Despliega el menú
Sociedad

sociedad

"Con los rebrotes vemos que hay más gente joven con VIH que se infecta de covid"

La asociación zaragozana Omsida insiste en la necesidad de cumplir las medidas de protección para un colectivo que tiene el mismo riesgo que otros, aunque se habló de que sus tratamientos podían protegerles.

Sede de Omsida en el Barrio Delicias de Zaragoza.
Sede de Omsida en el Barrio Delicias de Zaragoza.
Heraldo.es

Las personas con enfermedades que atacan al sistema inmunitario han tenido muchas dudas sobre su situación frente a la pandemia de covid-19. En el caso de las diagnosticadas con VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) se ha visto además un repunte con la nueva oleada de contagios de coronavirus. "Con los rebrotes vemos que hay más gente joven con VIH que se infecta de covid", explica Juan Ramón Barrios, presidente de Omsida, la organización zaragozana que asesora al colectivo.

"En principio, cuando saltó la alarma del coronavirus recibimos un aluvión muy importante de consultas de usuarios preocupados por la relación que podía haber, al ser una enfermedad que afecta también al sistema inmunológico. Todos tuvieron miedo de cuáles podían ser las consecuencias", reconoce sobre los primeros días de marzo en los que comenzó el confinamiento de la población para frenar el avance de la pandemia.

Ni más riesgo ni protegidos por sus tratamientos

Desde el Ministerio de Sanidad se incluyeron entre los colectivos de riesgo aquellos que tuvieran enfermedades que debilitaran su sistema inmunológico, pero no estarían los casos de VIH ya que la mayoría con los tratamientos actuales tendrían defensas suficientes, según los baremos que fijó el Ministerio de Sanidad. Desde este se ha venido informando que las personas con VIH no tienen mayor riesgo de contraer covid. Sanidad también apunta que los medicamentos con antrirretrovirales que toma el colectivo no le protejen del contagio de covid, ya que hasta el momento no hay evidencia de que lo consigan, aunque que hay estudios que tratan de probarlo.

Barrios apunta a que el riesgo de contagiarse de coronavirus viene por otros de los factores que afectan a la población en general "no por la inmunosupresión". Entre ellos, la presencia de otras enfermedades como hipertensión, cardiobasculares, tumores...  "Más del 50% de las personas con VIH tienen más de 50 años, por lo que hay que ir sumando otra serie de factores", explica. Además, recuerda que la enfermedad trae consigo un  "envejecimiento prematuro".

Durante los primeros meses de pandemia "se estaba viendo que la incidencia era menor en personas con VIH que en el resto de la población, por eso se habló de que tuvieran algún refuerzo inmunitario", recuerda Barrios.

Sin embargo, explica que ahora esa situación ha cambiado con los rebrotes, principalmente, porque como en otros colectivos algunas personas se han relajado con el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. Los contagios han venido por situaciones en las que no se ha respetado la distancia social, se ha participado en alguna actividad grupal o encuentro familiar, pone como ejemplos. En la mayoría de los casos no ha sido necesario el ingreso hospitalario.

La asociación cerró su sede durante el confinamiento y prestaron sus servicios de asesoramiento por teléfono o internet. Incluso entregaron a domicilio las medicinas de aquellas personas que no se atrevían a ir a la farmacia del hospital. Lo que no pudieron hacer fueron las pruebas rápidas para la detección del VIH, que retomaron el pasado 18 de mayo cuando reabrieron con las medidas de distancia social y desinfección que recomiendan las autoridades sanitarias.

Pruebas rápidas de VIH

Pese al parón de dos meses, en las 243 pruebas rápidas de VIH que llevan en lo que va de año han detectado 15 personas positivas. Una cifra elevada en comparación con otros ejercicios donde suelen hacer unas 700 en todo el año y salen unos 20 casos. Barrios no encuentra una sola razón, y cree que quizás ha influido la salida tras la cuarentena por la covid porque "cuando se acabó el confinamiento y la gente salió a relacionarse tuvimos muchas consultas".

"Es un problema de salud pública que si no se ponen recursos, incluso sigue habiendo algún repunte cada año", advierte. En Aragón, unas 5.000 personas tienen VIH, de las alrededor de 150.000 que hay en España. Por ello, han estado preocupados por que se mantuvieran los fondos públicos que sostienen buena parte de sus programas. "Como la prioridad absoluta era la covid, temimos que las convocatorias públicas se resintieran". Una situación que vivieron con los fondos de Salud Pública, pero que terminaron por concederse. Un gesto que ha mostrado el "compromiso con el VIH desde el Gobierno", destaca. La asociación tiene previsto lanzar una campaña de captación de socios después del verano para reforzar su financiación.

Respecto al campo de la investigación, Barrios se muestra "cauteloso" ante los anuncios de una vacuna para la covid. En el caso del VIH, hace décadas que se trabaja en una, aunque en la actual crisis sanitaria hay más medios y se avanza más rápido. "El VIH tardaron tres años en aislarlo e identificarlo y este en pocos meses ya lo han identificado", apunta. Cree que "es más fácil encontrar un tratamiento que frene la covid, que una vacuna". En este último caso habrá que tener en cuenta los posibles efectos secundarios. 

Más esperanza tiene en la línea de investigación que ha permitido que haya tres casos de curación de VIH en el mundo. El objetivo de la organización es conseguir que aumenten al 90% el número de personas en las que los tratamientos reducen el virus a "indetectable" y no puede contagiar a otra. "En los países desarrollados se está consiguiendo", afirma.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios