Sociedad

Análisis del Samsung Galaxy M20, un todo pantalla con gran batería y algo lentorro

Lo mejor del Samsung M20: su pantalla, batería y cámaras. Lo peor: que le falta velocidad y fluidez

Jorge Mora, experto en Tecnología, analiza este terminal de Samsung con tres cámaras y una gran batería por poco más de 200 euros

El M20 es un teléfono que promete mucho sobre el papel. Por 230 euros, Samsung ofrece un terminal con un diseño todopantalla sin a penas bordes, una combinación de doble cámara trasera con gran angular y una impresionante batería de 5.000 miliamperios hora.

Al tenerlo en la mano notamos dónde han recortado costes: en un mundo de teléfonos de cristal y metal, el M20 está construido en plástico. Aún así, es un terminal cómodo en la mano y no excesivamente pesado a pesar de su gran batería. La pantalla no es oled, pero es un panel TFT con colores muy vivos, gran luminosidad y marcos muy reducidos.

Samsung Galaxy M20
Samsung Galaxy M20
Heraldo.es

La cámara frontal de 8 Mpx hace buenas fotos de día, con efecto ‘bokeh’ a través de software, y es la encargada del desbloqueo facial, que no es tan rápido como los de sus hermanos mayores de la ‘gama S’, pero si que es más veloz que el sensor de huellas, que –aunque es fiable– no está bien diferenciado en la trasera del teléfono y puede llegar a desesperar por su lentitud.

Con un procesador Exynos de gama media, 4 GB de RAM y Android 8.1, el M20 es un terminal capaz de ejecutar varias aplicaciones al mismo tiempo y muchos juegos. En el test de Antutu supera los 107.000 puntos, sin embargo, la fluidez del sistema operativo queda lejos de la de otros móviles con Android puro.

La gráfica del M20 no es compatible con ‘Fortnite’ y, en los juegos más exigentes, puede experimentar algún microcorte. La capa de personalización de Samsung tiene muchas opciones de personalización muy útiles, pero la experiencia general hubiera sido mucho mejor si hubieran implementado una versión de Android más reciente.

En autonomía es un campeón. Sus 5.000 miliamperios hora hacen que aguante jornadas de uso muy intenso sin pasar por el enchufe y que, con un uso más moderado, supere los dos días de autonomía. Además, a pesar de su descomunal depósito, la carga rápida a través de cable USB-C se completa en tan solo dos horas.

En cuanto a las cámaras traseras, el M20 cuenta con dos sensores de 13 y 5 megapíxeles respectivamente. El primero es muy luminoso y permite tomar fotografías de muy buena calidad si las condiciones de iluminación son óptimas. La cámara de 5 Mpx es un gran angular que, aunque no tiene tanta luz, rango dinámico, ni detalle, ofrece un campo de visión mucho mayor que permite tomar fotografías diferentes aunque algo deformadas. Sin luz la calidad de las fotografías se ve resentida y el teléfono carece de un modo noche por lo que el nivel de detalle baja mucho y obtenemos instantáneas con un efecto acuarela bastante marcado.

Samsung Galaxy M20
Samsung Galaxy M20
Heraldo.es

Aunque no cuenta con extras como la carga inalámbrica o resistencia al agua, sí que tiene NFC, mantiene conector de auriculares y radio FM y tiene un altavoz con sonido potente y nítido además de tecnología ‘Dolby Atmos’.

El M20 es un terminal a tener en cuenta para los que busquen una gran autonomía con buena cámara y que estén dispuestos a renunciar a un buen sensor de huellas y algo de fluidez para ahorrarse unos euros.

Etiquetas
Comentarios