Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

estudio

Deja que suene el despertador: si sientes pereza al levantarte, eres más inteligente

Tus padres ya no podrán enfadarse por decir aquello de "cinco minutos más"... ¡Te estás esforzando más que nunca por alcanzar tus metas académicas!

DESPERTADOR
Levantarse con la primera alarma no es apto para todos.
Freepik

Pocas cosas hay más irritantes que el sonido del despertador taladrándonos los sueños y recordándonos, un día más, que es hora de levantarse y de afrontar nuestras responsabilidades. Claro que, cuando se trata de madrugar (y aunque el café vaya a estar asegurado), la mayoría preferimos probar nuestras fuerzas y pedirle un segundo 'round' a la alarma para ver si, después de dormir cinco minutitos más, conseguimos despertarnos con una cara y humor mejores. Si perteneces a este grupo (el de los vagos, según tu madre) estás de enhorabuena: la ciencia te ha dado la razón y, cuando sepas los motivos, vas a querer dormir (aún) más. 

El estudio '¿Por qué los búhos nocturnos son más inteligentes?', realizado por los psicólogos británicos Satoshi Kanazawa y Kaja Perina, ha demostrado que las personas a las que le cuesta madrugar son más inteligentes. Para llegar a esta interesante conclusión, los expertos han entrevistado a más de 15.200 estudiantes. En su investigación, los psicólogos detallaron como estas personas pueden caracterizarse por ser, también, más resolutivos y ágiles cuando hay que resolver un problema. Estas personas son capaces de ignorar la alarma y los estímulos externos (la luz o los sonidos), de ahí su carácter independiente. 

La capacidad de parar el despertador (o de dejar que suene dentro de cinco minutos) muestra a una persona con iniciativa propia capaz de seguir su propio camino, porque en vez de regirse por un reloj, se guían por las necesidades de su propio cuerpo. 

Más felicidad

La ciencia también asegura que limpiar la casa nos hace más felices, pero si no te apetece ponerte manos a la obra, el camino a la felicidad también puede conseguirse en la cama. Un estudio de la Universidad de Southampton comprobó como, aquellas personas denominadas 'buhós' tenían un mayor nivel de felicidad y un estilo de vida más cómodo, en comparación con los madrugadores. 

Etiquetas
Comentarios