Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Saúl Craviotto: "No soy el hombre perfecto, solo se me da bien remar y cocinar un poquito"

El policía y piragüista ha ganado cinco medallas olímpicas. La última, la plata de K4 en Tokio 2020.

Saúl Craviotto en una imagen de archivo
Saúl Craviotto en una imagen de archivo
EP

Craviotto, leyenda eterna: se convierte en el olímpico español más exitoso de la historia.

El anónimo policía y deportista de éxito ya es un fenómeno de masas, por mor de sus habilidades remando y cocinando. Saúl Craviotto se colgó en Tokio su quinta medalla olímpica y ya le arrastran casi obligado hacia la sexta en París 2024. Él se deja querer pero allí estará, compitiendo en el Sena. Eso sí, de momento, solo quiere vacaciones.

¿Cómo lleva la fama, la presión de que todo el mundo esté pendiente de usted?

Con normalidad, naturalidad. Cuando comienzas a tener éxitos todo el mundo está más pendiente de ti, quiere que saque más medallas y los focos se centran más en tu persona, pero hay que intentar llevarlo con naturalidad.

¿Es usted el hombre perfecto?

Para nada, solo se me da bien remar y cocinar un poquito. El resto son defectos como cualquier ser humano.

¿Piensa en esos milímetros que le separaron del oro o no es de darle muchas vueltas al coco?

Que va, estoy súper contento con la plata. Fue un resultado maravilloso y dio rabia porque fue por milímetros y muy poquito, pero es lo que hay. Los alemanes fueron mejores y así es el deporte. Yo estoy muy orgulloso.

¿Y tiene tan claro como el resto de autoridades que estará en París?

Igual no lo tengo tan claro, pero sí hombre, sueño con París, lo tengo ahí latente. Voy buscando motivaciones a corto plazo. A mi edad ya no veo el largo plazo.

¿Cómo encuentra esas motivaciones?

No es fácil porque mi día a día es complicado: tengo muchos eventos, viajes, compromisos. Tengo un gran equipo detrás, empezando por mi mujer, que comprende lo que hago. Y teniendo el apoyo de mi gente es un poco más fácil conseguir esos objetivos y encontrar la motivación.

¿Su mujer ya le ha dicho que en París se acabó?

Ella me apoya en todo lo que haga si me ve feliz, como yo con ella. Si yo estoy capacitado para llegar allí estará a mi lado, y si no, también. Eso es lo bonito de la pareja.

¿La polémica con el proceso de selección del K4 le quitaron las ganas de seguir?

Si te soy sincero apenas me acuerdo ya de eso. En el deporte pasan estas cosas. Son procesos de selección, hay más deportistas que plazas y unos se tienen que quedar fuera y se lo pueden tomar de una manera u otra, pero así son las cosas. Hay que seguir adelante. Ni pienso en ello.

Ahora de vacaciones... ¿mar o montaña?

Pues un poco de todo, he estado en el mar, en la montaña y ahora me iré a Lanzarote. También he pasado tiempo en casa, que para mi esas sí que son unas vacaciones.

Hablaba antes de objetivos a corto plazo, de la retirada tras París... ¿qué le apetece aprender?

A mí me apasiona el deporte y me encantaría algo relacionado con el deporte. También me gusta la gastronomía, tengo una participación en un restaurante en Londres, en un mes publico un libro de gastronomía... también es un sector que me gusta mucho y donde voy haciendo mis pinitos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión