Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

¿Quién es 'Guitarricadelafuente', el artista emergente que colabora con Natalia Lacunza (OT) en su primer ‘single’?

Su nombre es Álvaro Lafuente, es cantautor y dedica uno de sus temas al municipio Cuevas de Cañart, en Teruel.

El cantautor Álvaro Lafuente.
El cantautor Álvaro Lafuente.
Guitarricadelafuente

No se sabe si fue la delicadeza de su voz o la forma en la que toca su guitarra, que parece que la abraza, pero algo en la forma que tiene Álvaro Lafuente de hacer música cautivó a Natalia Lacunza, ex concursante de Operación Triunfo, quien decidió escribirle un mensaje directo en Instagram. El mensaje fue respondido y terminó en una colaboración a dúo que fue estrenada el pasado viernes 14 de junio en las principales plataformas musicales. Su nombre es ‘Nana Triste’, un tema íntimo compuesto a cuatro manos: las de los dos jóvenes artistas.

Para Álvaro (@guitarricadelafuente, en Instagram) todo esto fue una sorpresa. “Yo no había visto Operación Triunfo ni esta edición ni la pasada. Ella me mencionó en su historia y todo el mundo de mi alrededor me decía "Oye, que te ha mencionado una chica de 'OT'. Y me mandó un mensaje y me dijo 'Hola, me flipa tu música'", relata el joven. "La invité a mi concierto en Madrid y seguimos en contacto, así es como surgió la colaboración". Una colaboración cuyo videoclip, en menos de una semana, ya ha acumulado más de 2 millones de visualizaciones en YouTube, se mantiene entre las tendencias de la plataforma musical, y ha catapultado la visibilidad en redes sociales del joven, que actualmente cuenta con 75.9K. “Es muy fuerte y estamos los dos súper agradecidos con la acogida que está teniendo la canción”.

¿Quién es Guitarricadelafuente?

Tiene 21 años y toca la guitarra desde que hace seis se la regalasen por su cumpleaños. Aunque nació en Benicasim, sus padres son de Zaragoza y, su abuela materna, de Cuevas de Cañart (Teruel), donde el joven pasa los veranos. “Es el pueblo de mi abuela, pero como si fuese el mío. Yo me considero aragonés”, asegura Álvaro Lafuente. De hecho, ha querido hacer un guiño a su abuelo: “Me ha hecho ilusión que me llamaran desde HERALDO DE ARAGÓN, porque es el periódico que siempre leía y, cuando venía a Benicasim, lo cogíamos de propio”.

Quien quiera bucear en su canal de YouTube o en Spotify descubrirá el tema ‘Guantanamera’, grabado en el pequeño municipio aragonés del que es su abuela materna, y al que dedica los versos: “en las Cuevas de Cañart, la vida es tan bonita que parece de verdad”. Allí es donde aprendió a tocar, rodeado de sus primos, su tío y sus amigos. El mismo entorno con el que compartió por primera vez esta canción.

“Empecé a componerla a principio de verano y estaba en el aire”, explica. “Y fue llegar a mi pueblo y salir. Como en todos los pueblos pequeños, están la piscina y el bar del pueblo. Y ese año la piscina nos reuníamos todas las noches para tocar, escuchar música… Y las chicas que llevaban la piscina llevaban una música flipante de todo tipo, una ‘play list’ como con 700 canciones. Y continué la canción allí, tocando con mis primos y mis amigos… Y al final salió eso. Que es el resumen de las sensaciones de lo que es para mí estar allí. Eso es lo que siento cantando la canción”.

Aunque no quiere encasillarse en ningún estilo, reconoce que el folclore “de cualquier cultura”, le encanta. De hecho, él es el responsable de ese “aire flamenco” que se respira al escuchar ‘Nana Triste’. Pero en seguida aclara: “El flamenco me gusta, es una música que he escuchado desde siempre, pero le tengo respeto. Yo solo canto lo que me sale, sin ningún tipo de pretensión”. La jota, la ha mamado desde pequeño, puesto que toda su familia era jotera. “En mi casa, por los altavoces de la calle… era normal estar escuchando jotas todo el día. Cada vez que escucho jotas lo asocio a Zaragoza, a los veranos en mi pueblo, las siento bastante. Yo no canto bien jotas -bromea-, pero La Palomica el Pastor de Andorra es una canción que tengo en el móvil guardada”.

Por el lado del folclore gallego, las muñeiras, y en concreto el trabajo de Xosé Lois Romero ha sido un descubrimiento para él: “Estaba en una lista de Spotify y me saltó. Y hasta le escribí por Instagram para decirle que me había quedado flipando”, cuenta.

No obstante, en sus listas de reproducción también figuran otros grupos como La M.O.D.A., con quienes comparte cartel en el Conexión Valladolid Festival este fin de semana; El Niño de la Hipoteca o El Kanka.

Y ahora, ¿qué?

Empezó arquitectura y quiso probar después con el cine. Pero tras el éxito de ‘Nana Triste’, Álvaro comenzó a recibir solicitudes de entrevistas de distintos medios y, por el momento, ha decidido fluir con todo lo que está llegando y ver qué le depara esta aventura: “Yo sé lo que quiero hacer ahora: quiero pasármelo bien y disfrutar haciendo música. Esta ocasión no se vuelve a presentar en la vida, así que lo que quiero es aprovecharla y vivir este momento, y ya me deparará el futuro lo que sea”. Pero un disco no entra en sus planes, al menos, de momento: “Creo que para hacer un disco hay que tener las cosas muy claras, un proyecto sólido y coherente con el que estés satisfecho al 100%”.

Por ello, Lafuente prefiere seguir el camino de otros muchos artistas como Rosalía o El Niño de la Hipoteca, que van subiendo contenido nuevo a las redes sociales sin la necesidad de editar un disco: “A día de hoy la gente puede aprenderse tus canciones y conocerte a través de otros medios. Tengo bastantes canciones en YouTube, Instagram, Spotify… Y lo más fuerte de todo esto es que la gente que te sigue puede escucharlas y llega a los conciertos y se las sabe. Por eso yo ahora prefiero ir sacando cosas sueltas, en la situación en la que estoy es lo que me conviene ahora”.

No obstante, además de lo que puede verse y escucharse en las redes sociales, el artista revela que también tiene otros temas que todavía no han visto la luz y baraja la posibilidad de sacar un EP con algunos de ellos en otoño.

Mientras tanto, además de su participación en el festival de Valladolid, actuará en agosto en Asturias, en el festival de Salinas Surf Music & Friends y en septiembre en el Festival del Jardín de las Delicias de Madrid. En Zaragoza ya estuvo el pasado mes de febrero, en la sala Creedence. “Me gustaría volver pronto, pero hacia el invierno, que ahora hace mucho calor”, bromea.

No sabe hasta dónde llegará este sueño. Pero para él, alcanzar el éxito es “que la gente se sienta identificada con lo que hago. Compartir mi música y que sea bien acogida, con eso me sentiría realizado y exitoso”.

Etiquetas
Comentarios