Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Kiko Rivera dice que su madre le debe tres millones de euros

El hijo de Isabel Pantoja reniega del apellido de la tonadillera y cuestiona la figura de su tío Agustín.

Kiko Rivera en 'Gran Hermano Dúo"
Kiko Rivera en 'Gran Hermano Dúo"

El conflicto entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja, lejos de apaciguarse parece recrudecerse día a día. Han pasado ya dos meses desde que el Dj ofreciera su primera entrevista en la que calificaba a la cantante de mala madre y mala abuela y ponía en duda la gestión del patrimonio que la tonadillera había realizado con la herencia que el joven debería haber recibido de su padre, el malogrado Francisco Rivera, Paquirri.

Ahora, vuelve a hablar en la misma revista, 'Lecturas', y de la mano de nuevo de Mila Ximénez, para afirmar que su madre le debe una cantidad millonaria: "Según mis cálculos, mi madre me debe tres millones de euros aproximadamente".

A pesar de ello, el Dj niega rotundamente que tenga intención de denunciarla. Sus abogados intentan contactar con los de la artista con objeto de llegar a un acuerdo aunque todavía no saben quiénes son, por lo que parece una misión complicada. Sobre la mesa está la posibilidad de vender Cantora, la finca de Medina Sidonia en la que viven Isabel Pantoja y parte de su familia, herencia de Paquirri, y de la que a Kiko le pertenece el 47,6%. Así las cosas, si la cantante quisiera realizar algún tipo de operación con esta propiedad no tendría más remedio que contar con su hijo.

Tampoco le salen las cuentas cuando habla de la hipoteca que firmó cuando su madre estaba en la cárcel y que asciende a 1,2 millones de euros: "Era para que mi madre pagara la multa o la fianza, no lo recuerdo", explica Kiko, de 36 años. Según su propio relato, la tonadillera llevaría más de un año sin pagar esa letra que, en definitiva, está a nombre de su hijo.

En la entrevista, Kiko afirma que ha levantado el último embargo que pesaba sobre Cantora y asegura que, actualmente, las deudas existentes son solo de su madre. Una situación que más allá de las cuestiones económicas ha enturbiado completamente la relación familiar haciendo más difícil un posible acuerdo.

Kiko Rivera se queja especialmente del comportamiento de su madre con sus nietas, las hijas que tiene el artista junto a la sevillana Irene Rosales, mientras ensalza la actitud que la joven está teniendo en medio de esta compleja situación familiar.

Sin embargo, reconoce que recientemente ha mostrado interés en hablar con ellas. Tras unas fiestas navideñas muy difíciles por la ausencia de sus suegros, ambos fallecidos en el último año, y de su madre, por el distanciamiento, Kiko afirma que, en su caso, es muy duro "ser huérfano sin serlo".

También cuestiona con dureza la figura de su tío y representante ocasional de su madre, Agustín Pantoja, al que califica de "mantenido" y le recrimina que esté viviendo en su casa, aunque lamenta que la situación se haya degradado tanto con él ya que lo consideraba como un padre. "Soy yo el que no quiere el apellido Pantoja ni con agua caliente", sentencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión