Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

GALARDONES

Touraine y Bauman, Premio Príncipe Asturias de Humanidades

Sus aportaciones en forma de instrumentos conceptuales para comprender mejor el cambiante y acelerado mundo en el que vivimos valieron hoy a los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010.

El jurado, reunido en la ciudad de Oviedo, en el norte de España, decidió distinguir con el galardón a estos dos intelectuales que nacieron en el mismo año, 1925, pero que nunca trabajaron juntos, aunque están unidos por su visión crítica con la modernidad. Se encuentran dentro "de la más brillante tradición intelectual del pensamiento europeo", destacó el acta del jurado sobre el francés y su colega de origen polaco y nacionalidad británica.

Touraine y Bauman se impusieron sólo por un voto en la decisión final del jurado al japonés Shigeru Miyamoto, a quien se considera el padre de los videojuegos modernos. El galardón está dotado con 50.000 euros (61.000 dólares) y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró.

Touraine, historiador además de sociólogo, es autor de trabajos sobre la sociedad post-industrial, un término acuñado por él, "que han permitido entender e interpretar el sentido profundo de las grandes transformaciones de nuestra época", destacó el jurado, que incidió en su "reflexión continua y enriquecedora acerca de los problemas derivados de una convivencia necesaria por encima de las diferencias humanas".

El francés es alguien muy vinculado al ámbito del pensamiento hispanoamericano. Tras pasar por la Escuela Superior de París y las universidades estadounidenses de Rockefeller y Harvard, fundó en 1956 el Centro de Investigación para la Sociología del Trabajo en la Universidad de Chile.

Este jueves aseguró recibir el premio como un reconocimiento a un trabajo "que ha estado constantemente vinculado con el mundo hispánico, desde Chile y el conjunto del continente iberoamericano, hasta España misma".

"Este premio aumenta aún más mi conciencia de ser un intelectual latino que encuentra en el mundo hispánico, como en los mundos italiano y francés, las orientaciones básicas del trabajo de toda mi vida", indicó en un comunicado.

Su principal tema de trabajo es la sociología de la acción. Y sus tesis más recientes se refieren al individuo como agente de los movimientos sociales.

Opositor a los movimientos neoliberales de los años 90, defiende el impulso de un nuevo movimiento social que haga frente a la globalización, un fenómeno que en su opinión fragmenta la sociedad y fomenta el individualismo.

De Bauman, los miembros del jurado subrayaron su estudio a fondo de "la condición social del hombre postmoderno en un mundo inestable y de valores perecederos. En su decisivo análisis de esta realidad, Bauman ha acuñado el término de 'modernidad líquida', agudamente desarrollado en su obra homónima".

Su análisis de los vínculos entre la modernidad, el nazismo y el comunismo posmoderno le han valido gran reconocimiento internacional. Sus teorías han ejercido además gran influencia en los movimientos antiglobalización.

El concedido hoy fue el tercero de los ocho Premios Príncipe de Asturias que la fundación homónima falla este año. El de las Artes fue para el escultor Richard Serra y el de las Ciencias Sociales, para el equipo arqueológico que descubrió los famosos guerreros de terracota de Xian. Los galardones serán entregados en el otoño español por el príncipe Felipe, en una ceremonia en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Etiquetas