Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Matemáticas

Y tú, ¿crees en pi?

El 14 de marzo se celebra el Día Internacional del Número Pi, una constante matemática que se ha convertido en icono popular, presente en el cine, la arquitectura y el cine.

Aparato para hacer gimnasia al aire libre en el Parque de Valdespartera.
Aparato para hacer gimnasia al aire libre en el Parque de Valdespartera.
José María Sorando

En la mitad del discurso sobre la falta de certezas del mundo real de Arthur Seldom (John Hurt), profesor de Lógica de la Universidad de Oxford,el estudiante de doctorado Martin (Elijah Wood) inicia su intervención en defensa de la aplicabilidad de las matemáticas con la frase "yo creo en el número pi". La película ‘Los crímenes de Oxford’ (2008, Alex de la Iglesia) está basada en la novela ‘Crímenes imperceptibles’, del escritor y matemático argentino Guillermo Martínez. Sin duda esta lucha entre la certeza de las matemáticas y la falta de lógica de la realidad, así como parte de la propia novela, surge de la propia experiencia del autor, que vivió varios meses en Saint John’s College de la Universidad de Oxford realizando una estancia posdoctoral después de hacer su tesis doctoral en lógica en 1992.

Icono de la cultura popular

Pi, razón de la longitud de la circunferencia por cualquiera de sus diámetros, es sin duda alguna la constante matemática y tal vez científica más importante. Su presencia en fórmulas como la gravitación de Newton, la ley de Coulomb de la fuerza eléctrica, el principio de incertidumbre de Heisenberg o las ecuaciones de campo de la Teoría General de la Relatividad de Einstein, nos trae a la memoria la frase de Galileo "las matemáticas son el lenguaje con el que Dios ha escrito el Universo" y podemos añadir que pi es su primera letra.

Pero la magia de pi ha transcendido los límites de la ciencia, convirtiéndose en un icono de la cultura popular. A continuación mostraremos algunos extraños hábitats que la especie invasora del número pi ha llegado a colonizar. Aunque existen muchos más, solamente señalaremos tres: juegos, arquitectura y música.

En los juegos tradicionales, la tiranía de la ortogonalidad (líneas perpendiculares) ha sido total. En las damas, ajedrez, sudokus o 3 o 4 en raya, se organizan las piezas o cifras en líneas horizontales o verticales. Recientemente, los sistemas de referencia han cambiado y, basándose en círculos de diferentes radios y ángulos, se han creado ya juegos circulares, como por ejemplo el sudoku, el ajedrez o incluso el tradicional juego de los barquitos.

En la arquitectura, el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja (IETcc) proyectado en 1951 en Madrid por el insigne arquitecto, tiene por planta la letra pi, en lo que se cree un homenaje a su padre, el matemático Eduardo Torroja y Caballé. En la Universidad de Zaragoza, el Grupo de Energía y Edificación diseñó en 2012 la Casa Pi, prototipo de una vivienda energéticamente inteligente. 

¿Cómo suena pi? La música tampoco se ha quedado atrás en este homenaje al número pi. En Zaragoza, ya hace varias décadas el profesor José Garay compuso una partitura musicalizando las cifras del número pi. Más recientemente, encontramos el alocado rock ‘The Irrationally Long Number Pi Song’, con más de un millón y medio de visitas en Youtube, pasando por las ‘150 cifras de pi’, una canción de cantautor, o la polifonía 'Pi song' y llegando hasta el carnaval de Cádiz, con la chirigota ‘La vida de pi’ y su toque de humor al 3,14. La música es un campo abierto a nuevas composiciones sobre pi.

Pedro J. Miana Departamento de Matemáticas & IUMA. Universidad de Zaragoza

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios