Sociedad

Tercer Milenio

Astronomía

Así suena la lluvia de estrellas

La noche del 12 al 13 de agosto podremos disfrutar del máximo de las Perseidas. Ya sea saliendo a verlas, siguiendo una retransmisión en directo desde el Observatorio de Oukaimeden de Marruecos, uniéndote al proyecto de ciencia ciudadana 'Contadores de estrellas'... o escuchándolas.

Meteoros registrados en el Observatorio del Teide (IAC) durante una lluvia de estrellas
Meteoros registrados en el Observatorio del Teide (IAC) durante una lluvia de estrellas
D. Padrón

Estos días se organizan sesiones de observación para contemplar la lluvia de estrellas de las Perseidas. Con los ojos bien abiertos y buscando un lugar con poca contaminación lumínica (este año la luna, en fase gibosa creciente, reflejará gran cantidad de la luz solar e impedirá ver los meteoros más débiles) y cruzando los dedos para que no haya nubes. No es necesario mirar hacia ninguna dirección en particular, aconsejan, ya que pueden aparecer en cualquier punto del cielo. Pero ¿hace falta la vista para disfrutarlas? Resulta que este fenómeno también puede oírse, lo cual lo pone al alcance del público invidente o con dificultades de visión. ¿Cómo es posible?

Las llamadas ‘estrellas fugaces’ son, en realidad, pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas menores que granos de arena, que se desprenden de los cometas en sus viajes alrededor del sol debido, precisamente, al calor solar. Cada mes de agosto, nos regala las Perseidas el cometa Swift-Tuttle, el mayor objeto (26 km de diámetro) que se acerca de forma periódica a la Tierra. Al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, las partículas de polvo se desintegran, dando lugar a los trazos luminosos que llamamos estrellas fugaces o, si somos científicos, meteoros.

Desde el proyecto de ciencia ciudadana 'Contadores de Estrellas', explican que, “a grandes rasgos, la traza del meteoro es consecuencia de la excitación de los átomos presentes en la atmósfera con el paso de la partícula de polvo y ¡sorpresa! durante el corto tiempo que se mantiene en el cielo es capaz de reflejar las señales de radio emitidas por fuentes muy lejanas (unos 2.000 km). De esta forma, podemos radiodetectar meteoros”.

En este vídeo puedes escuchar cómo 'suenan' los meteoros:

Así, a través de sonidos, el público puede sentir de una nueva forma las lluvias de estrellas. En una iniciativa que busca hacer accesible la astronomía a personas invidentes o con alguna discapacidad visual, 'Contadores de Estrellas' pone a su disposición una radio en la que podrán escuchar las estrellas fugaces gracias a una antena instalada en el Observatorio Astronómico de la Agrupación Astronómica Madrid Sur. Este sistema permite además disfrutar de las lluvias de meteoros durante el día y también con independencia de las condiciones meteorológicas y lumínicas.

Conviértete en contador de estrellas

Aun con el desarrollo de cámaras muy sensibles, la observación visual sigue siendo la fuente más fiable para la detección de meteoros, pero solamente si se tiene una muestra realmente significativa, para lo cual es necesario que muchos más observadores se unan a observar. A través del proyecto 'Contadores de Estrellas', cualquier ciudadano puede unirse a los muchos aficionados a la astronomía que, en cada lluvia de estrellas, realizan conteos de los meteoros -o estrellas fugaces- y las envían a la Organización Internacional de Meteoros (IMO) para calcular las tasas de actividad de dichas lluvias.

Ser capaces de clasificar los meteoros en las distintas lluvias y obtener la tasa de actividad es importante porque se puede obtener mucha información relevante sobre la composición, morfología y dinámica de los cuerpos menores del Sistema Solar, especialmente de aquellos que más se acercan a la Tierra, como los cometas y asteroides que son el origen de las lluvias de estrellas.

Las medidas realizadas por observadores de todo el mundo permiten estimar la evolución temporal de la tasa de actividad de las lluvias.

Para ser partícipes directos de esta investigación a la vez que disfrutamos de la lluvia de meteoros, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han elaborado una actividad didáctica para que cualquier ciudadano pueda colaborar en estos conteos. La guía describe el procedimiento a seguir a través de tres apps que deben tener instaladas en sus dispositivos móviles antes de salir de expedición y utilizando un material muy básico. Además, se han elaborado otros recursos didácticos para los más pequeños, como puzles y cuentos.

En este vídeo se explican todos los pasos:

Nuestra misión será calcular la tasa de actividad de la lluvia de las Perseidas o THC (Tasa Horaria Cenital), que ronda los 100 meteoros/hora para el momento del máximo de actividad, que se espera a las 6.58 UT del 13 de agosto. Esto no significa que se vayan a ver 100 estrellas fugaces a esta hora, pues la THC corresponde a la actividad si pudiéramos ver todo el cielo, con el radiante en el cénit y en absoluta oscuridad. De hecho, se estima que se podrá ver una perseida cada 2 minutos (en una estimación promedio).

El mejor momento

En Europa, en las noches del 11 al 12 y del 12 al 13 de agosto se producirá la máxima actividad de la lluvia de estrellas. Aunque la actividad de las Perseidas se sitúa alrededor de los 100 meteoros/hora, este año, una luna casi llena dificultará la observación de los meteoros más débiles. El mejor momento para la observación será la madrugada del día 13 de agosto justo antes del amanecer y con la Luna ya puesta.

Miquel Serra-Ricart, astrónomo del IAC, explica: “Este año los madrugadores tendrán premio. La cita será la madrugada del 13 de agosto. Si nos levantamos a las 6 de la mañana y nos situamos en un lugar sin contaminación lumínica y sin nubes, el espectáculo está asegurado” y añade, “como siempre, debemos ser pacientes. En 15 minutos seguro que las contamos por decenas si fijamos la mirada en un punto del cielo.”

Englobado en las Iniciativas de Contaminación Lumínica del proyecto europeo Stars4all, el canal sky-live.tv retransmitirá, en directo, la lluvia de estrellas desde el Observatorio de Oukaimeden, en pleno Atlas marroquí. La cita es el próximo lunes 12 de agosto a las 23.15 UT (13 agosto 00.15 hora local en Canarias y Marruecos, 01.15 CEST, hora local en Europa).

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios