Sociedad
Suscríbete

curiosidades

El amor en los tiempos de la covid: un  anciano toca el acordeón ante el hospital en el que está ingresada su mujer

Stefano y Carla no habían estado nunca hasta ahora tanto tiempo separados en sus 47 años de matrimonio. 

Stefano, de 81 años, toca el acordeón ante el hospital en el que está hospitalizada su esposa.
Stefano, de 81 años, toca el acordeón ante el hospital en el que está hospitalizada su esposa.
Valerio Marangón

El amor en los tiempos del coronavirus da lugar a escenas como la vivida en la localidad italiana de Castel San Giovani, en la provincia de Plasencia. La pareja protagonista no es joven de edad, pero sí deja patente que hay muestras de cariño con las que se puede desafíar el paso del tiempo y las circunstancias como una pandemia . 

Así, se  ha viralizado un vídeo en el que un anciano de 81 años, sentado en una silla con su mascarilla, su sombrero de pluma y su acordeón,  toca una melodía frente al hospital de Castel San Giovanni en el que está ingresada su esposa. Aunque el protocolo anti-covid le impide ir a visitarla, él se las ha ingeniado para hacerle llegar su música y su amor, y de paso hacerle más llevadera la estancia en el centro hospitalario mientras espera su recuperación. "La poesía y la vida misma", resume Mariangela Paone, que se ha hecho eco en Twitter de la escena con este mensaje: 

La emisora italiana Radio1 localizó y entrevistó al protagonista del vídeo, Stefano Bozzini, quien explica que lleva 47 años casado con su esposa, Carla, y nunca habían estado tanto tiempo separados. Por suerte, ambos se han podido reencontrar ya en casa porque la mujer ha sido dada de alta. La historia de amor de Stefano y Carla ha dado la vuelta a Italia y está también recibiendo aplausos fuera de su país.

Fue Valerio Marangón, amigo de Stefano, quien dio a conocer en Facebook la historia. Ahí Maurizio Bozzini, hijo de Stefano, explicaba que, dado que ni siquiera los familiares más cercanos podían visitar a su madre en el hospital, preguntaron a las enfermeras si podían disponer de unos minutos en un patio exterior del hospital para que su padre pudiera tocar dos o tres canciones a su mujer, que miraba por la ventana, y así hacerla feliz durante ese tiempo. Y así lo hicieron.  

Stefano Bozzini, de 81 años, saluda a su esposa, que lo mira desde la ventana del hospital.
Stefano Bozzini, de 81 años, saluda a su esposa, que lo mira desde la ventana del hospital.
Valerio Marangón

Recientemente, el padre de un niño enfermo de leucemia bailó en el exterior del centro hospitalario para hacer más llevadero el tiempo en el que el pequeño recibía la sesión de quimioterapia. Aunque no podía estar a su lado porque solo estaba permitido que lo acompañara un adulto y fue su madre, el padre amenizó la estancia del niño con sus piruetas.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión