Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

CCSC21

Un pulpo nos enseña a cuidar el planeta

Narrar la historia de la conexión entre un hombre y uno de los animales más cautivadores sirve a Pippa Ehrlich para crear conciencia ambiental.

‘My Octopus Teacher’, el documental dirigido por Pippa Ehrlich, habla de la conexión profunda entre naturaleza y ser humano.
‘My Octopus Teacher’, el documental dirigido por Pippa Ehrlich, habla de la conexión profunda entre naturaleza y ser humano.
Craig Foster / Netflix

Con encuentros submarinos diarios, un cineasta forja una singular amistad con un pulpo que vive en un bosque de algas en Sudáfrica y recibe una enseñanza decisiva: "El pulpo me enseñó que formas parte de este lugar, que no eres solamente un visitante y es una diferencia enorme". Su emocionante historia ha calado en millones de espectadores a través de ‘My Octopus Teacher’, emitido en Netflix y Oscar al mejor documental 2021. Su directora, Pippa Ehrlich, también ha descubierto un mundo nuevo, al cambiar el periodismo ambiental por una suerte de activismo emocional, pues "hablar de la conexión profunda entre naturaleza y ser humano es un mensaje tan potente que será la herramienta fundamental para impulsar los cambios necesarios para cambiar la trayectoria de nuestro futuro en el planeta Tierra".

En su opinión, "tenemos una enorme responsabilidad como narradores de enseñar lo que ocurre en el mundo, historias esperanzadoras y posibles soluciones. Nunca ha habido mayor necesidad de tener historia positivas sobre la naturaleza y las personas", y recordó una reciente encuesta que refleja que el 75% de los jóvenes prevén un futuro aterrador debido a la crisis medioambiental a la que nos enfrentamos como especie".

Convencida de que "tenemos que llegar a las mentes pero también a los corazones de las personas", considera que muchas de las historias que contamos hablan del impacto de los seres humanos sobre el mundo y solo nos hacen sentirnos mal con nosotros mismos, mientras que esta historia le da la vuelta al enfoque y habla sobre el impacto de la naturaleza sobre los seres humanos. Su éxito le hace ver que "la gente esta predispuesta a escuchar", en un momento "emocionante y estimulante para periodistas y activistas. Tenemos que sacudir las conciencias y el inconsciente humano. Ser como un mago, trabajar las emociones humanas además de sus pensamientos racionales", anima la divulgadora, buceadora y activista.

En el encuentro con ella que tuvo lugar en el marco del VIII Congreso de Comunicación Social de la Ciencia (CCSC21) bajo el lema ‘Comunicación y bienestar planetario’, Ehrlich declaró que su gran modelo de conducta en conservación en Jane Goodall. "Si quieres salvar el planeta, tienes que hablar la corazón de las personas, no buscar la confrontación y nunca pretender honor y gloria".

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de ciencia

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión