Despliega el menú
Aragón

DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL ACOSO ESCOLAR

"Ir al colegio era una pesadilla constante porque sufría humillaciones a diario"

Durante este curso escolar se han notificado 33 posibles casos de 'bulliyng' en Aragón, la mitad que el año pasado. Desde que se puso en marcha el teléfono contra el acoso escolar en la Comunidad se han recibido 1.300 llamadas.

Durante este curso escolar se registraron 33 posibles casos de acoso en Aragón
Durante este curso escolar se registraron 33 posibles casos de acoso en Aragón
Heraldo.es

María (que prefiere mantener su anonimato) recuerda con angustia su etapa escolar y es que sufrió vejaciones e insultos por parte de sus compañeros de clase cuanto tenía 11 años. "Ir al colegio se convirtió en una auténtica pesadilla porque las humillaciones eran diarias. Se metían con mi físico, mi ropa y hasta con la forma en que escribía. Llegó un momento en el que daba igual lo que hiciera porque yo sabía que yo era el centro de las burlas y nada iba a cambiarlo", explica María que hoy tiene 25 años y todavía no siente haber superado el 'bullying'. 

En lo que va de curso académico en Aragón, se han dado 33 posibles casos de acoso escolar y el servicio telefónico que atiende este tipo de situaciones ha recibido 396 llamadas y algunas asociaciones insisten en que es un problema "muy invisibilizado y normalizado". "El acoso escolar es una lacra social que está muy silenciada y algunas conductas, por ejemplo de acoso de docentes a alumnado se han normalizado favoreciendo todavía más casos", cuenta Cristina Monclús, presidenta de la  Asociación Familias y Victimas de Acoso Escolar de Aragón, donde realizan labores de apoyo y talleres de sensibilización.

María también recibió (y sigue recibiendo) apoyo y ayuda psicológica para intentar salir del "pozo" donde estuvo pero, sobre todo, para intentar "obtener respuestas". "Desde siempre he sido una niña muy tímida y me ha costado hacer amigos, quizás era diferente porque me gustaba estar sola con mi música, pero nunca he entendido qué es lo que hice yo para pasar todo aquello", explica la joven, quien asegura que nunca recibió agresiones físicas pero sí verbales, que para ella "duelen mucho más". "Las risas eran constantes y me decían que era muy fea, demasiado delgada  y una asocial. Cuando lloraba todavía era peor porque parecía que les gustaba verme así", explica emocionada.

"Nunca he entendido qué es lo que hice para pasar todo aquello"

Hoy se celebra el Día Internacional Contra el Acoso Escolar , pero desde Reayzom insisten en que "se debería luchar contra el acoso todos los días del año". "Diariamente recibimos llamadas y atendemos a familiares y víctimas desesperados por tratar la situación porque no es nada fácil y es un problema al que no se le da la importancia suficiente en la sociedad ", cuenta Cristina Monclús, que explica que el 'bullying' acarrea problemas posteriores en la vida adulta del niño acosado.

"Es una situación que muchas veces lleva consigo el abandono del colegio o el posterior 'mobbing' (acoso laboral), lo que hace que la víctima llegue a pensar que realmente le va a ocurrir lo mismo en su entorno laboral y, por tanto, se siente vulnerable ante estos hechos", explica Monclús. Sin embargo, para María, el abandono del colegio supuso también dejar el acoso. "En cuanto llegué al instituto no tuve ningún problema con los compañeros, sí que es cierto que las terapias me ayudaron a abrirme un poco más con la gente, pero aún así fue complicado y agradable a la vez, porque eran nuevos aires y nuevas personas", comenta.

Lo mismo le ocurrió en la universidad y en su empleo actual, donde la relación es "fantástica". María coincide en la visión de la asociación Familias y Víctimas de Acoso Escolar de Aragón y cuenta que considera que "muchas veces se dice que el acoso son cosas de niños o exageraciones, pero no hay una conciencia general de lo mal que se llega a pasar", cuenta la joven.

Consulta las últimas noticias sobre acoso escolar.

Etiquetas
Comentarios