Sociedad
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Entrevista

María José Alonso: "Con las vacunas, la nanotecnología ha salvado a la humanidad"

Catedrática de Tecnología Farmacéutica, nació en Carrizo de la Ribera (León) en 1958. En la Universidad de Santiago de Compostela combina docencia, investigación, gestión y emprendimiento.

María José Alonso ofreció en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza la IV Lección Cajal.
María José Alonso ofreció en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza la IV Lección Cajal.
José Miguel Marco

Es experta en nanotecnología farmacéutica. Suena futurista, pero ¿es futuro o presente?
Su origen está en los sesenta, así que llevamos más de medio siglo de trabajo, pero es en torno al 2000 cuando surge el término nanomedicina y la actividad aumenta al empezar a comercializarse productos. Hoy existen más de 50 nanomedicamentos. Entre ellos las vacunas frente a la covid, que son nanovacunas, producidas haciendo uso de nanotecnología.

Todo un éxito.
El éxito más espectacular de la nanotecnología son las vacunas, ha salvado a la humanidad. Lo pienso y es alucinante: si no es por la nanotecnología, se hubiera muerto una parte importante de la población. La gente habla de vacunas ARN, pero sin nanotecnología, no hubieran funcionado. El ARN es importante, pero sin la nanopartícula que lo transporta, no puede llegar a la célula diana.

¿Por qué?Las moléculas de ARN mensajero son muy inestables, muy sensibles a la degradación, y han de ir protegidas en una nanopartícula de grasa. Además, las cadenas de ARN no tienen capacidad para atravesar membranas y nunca llegarían por sí solas al interior de la célula; necesitan un vehículo que las transporte. Un paso esencial para que esa información genética llegue a nuestras células y estas fabriquen el antígeno.

¿Cómo se cruzó la nanociencia en su carrera?
Tras realizar la tesis doctoral, a través de la literatura científica conocí esta nueva tendencia en Europa y me fui a formar junto a Patrick Couvreur, una persona pionera. A finales de los ochenta, aquel era un ámbito muy innovador, no había nada en España y a mí se seducía porque veía que era una tecnología muy de futuro, muy rompedora, muy capaz de mejorar los tratamientos, y eso me motivó. Cuando hacía mi ‘posdoc’ en Francia había muy pocos artículos publicados; ahora hay miles, es un ámbito que ha ido creciendo en importancia e interés.

Lo ha vivido paso a paso. ¿Qué campos se han ido abriendo?
Todo lo que llamamos terapias avanzadas y personalizadas hace uso de moléculas complejas que tienen dificultades para superar las barreras biológicas sin nanotecnología. Las nanopartículas actúan como vehículos transportadores de las moléculas activas –un anticuerpo monoclonal o ARN, por ejemplo– y llegan al lugar donde deben actuar: el hígado, el pulmón... En terapia génica necesitas un nanovehículo sí o sí. Para llevar material genético a las células, o usas un vector viral o un vector sintético que es la nanopartícula. También se usan en teragnóstico.

¿En qué consiste?
Une diagnóstico y tratamiento. En colaboración con hospitales y empresas, estamos en un proyecto muy ambicioso que se propone abordar el diagnóstico temprano y el tratamiento del glioblastoma con nanotransportadores capaces de atravesar la barrera que protege el cerebro, llegar a la célula tumoral, identificarla y aniquilarla. Es un tumor cerebral lamentablemente intratable a día de hoy.

Está abierta la cuarta dosis de vacunación anticovid. ¿Qué les diría a quienes no se animan?
Me vacuné tan pronto como pude, con eso lo digo todo. No somos totalmente conscientes de la grandísima suerte que hemos tenido y nos mostramos reticentes, pero tenemos ahí el caso de China, que pretendió pasar la enfermedad vacunando con menos dosis, se creían que con mascarilla y aislamiento iba a valer, y no, fueron la vacunas las que nos salvaron. Es un grave error no seguir vacunándonos, supone un problema para ti mismo y para los demás.

¿Por qué hay tanto interés en pasar del pinchazo a la vía nasal?
En países con poca estructura sanitaria se llega incluso a usar la misma jeringuilla para varias personas. Disponer de vacunas no inyectables, pasar de la jeringuilla a una gota en la nariz, es una ventaja, sobre todo para estos países menos desarrollados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión