Sociedad
Suscríbete por 1€

El Museo Pablo Serrano alberga una escultura de basura hecha por niños de Torres de Berrellén

La iniciativa, una toma de conciencia en clave artística sobre las agresiones medioambientales, partió del consejo escolar del CEIP Montes de Castellar

Escultura hecha por niños del colegio de Torres de Berrellén con basura recogida en la orilla del río Jalón.
Escultura hecha por niños del colegio de Torres de Berrellén con basura recogida en la orilla del río Jalón.
HA

“El nuestro es un pueblo muy movido; tenemos una vida cultural y asociativa con un carácter trepidante, de hecho”. Lo dice Chuma Sahún, geógrafo y presidente de la Asociación de Amigos del Melón de Torres de Berrellén, y lo corrobora la iniciativa de su esposa, Lorena Lianes, graduada por la Escuela de Artes de Zaragoza. Uniendo fuerzas con el colegio local, el CEIP Montes de Castellar, Lorena ideó el proyecto Trees-Trash, que une la vocación de cuidado del medioambiente con la expresión artística, materializada en una simbólica escultura que este viernes se trasladará al Museo Pablo Serrano de Zaragoza.

“La idea tiene varios años, pero no la habíamos podido materializar. Salí un día en bici con mi hija pequeña y le llamó la atención una botella amarilla de plástico tirada cerca del río. En el paseo fueron apareciendo más, las echábamos a la caja de la bici y pasado un rato ya no teníamos sitio para cargar basura. Obviamente, es un problema sin fronteras; las galerías de fotos de internet está lleno de las famosas islas de basura en ríos, lagos y mares. Hace cuatro años, la gente del Proyecto Libera vino a limpiar la ribera del Jalón y nos apuntamos como voluntarios unos cuantos en el pueblo; como estoy en el consejo escolar, le propuse al centro que en una siguiente ocasión se sumasen los pequeños, en la medida de las posibilidades de cada cual; en los dos años siguientes, la pandemia dificultó la organización de la actividad, pero esta vez entendimos que era posible plantearlo, y se acaba de hacer”.

"La idea no era solamente recoger basura, una actividad que suena a castigo si la imponen los mayores; es una toma de conciencia" 

A Lorena le llamó especialmente la atención una estadística aireada por los medios a principios de 2022. “Resulta que España es el segundo país que más plásticos vierte al Mediterráneo, solamente por detrás de Turquía. Saber eso hizo que volviera a plantearme hacer una acción de recogida con el colegio, y el director del centro Carlos Martínez la secundó al instante. La idea no era solamente recoger basura; se trata de mentalizar a los niños acerca de la importancia de la limpieza del entorno, no de llevarles a una actividad que suena a castigo si la imponen los mayores, es una toma de conciencia. La recogida incluía luego la creatividad de hacer una escultura eligiendo los elementos idóneos del conjunto de materiales rescatados”.

Alumnas de primaria del CEIP Montes de Castellar, durante la actividad de recogida de basuras en el entorno del Jalón.
Alumnas de primaria del CEIP Montes de Castellar, durante la actividad de recogida de basuras en el entorno del Jalón.
HA

Lorena aclara que el éxito de la idea ha sido la unanimidad en los apoyos recibidos. “El Ayuntamiento también se volcó, la actividad se hizo y estamos muy contentos. Los más pequeños, de 3 a 6 años, no fueron al río e hicieron recogida por los alrededores del pueblo; con los de 7 a 9 años nos acercamos a la acequia de las Escorredera, al final del pueblo, y con los de 10 a 12 nos acercamos al Jalón para hacer la recogida de materiales con ellos en ese punto”.

La escultura tiene un tronco hecho de listones de maderas recogidos en la ribera del río. “También tiene base de plásticos arrastrados por el agua. La madera representa la naturaleza, pero está muerta de muerte no natural, es culpa nuestra; en vez de tener hojas, como este árbol crece entre la basura, está coronado por plásticos”.

La escultura, expuesta en Torres para fines de conciencia general, llamó la atención del Museo Pablo Serrano por la fuerza simbólica de la iniciativa. “No queríamos tirarla a la basura, la verdad -explica Lorena- y pensamos en contactar museos para ver si alguno quería conservarla. Hablando con Chuma pensamos en empezar la ronda de consultas en el Pablo Serrano, y dijeron que sí, empezando por el propio director, Julio Ramón. Este viernes 8 de abril la llevamos, estará un tiempo aún no determinado allá y la idea es que luego itinere por otros sitios; hemos iniciado conversaciones con la Confederación Hidrográfica del Ebro, y existe la posibilidad de que se exponga en algún espacio de su influencia, con Casablanca como una posibilidad sólida”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión