Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

rEDES SOCIALES

Un padre en apuros pregunta en redes cómo limpiar un sofá y Twitter le ofrece estas ingeniosas respuestas

La comunidad de usuarios se volcó con la petición del progenitor cuyo hijo había pintado el mueble. 

Limpiar sofá
Limpiar sofá.
Freepik

No hay problema o inquietud que no se pueda compartir en las redes sociales para intentar recibir el consuelo o posibles soluciones por parte de otras personas. Eso pareció pensar el usuario @rfcolmenero77, un padre en apuros que publicó hace unos días un tweet en el que pedía ayuda casi desesperadamente. Su hijo había pintado el sofá y en su publicación rogaba a los usuarios que le dieran ideas para intentar evitar que cuando su mujer llegara, esta le preguntase "¿y tú qué hacías mientras...?" 

Por soluciones no será, ya que la publicación ha recibido más de 5.000 respuestas. Sin embargo, y aunque el propio usuario reconoce que también ha obtenido cientos de remedios caseros y de recursos que realmente ayudan, los comentarios ingeniosos no han dejado indiferente a nadie. Entre las medidas más disparatadas (y también entre las más repetidas) está la de intentar echarle la culpa a su mujer o la de hacerle ver que es una nueva filosofía de educación. 

Sin embargo, hay quienes también han propuesto unas soluciones algo más drásticas, como huir a otro país, intentar distraer a su mujer con otros temas e, incluso, fingir un robo. 

El que avisa...

A raíz de la cantidad de respuestas que generó, el padre, periodista del diario 'El Mundo', ha querido compartir el final de la historia con toda la comunidad de Twitter. En su artículo, resalta que ha podido comprobar que España es un país "extraordinario para las excusas (...) y tremendamente solidario". Además, en el mismo hilo que él había abierto, Ricardo recordó un tweet que había publicado días antes de la 'tragedia' del sofá y que, ahora, cobraba más sentido que nunca. En él, se veía una foto de su hijo pintando un marca páginas con los mismos rotuladores con los que luego pintaría el sofá. 

Por suerte, la historia acabó bien: la pintada se hizo con tizas de colores y se pudo eliminar, como el propio periodista confirma, con agua y toallitas húmedas. Eso sí, la petición se hizo tan viral que su mujer terminó enterándose de su llamada de auxilio. 

Etiquetas
Comentarios