Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Ciencia ciudadana

El equipo Iturramasat gana la fase nacional Cansat 2019 celebrada en Zaragoza

El objetivo de la competición es la puesta en marcha de un proyecto científico asociado al lanzamiento de un 'cansat', un satélite del tamaño de una lata de refresco. El ganador nacional fue el equipo navarro Iturramasat, que competirá en la fase europea.

El equipo navarro Iturramasat representará a España en la final europea, que se celebrará en Bolonia (Italia) a finales de junio.
El equipo navarro Iturramasat representará a España en la final europea, que se celebrará en Bolonia (Italia) a finales de junio.

No es más grande que una lata de refresco, pero funciona y se comunica como un satélite real. Y mantiene intacta la emoción de todo lanzamiento. Del 3 al 5 de mayo, en la fase final de la competición nacional Cansat 2019, celebrada en Zaragoza, el entusiasmo también se disparó. Participaban 14 equipos procedentes de Guipúzcoa, Vizcaya, Burgos, Tarrasa, Tenerife-Canarias, Toledo, Barcelona, Madrid, Navarra y Zaragoza. El ganador de esta edición en su fase nacional fue el equipo navarro Iturramasat (IES Iturrama BHI) y representará a España en la final europea, que tendrá lugar en Bolonia (Italia) a finales de junio. Iturramasat está formado por Mikel Garcés, Xabier Leonardo, Xabier Erro, Markel Iruretagoyena, Xabier Pabolleta y Maialen Perez, siendo Joxemi Zabaleta el líder del equipo.

Participaron 14 equipos procedentes de Guipúzcoa, Vizcaya, Burgos, Tarrasa, Tenerife-Canarias, Toledo, Barcelona, Madrid, Navarra y Zaragoza

Los 'cansats' de los equipos finalistas fueron lanzados el sábado 4 de mayo desde las instalaciones del Campo de Maniobras de San Gregorio (Zaragoza). La ceremonia de presentación de proyectos -explicando los aspectos técnicos, organizativos, financieros y de difusión, junto con los resultados obtenidos-, así como la posterior entrega de premios tuvieron lugar el domingo 5 de mayo en el Centro de Arte y Tecnología Etopia de Zaragoza.

Un proyecto científico

El objetivo de esta competición es la puesta en marcha de un proyecto científico asociado al lanzamiento de un 'cansat', es decir, un satélite del tamaño de una lata de refresco. El jurado destacó en su fallo la elevada calidad de todos los proyectos presentados, no solo por las características puramente técnicas de los proyectos, sino también por otros factores relacionados con el trabajo en equipo, así como la exposición y presentación de los prototipos, materiales y procedimientos realizados.

Enrique Torres, profesor de la EINA Unizar, señalaba que la evaluación de los proyectos siempre es difícil, “¡pero el nivel este año es brutal!”. Por su parte Francisco Sanz, director ejecutivo de la Fundación Ibercivis, mostró su satisfacción por el nivel existente en esta convocatoria "con una gran calidad de los trabajos presentados, y un nivel altísimo de conocimiento entre los participantes". A través de las redes sociales se pudieron seguir los desarrollos de algunos de los proyectos y comentarios entusiastas sobre esta competición, donde hay mucha tecnología pero más valores, compañerismo y aprendizaje, implicación ambiental ...

Foto de familia de los participantes de Cansat 2019
Foto de familia de los participantes de la final nacional de Cansat 2019

Además del ganador, participaron en la fase final nacional los siguientes equipos: OmsAndMoscas, de Oms i de Prat; Yes Bee Can, de IES El Burgo; Cansat 2019, de IES El Greco de Toledo; Lanuza Team, del Colegio Juan de Lanuza de Zaragoza; Despert, de Cultura Práctica; Space Thunders, de Jesús-María Sant Andreu; Laskorain, de Laskorain Ikastola; Ozein, de La Salle Bilbao; CanSat, de Ins Terrassa; Axular Lizeoa, de San Sebastián; IES Viera y Clavijo, de Tenerife; y Jesuitas Burgos.

Los retos

La competición consiste en el lanzamiento del 'cansat', diseñado y construido por los estudiantes con la orientación y acompañamiento de sus profesores. El tamaño del 'cansat' no puede ser mayor del de una lata de refresco y debe contener los principales elementos de un satélite real, como alimentación eléctrica, sensores y un sistema de telecomunicaciones. Una vez alcanzados los mil metros de altura lanzado por un cohete comercial, el satélite comienza a descender a tierra ayudado por un paracaídas o sistema de frenado diseñado también por el equipo. Durante el descenso, el 'cansat' envía una serie de datos (presión, temperatura, datos de posicionamiento, etc.) vía radio a la estación de tierra, de modo que puedan ser posteriormente analizados por su equipo. Junto a la recolección de datos a través de sensores debe lograrse el retorno controlado del dispositivo a su punto de lanzamiento. Además de la misión científica común a todos los equipos, cada uno de ellos debe diseñar y llevar a cabo una segunda misión totalmente original.

Esta competición nacional pretender dar a conocer a los estudiantes de secundaria las muy diversas metodologías en el área de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (área STEM, por sus siglas en inglés). Con ella se fomentan también las vocaciones científicas y, en particular, las relacionadas con el espacio y la tecnología aeroespacial, además de inculcar el trabajo en equipo, mejorar sus habilidades de comunicación y adquirir y reforzar conocimientos de tecnología, física y programación informática. Se promueve así el desarrollo curricular científico entre los adolescentes y, de manera particular, entre las chicas, quienes tradicionalmente han estado menos presentes en muchas de estas áreas.

La convocatoria del concurso, anunciada en octubre de 2018, fue todo un éxito, con 34 proyectos presentados. El jurado -tras destacar el gran nivel de los 34 proyectos enviados - aconsejó la celebración de fases inter-regionales que sirvieran de repesca para los equipos no seleccionados y de fase de prueba para aquellos equipos ya seleccionados. El jurado estuvo compuesto por Beatriz Gavete, Enrique Torres, Pablo Aliaga y Joel Villa – miembros de la organización Cansat -, por Domingo Escutia y Carmen Botella – miembros de Esero y colaboradores de Cansat – y por David Cuartielles – cofundador de Arduino-.

La edición de 2019 de Cansat estuvo organizada por la Fundación Ibercivis y Eseros Spain (la oficina de ESA Education ubicada en el Parque de las Ciencias de Granada) y ha contado con la colaboración de Etopia Centro de Arte y Tecnología, la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, GMV España, Zaragoza Maker Space, Leem UZ, el Cenad de San Gregorio, la Universidad de Zaragoza, los Laboratorios Cesar, BIFI-Universidad de Zaragoza, la Agencia Espacial Europea (ESA) y un sinfín de científicos ciudadanos.

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios