Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

Un perro se convierte en improvisado portero en una tanda de penaltis

Con el guardameta completamente vencido, el animal apareció por detrás de la portería y detuvo la pena máxima.

No, este no es el 'perro portero', pero casi.
No, este no es el 'perro portero', pero casi.
Pixabay

El mundo del deporte está compuesto de jugadas y acciones verdaderamente inverosímiles. El increíble triple de Ginóbili que no vieron ni los árbitros fue una de las primeras que vimos este año 2018, ni los propios árbitros daban crédito.

El inesperado protagonista de la siguiente historia se da en un campo de fútbol y no sobre una cancha de baloncesto. Eso sí, a pesar de actúa como portero, no estamos hablando de un ser humano. Brasil ha sido el país que ha acogido esta singular historia en la que un perro se cuela en una tanda de penaltis y detiene una pena máxima.

Se trata de un campeonato aficionado en la capital carioca, Brasilia. Con el guardameta ubicado bajo los palos, el lanzador toma carrerilla para tratar de mandar el balón al fondo de la red. Con el portero completamente vencido, todo hace indicar que va a transformar la pena máxima, hasta que el can sale de detrás de la portería y, con su cuerpo, evita que la pelota se cuele en la portería.

Etiquetas
Comentarios