Vivienda

La demanda de piscinas modulares se normaliza: precios y recomendaciones

Según los datos del Catastro, en Aragón se construyó casi una piscina al día durante 2022.

Una piscina prefabricada de la marca 'Laghetto', de Novosat Pool.
Una piscina prefabricada de la marca 'Laghetto', de Novosat Pool.
Novosat Pool / Astrapool

La fiebre por las piscinas ya no es la que era tras la pandemia. Las empresas de reformas detectaron un pico de ventas en vasos de agua justo cuando muchas personas pasaron a vivir de pisos a unifamiliares por culpa de la covid. Y esos metros cuadrados extra del jardín había que llenarlos con algo.

Tanto es así que, según los datos del Catastro, en Aragón se construyó casi una piscina al día durante 2022. Dentro de esta demanda, las piscinas modulares, prefabricadas, o portátiles tuvieron un auge importante. Ahora, según las empresas del sector, la venta de estos vasos de agua "se ha normalizado", aunque todavía sigue a la orden del día. Según Julio Yuste, uno de los socios de Novosat Pool, "el mercado se ha estabilizado". "Además, ahora con la subida de la inflación se ha notado más en las ventas", añade.

Esta empresa zaragozana tiene una línea dedicada solamente a las piscinas prefabricadas, bajo el nombre 'Laghetto'. "Son de calidad, no las típicas desmontables que compras en cualquier gran superficie. Por eso, son para un nivel adquisitivo más alto. Al final, de estas sí que se venden las mismas porque son más caras, pero te duran más tiempo", comenta. Están hechas al estilo italiano, con hidromasaje, con paneles exteriores de fibra.

Una piscina prefabricada de la marca 'Laghetto', de Novosat Pool.
Una piscina prefabricada de la marca 'Laghetto', de Novosat Pool.
Novosat Pool

Es el público con un nivel adquisitivo medio el que ahora pide menos piscinas. "Las prefabricadas que tenemos parten de un precio de 9.000 euros. Las tenemos también de 12.000, 17.000...", dice Yuste. Depende del tamaño y de los acabados, claro. 

Para Enrique de la Rosa, de Prear Arquitectos, las piscinas modulares "son muy variables". "Suelen ser más pequeñas  de lo normal, porque deben caber en los camiones que las transportan. Por carretera, la anchura máxima es de 2,5 metros", dice De la Rosa. Respecto al precio, pueden ser "un poco más económicas" que las de obra, aunque conforme aumenta el tamaño se iguala el coste. "Al ser industrializadas te permite ahorrar un poquito más", añade.

"Sigue habiendo algo de demanda con las piscinas industrializadas. La gente no las conoce tanto. Son bastante cómodas: llegas, la colocas y te olvidas", asegura este arquitecto. Estos vasos de agua se llenan con la manguera (no tienen orificio de entrada de agua) y se vacían con una bomba, además de que el clorador va incluido en la construcción. 

"El coste depende mucho de lo que quiera el cliente y de dónde lo vas a poner. No se pueden colocar en terrazas que tengan vecinos debajo, claro, porque si no habría que hacer labores en la estructura de la vivienda. Las piscinas de este estilo suelen ser bonitas y muy cómodas", comenta De la Rosa. El precio por una prefabricada básica ronda los 10.000 euros. "Nosotros recomendamos que, si se quiere un vaso de agua grande, se opte por una de obra más tradicional. Las modulares o prefabricadas quedan muy bien en los jardines de los chalés adosados, en un espacio de unos 50 metros cuadrados. Te puedes hacer un espacio 'chill out' con mesas y sillas, y queda muy bonito", continúa el fundador de Prear Arquitectos.

Piscinas en las terrazas

También existe la opción de colocar piscinas prefabricadas o desmontables dentro de casa, siempre teniendo precauciones. El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza (Coaatz) lanza todos los veranos un aviso con respecto a la instalación de vasos de agua en las terrazas, ya que se suele producir algún derrumbe de forjado por el excesivo peso al sobrecargar la estructura con la instalación de una piscina portátil.

En la actualidad, en los edificios en construcción, la capacidad de sobrecarga del forjado de la azotea o de una terraza suele ser de 200 kilos por metro cuadrado, valor que equivale a 20 centímetros de altura de agua. Por ello, desde este colegio trasladan varias recomendaciones sobre el uso de estas piscinas como: no llenar más de 20 centímetros de altura de agua si el edificio es de reciente construcción, mientras que para inmuebles más antiguos esta altura de agua será en todo caso igual o menor y dependerá de la antigüedad y el tipo del forjado.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión