Despliega el menú
Sociedad

educación

El acoso escolar puede dejar secuelas que condicionan el desarrollo de niños y adolescentes

Los psicólogos aragoneses animan a los estudiantes a contar su situación y a buscar apoyo. No callarse es fundamental para actuar con rapidez y evitar secuelas más graves. 

Prevenir, detectar y apoyar a las víctimas de acoso escolar son los tres pilares básicos para luchar contra el 'bullying'
Prevenir, detectar y apoyar a las víctimas de acoso escolar son los tres pilares básicos para luchar contra el 'bullying'
Freepik

Cada ves más atenta y dispuesta a intervenir, la sociedad toma conciencia de un problema que, aunque es viejo conocido, exige nuevas y rápidas soluciones, porque el acoso escolar le está causando, nos está causando, un daño, tal vez, irreparable. Es la "huella del dolor", de la que habla el psicólogo Javier Hurra, cuando se refiere al rastro que dejan las secuelas del acoso, resistentes al paso del tiempo y que condicionan el desarrollo cognitivo, emocional y personal del niño. Y, como necesitamos herramientas para manejar una situación que nos desborda, el Colegio Profesional de Psicología de Aragón se sumó ya el pasado mes de noviembre con una campaña divulgativa de prevención, detección y apoyo a las víctimas de acoso escolar, bajo un lema que lo dice todo: ‘¡No te calles, cuéntalo!' y la imagen de un niño escondido, agazapado tras un sufrimiento que debería estar prohibido.

GESTADA EN ARAGÓN Y CON REPERCUSIÓN NACIONAL

Gestada en Aragón y con repercusión nacional, la campaña se centra en la difusión digital y en formato impreso de un folleto con pautas y recomendaciones para actuar contra el acoso , dirigido a estudiantes, docentes y familias, y cuyo contenido cuenta con el aval y consenso de reconocidos expertos en el tema, entre ellos: el Consejo General de la Psicología de España -desde donde se difundirá a través de su web (www.coppa.es/) al resto de colegios de psicólogos del país-; los especialistas del teléfono contra el acoso escolar del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón; o Jesús Prieto, coordinador del exitoso programa ‘Ciberayudantes’ del IES Parque Goya de Zaragoza.

"Hay que buscar apoyo cuando la víctima lo necesita y queremos que las familias no se sientan tan solas"

Lucía Tomás, presidenta del Colegio Profesional de Psicología de Aragón (Coppa), incide en que el objetivo prioritario de la campaña es sensibilizar, poner el foco en lo importante que es que "todos nos concienciemos y luchemos" para poner fin al acoso escolar o, por lo menos, que disminuya, en vez de aumentar; "aunque lo cierto y triste es que cada vez comienza a edades más tempranas. Y, por eso, debemos sensibilizar, informar, formar y dar pautas". Y animar a los afectados y a sus familias buscar apoyo psicológico, cuando lo necesiten.

QUE LOS ALUMNOS ACOSADOS NO ABANDONEN SU COLEGIO

"Con campañas como esta, queremos que los alumnos que sufren acoso no tengan que abandonar sus colegios, que suele ser lo habitual; que las familias no se sientan solas; y que se sepa que un centro educativo es bueno en la medida en que reconoce que el acoso es colar es una realidad, que está ocurriendo, y que le pone remedio", sentencia Carmen Casarejos, psicóloga y parte activa en la campaña desde la Federación de Familias contra la Violencia en el Medio Educativo (Favme). "Afortunadamente -insiste Casarejos- cada vez hay menos miedo; la ley del silencio parece que se ha roto. Pero, hasta ahora, ha sido así. La familia a la que le tocaba, no lo contaba; se generaba una sensación de vergüenza en torno a todo este proceso. Y no callarse es fundamental, para poder actuar, desde el primer momento, antes de que se produzcan secuelas mucho más graves".

"Afortunadamente, la ley del silencio parece que se ha roto. No callarse es fundamental"

¿QUÉ ES LO QUE ME PASA? ¿POR QUÉ NO ENCAJO?

Traumas, bloqueos, trastornos de la conducta alimentaria, autolesiones, indefensión aprendida, aislamiento: se encierran en sus cuartos y no salen..., "porque, lo primero que se preguntan estos chicos y chicas -dice Casarejos-, cuando sus iguales, los que deberían ser sus amigos y amigas, les hacen el vacío, es: ¿qué me pasa? ¿por qué no encajo?". Sin olvidar, recuerda, que "tanto hostigamiento psicológico", al final, les provoca "conductas desadaptativas": su cerebro sufre una serie de cambios, "el hipocampo disminuye, la amígdala crece...", y pueden reaccionan muy "impulsivamente", cuando lo único que están haciendo es "defenderse".

No callarse es fundamental, para poder actuar, desde el primer momento
No callarse es fundamental, para poder actuar, desde el primer momento
Freepik

UNA EXPERIENCIA DRAMÁTICA PERO ALECCIONADORA

Desde hace siete años, y amparada por la Federación de Familias contra la Violencia en el Medio Educativo (Favme), María -nombre ficticio- contribuye con su dramática pero aleccionadora experiencia a esta labor de sensibilización. Madre de un niño acosado "muy duramente", en 2011, con tan solo 9 años "le hicieron de todo -balbucea-. Él no contaba nada y nadie me informó. Estaba muerto de miedo; lo tiraban por las escaleras, le echaban abrigos encima y le pegaban puñetazos, patadas... y nunca pasaba nada". Y aquí viene lo aleccionador: María se enteró de todo gracias a la llamada telefónica de la madre de uno de los cinco niños acosadores. "Me dijo que ella no había traído a su hijo al mundo para que hiciera esto". "¡Eso es una madre en condiciones! -exclama María-, porque estaba dispuesta a cualquier cosa para corregir la actitud de su hijo". Acosado y acosador abandonaron el colegio; las acciones de los otros cuatro niños acosadores quedaron "impunes". El calvario y sufrimiento de estas dos familias no había hecho nada más que empezar. Sin embargo, la situación se agrava, aún más si cabe, cuando el problema pasa desapercibido incluso para las propias familias.

MENOS CASOS DE ACOSO ESCOLAR PERO MÁS VIOLENTOS

Prevenir y detectar en los centros educativos tanto el acoso escolar o ‘bullying’ como el ciberacoso, se ha convertido, si no en cuestión de Estado, que casi, en uno de los principales caballos de batalla de la política educativa del Gobierno central y de las Comunidades autónomas.

En Aragón, el Departamento de Educación de la DGA, pionero en esta materia, puso en marcha en 2016 el I Plan Integral contra el Acoso Escolar , con un teléfono gratuito (900 100 456) a disposición de la comunidad educativa, que, hasta noviembre del año pasado, había recibido cerca de 1.000 consultas, de las que 175 fueron diagnosticadas por los expertos como posibles casos de acoso . A pesar de que el número de casos desciende -115, el curso 2016-17, y 60, el pasado-, algunos estudios confirman que son menos pero más violentos, y que crece el ciberacoso, según un reciente informe de la Universidad de Zaragoza. Mientras, las asociaciones de familias afectadas insisten en que estas cifras apenas representan la punta del iceberg.

En su apuesta clara y decidida por poner freno a la conflictividad en las aulas, el Gobierno de Aragón dio luz verde, el pasado 22 de octubre, al Observatorio Aragonés por la Convivencia y contra el Acoso Escolar , en cuyo pleno de constitución la consejera de Educación, Mayte Pérez, presentó el nuevo protocolo de actuación -en poder ya de los centros educativos-, que, entre otras acciones, establece un plazo máximo de 18 días para resolver el conflicto. En este contexto, el Departamento de Educación también contempla ampliar el concepto de acoso escolar para que, además del hostigamiento físico y psicológico, incluya el sexual y el ciberacoso. En el recién creado observatorio de la convivencia, órgano consultivo y de asesoramiento, participan 45 representantes de asociaciones y expertos en el tema, departamentos de la DGA y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Hermanos mayores, alumnos mediadores, ciberayudantes... son figuras referente de algunos programas de prevención, basados en la resolución de conflictos entre iguales, que funcionan ya -en algunos casos desde hace años y con gran éxito- en muchos centros aragoneses, sobre todo, desde la aplicación, a principios de año, de la nueva norma que obliga a los centros a tener un Plan de Convivencia e Igualdad.

TEI, UNA ESTRATEGIA EDUCATIVA DE CONVIVENCIA

Desde el curso pasado, un grupo de profesionales de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía forman el Grupo TEI Aragón (grupotei@gmail.com.), para llevar a los centros de la Comunidad el programa ‘Tutoría entre Iguales’ (TEI). "Una estrategia educativa de convivencia -explica su coordinadora, Toñi Morcillo- para la prevención de la violencia y el acoso escolar , avalada por las universidades de Barcelona, Santiago de Compostela y Alicante, y que apuesta por una escuela inclusiva y no violenta". Con resultados comprobados, tras 15 años de muestra, está implantado en más de 1.000 centros educativos de toda España e implica a más de 1.000.000 de alumnos y de 36.000 docentes.

Etiquetas
Comentarios