Despliega el menú
Sociedad

navidad

¿Cómo se celebra la Nochevieja en otros países?

Aunque en España existe la tradición de comer uvas, en otros lugares del planeta las costumbres a la hora de celebrar la última noche del año varían notablemente.

En Francia no hay campanadas, pero lo que no faltan son los brindis con los clásicos champagnes franceses.
Los costumbres navideñas cambian de forma considerable según el país. 
Pexels.

A pesar de lo familiarizados que estamos con la tradición de comer las uvas en Nochevieja, se trata de una costumbre relativamente nueva. Su origen se halla en el excedente de producción de esta fruta que se dio en Alicante en 1909, momento en el que se popularizó este hábito para toda la población del país. 

Una práctica que se ha extendido a otros países latinoamericanos por la influencia española. No obstante en otros lugares del mundo las costumbres varían notablemente. Bajo estas líneas puedes conocer algunos casos.

  • Dinamarca: cuando llega la medianoche del 31 de diciembre, en el país escandinavo es tradición tirar platos contra la puerta de la vivienda de los amigos en señal de afecto. De hecho, de acuerdo con esta práctica, esto trae buena suerte, por lo tanto, cuantos más platos rotos, más suerte se considera que se tendrá el próximo año. Otro rito consiste en saltar encima de una silla a las 0.00, un hecho que también se relaciona con la fortuna.
  • Francia: a pesar de las reuniones multitudinarias que se producen año tras año en zonas significativas como los Campos Elíseos (que este año no podrán llevarse a cabo a causa de la pandemia), la principal diferencia con España es que en el país vecino no hay campanadas, ni tampoco se da la práctica de ver la televisión en los últimos segundos del año. Lo que no faltan son los brindis con los clásicos champagnes franceses.
  • China: en el gigante asiático, para empezar, no se celebra la Nochevieja el 31 de diciembre, sino que se hace con la segunda luna nueva tras el solsticio de invierno, que suele ser entre el 21 de enero y el 20 de febrero. Otra diferencia es que la festividad dura más días. Asimismo, destacan como características la presencia del color rojo (muy ligado a la leyenda que envuelve el origen de la celebración), los fuegos artificiales y la búsqueda y celebración de la abundancia.
  • Perú: en el país latinoamericano también toman las doce uvas al ritmo de las 12 campanadas, al igual que en España, pero la ropa interior de la última noche del año debe ser amarilla y no roja y debe estar puesta del revés. Además, en algunas zonas, ponen un huevo debajo de la cama que abren al día siguiente para interpretar el dibujo formado por la yema.
  • Estados Unidos: el reparto de besos es un clásico del Estado norteamericano el 31 de diciembre, pues sus habitantes tienen muy en cuenta la superstición de que no entrar en el nuevo año besando significa 365 días de soledad. Otros de los hábitos es cantar cerca de la medianoche el ‘Auld Lang Syne’ (‘Por los viejos tiempos’), una antigua balada escocesa que trata de viejas amistades y los actos bondadosos en tiempos pasados y que se utiliza generalmente para marcar finales, despedidas y nuevos comienzos.

Apúntate a la newsletter de planes con niños y recibe en tu correo todo tipo de ideas para entretener a los más pequeños de la casa. Consejos, manualidades, juegos, experimentos...

Etiquetas
Comentarios