Sociedad
Suscríbete por 1€

coronavirus

¿Qué hace tan temible a la variante sudáfricana?

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebran este viernes un encuentro para analizar la nueva variante del coronavirus que preocupa a los científicos por la treintena de mutaciones que ha desarrollado.

Trabajo con test de coronavirus en un laboratorio italiano.
Trabajo con test de coronavirus en un laboratorio.
Ciro Fusco / Efe

La  variantes sudafricana ha comenzado a copar titulares y ha provocado grandes caídas en bolsa. ¿Por qué? Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebran este viernes un encuentro para analizar la nueva variante del coronavirus causante de la covid-19 descubierta en Sudáfrica, y que preocupa a los científicos por la treintena de mutaciones que ha desarrollado. El primer caso en Europa se ha confirmado: una mujer que viajó a África ha dado positivo en esta variante. 

La detección de la nueva variante del coronavirus en Sudáfrica, identificada como B.1.1.529, preocupa a la comunidad científica porque presenta una amalgama de más de 30 mutaciones que, si bien algunas ya se habían observado en otras variantes, como la beta, esta es la primera vez que se ven juntas.

Esto es lo que ha provocado que esté bajo vigilancia y que se le otorgue el potencial de mayor transmisibilidad y una posible capacidad para escapar del coronavirus, explica a Efe el investigador Iñaki Comas, del Instituto de Biomedicina de Valencia (España), quien no obstante señala que aún es pronto para saber su verdadero impacto.

"Sin alarmismo, pero debemos vigilar y ver cuál es su trayectoria y tomar las medias necesarias, en el caso de que sean necesarias".

Según Comas, "es una variante que ha acumulado un número muy alto, mayor que otras veces, de mutaciones en la proteína de la espícula -la que usa el SARS-CoV-2 para entrar en la célula humana- y lleva una combinación de mutaciones que no habíamos visto antes".

Por ejemplo, en la variante alfa se habían identificado mutaciones que se creen estaban relacionadas con una mayor transmisibilidad del virus y en la variante beta con una reducción de la capacidad de los anticuerpos para combatirlo. Ahora, dice Comas, las mutaciones se observan juntas.

"Lo que hace saltar la voz de alarma no es tanto que de momento no sepamos lo que hace sino el potencial que podría tener, por eso se llaman variantes bajo investigación", afirma el científico, quien recuerda que en otras ocasiones se han identificado variantes con mutaciones preocupantes que luego han desaparecido o han sido desplazadas.

Comas insiste en que lo que se sabe hasta ahora es que existe una combinación muy preocupante de mutaciones pero no qué efecto tienen juntas, y relata que los laboratorios de Sudáfrica y otras partes del mundo están estudiando "a la carrera" si la variante reduce la eficacia de la neutralización del virus por anticuerpos y la efectividad de las vacunas, además de su crecimiento epidemiológico.

Parece, dice, que en Sudáfrica está siendo rápido, lo que implicaría una mayor transmisibilidad. No obstante, según la experiencia con otras variantes, "necesitamos verlas en otros contextos, en otros países, para saber si realmente es una transmisibilidad mayor intrínseca a la variante -lo que preocuparía más- o si hay algún factor epidemiológico que lo incremente".

En cuanto a las vacunas, detalla que algunas de las mutaciones detectadas en otras variantes reducían un poco su efectividad, pero aún así estas seguían siendo muy buenas. Ahora, en B.1.1.529, con varias mutaciones conocidas combinadas, hay que estudiarlo, dice el que fuera director, durante la pandemia, del consorcio SeqCovid-Spain, que secuenció miles de muestras.

Es importante que las autoridades sudafricanas hayan dado la alarma de manera tan temprana, lo que ayuda a la vigilancia en todo el mundo, subraya el investigador, quien declara que no hay que estigmatizar al país que detecta una nueva variante, que, además, no necesariamente tiene que albergar su origen.

Ayer las autoridades sanitarias sudafricanas confirmaron la detección de esta nueva variante, que presenta "una constelación muy inusual de mutaciones", pero su "significado aún es incierto", explicó el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP, una institución científica del este de Sudáfrica).

"La variante nos sorprendió, tiene un gran salto evolutivo, muchas más variantes de las que esperábamos, especialmente después de una tercera ola de (variante) delta muy severa", señaló Oliveira.

"Podríamos ver potencialmente esta variante expandirse muy rápido", lamentó este especialista, en base a los datos recogidos en la provincia sudafricana de Gauteng (en la que se encuentran Johannesburgo y Pretoria), donde en los últimos días el número de casos de covid-19 aumentó significativamente.

El grupo asesor de expertos de la OMS para nuevos patógenos analizara desde este mediodía los datos que se conocen de la variante B.1.1.529, conocida como variantes sudafricana, junto a sus colegas sudafricanos, como ya adelantó este jueves la jefa de la unidad técnica anticovid de la organización, María Van Kerkhove.

"No conocemos mucho de la variante aún, sabemos que tiene un alto número de mutaciones, y la preocupación es que ello afecte al comportamiento del virus", aseguró la experta, en el sentido de que pueda aumentar su capacidad de transmisión, o su resistencia ante tratamientos, diagnósticos y vacunas.

"Tomará unos días ver qué impacto puede tener y el potencial de las vacunas ante la variante", afirmó la experta estadounidense, quien vio en cierto modo positivo el descubrimiento, ya que en su opinión refleja que los laboratorios siguen controlando eficazmente las variaciones en el coronavirus.

La OMS advierte desde hace meses que un ritmo excesivamente lento en la vacunación, algo que todavía ocurre en países en desarrollo, puede dar lugar a nuevas variantes más peligrosas del coronavirus, y con ello retrasar el fin de la pandemia.

La nueva variante presenta "una constelación muy inusual de mutaciones", pero las consecuencias de ello aún son inciertas, explicó también el jueves en una rueda de prensa virtual el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP).

Hasta ahora se han confirmado casos de esta variante en Sudáfrica, en la vecina Botsuana y en Hong Kong (China).

El Gobierno británico ha actuado "extremadamente rápido" al introducir un veto desde este viernes a los vuelos procedentes de seis países africanos (Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto y Suazilandia) con un planteamiento centrado en la "seguridad" ante la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica, dijo este viernes el ministro de Transporte, Grant Shapps.

El Ejecutivo de Londres prohíbe desde las 12.00 GMT los servicios aéreos provenientes de seis destinos africanos, entre ellos Sudáfrica, ante la propagación de la variante B.1.1.529 de la covid-19, que podría hacer que las actuales vacunas sean menos efectivas.

"Es importante que nos aseguremos de que actuamos de manera inmediata y al hacerlo ralentizamos las cosas en cuanto a una potencial entrada (de la variante) en el país", explicó hoy Shapps al canal de televisión Sky News.

Inmediatamente surgen preguntas sobre la rapidez con la que se propaga la nueva variante, su capacidad para eludir parte de la protección que brindan las vacunas y qué se debe hacer al respecto.

Expertos británicos consideran que aún hay que esperar para saber qué tipo de amenaza concreta podría representar esa nueva mutación, al parecer más transmisible, y alertan de que no se puede descartar un cambio en las restricciones.

La nueva variante es "la más compleja y preocupante" vista hasta ahora, según afirmó este viernes la asesora médica de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, Susan Hopkins, a la emisora BBC Radio 4.

"El primer vistazo muestra que cuenta con una variedad de diferentes mutaciones, tiene 30 mutaciones distintas que parecen relevantes, el doble de lo que teníamos con la Delta", precisó.

Por otro lado, en declaraciones hechas al canal ITV, el profesor Adam Finn, miembro del Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización (JCVI), señala que la subida en los casos de covid-19 detectada en Sudáfrica podría estar vinculada a la mayor transmisibilidad de la citada variante.

"Ahora tenemos que esperar y ver qué clase de amenaza esta nueva variante podría representar. Si tenemos suerte, no será seria, pero podría ser muy grave", opinó ese experto.

Finn agregó que no desean "provocar ansiedad innecesaria en la gente" pero consideró que "todo el mundo debe estar preparado para la posibilidad de un cambio en las restricciones".

El experto indicó que se está trabajando para secuenciar las variantes en todo el Reino Unido a fin de determinar si ya se ha importado algún caso a este país del exterior.

Otro experto, James Naismith, director del Instituto Rosalind Frankling, apuntó a la emisora Radio 4 que la nueva variante hará "casi con seguridad" que las vacunas actuales sean menos efectivas.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión