Sociedad
Suscríbete

¿Harto de las llamadas comerciales y de  publicidad en el mail? La Lista Robinson es la solución

Es un servicio gratuito para las personas físicas y con diversas tarifas para las empresas que sirve para no recibir publicidad sin consentimiento expreso.

Es un servicio de exclusión publicitaria al que pueden acceder tantos los consumidores, de forma gratuita, como las empresas, previo pago. Se enmarca dentro de la publicidad personalizada y su funcionamiento es bastante sencillo.

¿No sabe qué hacer con el volumen publicidad que cada día invade el buzón de entrada de su correo electrónico? ¿Y qué hay de esas llamadas inoportunas que ofrecen ofertas sea cual sea su tarifa de pago contratada en su móvil? A pesar de lo que cree, hay solución y se llama Lista Robinson. Es un servicio gratuito de exclusión publicitaria para que un particular "no reciba anuncios de entidades o empresas a las que no haya dado consentimiento expreso para ello", tal y como apuntan desde su página web www.listarobinson.es. 

De la misma manera, las empresas pueden inscribirse, aunque deberán pagar la tarifa que les corresponda en función del tipo que sean, su tamaño y el uso del servicio. Por ejemplo, las microempresas que consulten hasta 30.000 registros anuales no deberán pagar nada, mientras que las grandes empresas deberán pagar 5.500 euros anuales por la consulta de hasta 600.000 registros.

La plataforma destaca que apuntarse a esta lista es “rápido y sencillo”, pues solo hay que acceder a la web y seguir las instrucciones. Tras rellenar un formulario con datos personales y recibir un correo electrónico para verificar el registro, será necesario  introducir los canales por los que no desea recibir publicidad. Esto significa que la herramienta no solo sirve para las llamadas, sino que también es posible elegir que no llegue publicidad a través de SMS o email.

Así, una vez inscrito a la Lista Robinson, “sólo podrán enviar publicidad las empresas a las que haya dado tu consentimiento”. Además, la plataforma también permite revocar la autorización para llamadas comerciales de empresas a las que haya dado su aprobación previamente. No obstante, hay tener en cuenta que el efecto no será inmediato, ya que el proceso puede durar dos meses.

¿Qué hacer si sigue recibiendo publicidad?

Si es una de las más de 1.400.000 personas inscritas a la Lista Robinson -datos de mayo de 2021-, y sigue recibiendo mensajes publicitarios puede poner una reclamación a través de la sede electrónica de la Asociación Española de Protección de Datos (AEPD). La inscripción en la lista Robinson no caduca y solo dejará de estar activa si el ciudadano decide darse de baja. 

En cuanto a las empresas, estas deben ser conocedoras de que "siempre que vayan a hacer una campañas publicitaria han de consultar la Lista Robinson" para comprobar qué usuarios no han dado su conformidad para hacerlo. 

Al margen de su efectividad, puesta en duda por algunos de sus usuarios en redes sociales, lo que está claro es que esta lista 'mágica' puede hacer naufragar spams publicitarios y llamadas indeseadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión