan desde la oficina de Turismo, la media de volumen de los grupos es de diez personas y el número máximo registrado ha sido 19.

Además, de forma puntual se organizan visitas teatralizadas al castillo para las que conviene reservar con antelación poniéndose en contacto con las oficinas de Turismo del Aranda.

La visita al castillo de Mesones de Isuela solo se puede realizar de forma guiada, ya sea adquiriendo la entrada sencilla o bien si se dispone del bono turístico. Se trata de un tiquet especial que, por el precio de 10 euros y sin caducidad, da acceso a ocho monumentos de la comarca, incluida la citada fortaleza.

El Museo del Calzado de Brea de Aragón, el castillo-palacio del Papa Luna de Illueca o el Convento de la Consolación de Gotor son otros de los enclaves a los que se puede acceder con dicho bono, disponible en cualquiera de los puntos de información turística del Aranda.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Etiquetas
Comentarios