Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Divulgación

Casbas, un museo para jugar con las matemáticas

El monasterio de Santa María en Casbas (Huesca), al pie de la sierra de Guara, será la sede del primer museo matemático de Aragón, que tiene previsto abrir sus puertas en julio. Tan solo existe otro centro dedicado en exclusiva a esta temática en España, en Cornellá; recibe más de 10.000 visitas al trimestre.

Elementos como este juego de los rascacielos estarán en el museo.
Elementos como este juego de los rascacielos estarán en el museo.

Los contenidos del futuro Museo de Matemáticas Monasterio de Casbas tratan de cubrir todas las ramas de las matemáticas, haciendo hincapié sobre todo en álgebra, geometría y probabilidad. Además se plantean juegos y acertijos de tipo aritmético y algunos trucos de magia basada en matemáticas. Y es que el objetivo principal del museo es "acercar las matemáticas al público general desde un punto de vista menos formal y con una aproximación más basada en la curiosidad y el entretenimiento", explica Víctor Manero, profesor del departamento de Matemáticas de la Universidad de Zaragoza y, junto al también profesor Julio Bernués, uno de los impulsores del proyecto. Añade que "también queremos presentar las matemáticas no solo como una herramienta útil sino como una disciplina que es a su vez cultura". Además, con su ubicación en el monasterio, el reto del museo es doble: "La potenciación pedagógica de la ciencia y la conservación del patrimonio", según Bernués.

Para que el centro abra sus puertas el próximo mes de julio, el espacio interior que ya está siendo adecuado para dar cabida a tres salas expositivas, con una veintena de puestos autoexplicativos con actividades matemáticas tanto analógicas como digitales; una sala para talleres dirigidos a público escolar; y otra dedicada a exposiciones temporales, con la muestra ‘RSME-Imaginary’, dedicada a la visualización de superficies algebraicas, para empezar.

Manero señala que "los contenidos y la forma de interactuar con ellos están principalmente pensados para el alumnado de secundaria y bachillerato, sin embargo, alumnos de últimos cursos de educación primaria (9-10 años) pueden disfrutar del museo también". Además, están elaborando unos códigos QR que acompañarán a cada panel y darán acceso a información más técnica.

La interactividad es "uno de los puntos fuertes del museo, ya que casi el cien por cien de los módulos van acompañados de materiales. Utilizando este material los visitantes podrán tratar de resolver, por sus propios medios, el problema que se les presente o experimentar con el objeto matemático que se está explicando". Muchos de los elementos del museo mostrarán "cómo un juego o acertijo que nació como un pasatiempo meramente lúdico ha dado lugar al desarrollo de toda una teoría matemática".

Cuando comience el curso se pondrá en marcha el programa ‘Del museo al cole’, con el que una selección de talleres serán ofrecidos a las escuelas de la zona e impartidos (gratuitamente) por los monitores del museo, entre los que habrá graduados y estudiantes de Matemáticas de la Universidad de Zaragoza, así como profesores de educación secundaria de la Sociedad Aragonesa Pedro Sánchez Ciruelo de Profesores de Matemáticas. Esta asociación junto al Instituto Universitario de Matemáticas y Aplicaciones son las instituciones impulsoras del museo.

Se encuentra abierto un proceso de ‘crowdfunding' para recabar fondos que contribuyan a la completa puesta en marcha del centro; los ‘micromecenas’ contarán con incentivos como visitas gratuitas.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios