Despliega el menú
Sociedad

curiosidades

"Esta noche nace un niño blanco, rubio y colorado...", ¿o no?

El 25 de diciembre se celebra la llegada del niño Jesús, pero, ¿realmente nació aquel día?

El belén es una representación del nacimiento de Jesús.
El belén es una representación del nacimiento de Jesús.
Pixabay

Otra de las creencias sobre la Navidad es que el nacimiento de Jesús ocurrió exactamente el 25 de diciembre del año cero.

El Evangelio no cita ningún día. Y tampoco pudo nacer en el año cero porque Herodes murió cuatro años antes. El profesor Labarga destaca que, al ser preciso contar con una fecha concreta para poder celebrar el acontecimiento, se asignó el 25 de diciembre con criterios simbólicos. Posiblemente porque era la fiesta pagana "del nacimiento del Sol invicto" y así se festejaba "la victoria de la luz sobre la oscuridad".

Además, es resultado de contar los nueve meses de gestación a partir del 25 de marzo -actual fiesta de la Anunciación-, en torno al equinoccio de primavera. El caso es que, hacia el siglo V, la fiesta del 25 de diciembre quedó "plenamente consolidada en toda la Iglesia Occidental, si bien en el Oriente todavía siguió celebrándose el 6 de enero por algún tiempo".

El profesor Rodríguez recuerda que los principales expertos actuales fechan el natalicio de Jesús entre el año 9 y el 5 a.C. y hay un gran consenso alrededor del 7 o 6 a.C. En cuanto al día y al mes, "hasta el siglo III, los cristianos sólo celebraban la Pascua de Resurrección y consideraban irrelevante el momento del nacimiento de Jesús".

En un principio, diversos teólogos intentaron encontrar una respuesta: "Basándose en textos de los Evangelios, propusieron datar el nacimiento en fechas tan distintas como el 6 y 10 de enero, el 25 de marzo, el 15 y 20 de abril, el 20 de mayo y algunas otras. El sabio Clemente de Alejandría postuló el día 25 de mayo".

Rodríguez sostiene que se eligió esta fecha cercana al solsticio de invierno porque coincidía con la del nacimiento del dios Mitra, venerado en el Imperio Romano, de quien se decía que había nacido en una cueva, hijo de una virgen, que era adorado por pastores, agricultores y reyes y que había muerto y resucitado.

Etiquetas
Comentarios