Sociedad

La Universidad de Zaragoza investiga “la felicidad del peregrino” en el Camino de Santiago

Un estudio analiza los beneficios de la ruta sobre el bienestar y la salud mental de quienes la realizan.

El año pasado, más de 2.700 aragoneses realizaron el Camino de Santiago.
El año pasado, más de 2.700 aragoneses realizaron el Camino de Santiago.
Pixabay

Cada año, más de 250.000 peregrinos de todos los rincones del planeta recorren el Camino de Santiago. A lo largo de 2017, fueron más de 301.000 de los que 2.709 procedían de Aragón, según datos de la Oficina de Acogida del Peregrino. Pasar unos días de desconexión, superar un reto personal e incluso encontrarse a sí mismo son algunas de las razones que empujan a los visitantes a emprender este camino de fama mundial de más de 800 kilómetros. A lo largo de su historia, muchos han sido los estudios sobre el impacto económico, turístico y sociológico de la ruta, sin embargo, un nutrido grupo de investigadores de distintas universidades –entre ellas la Universidad de Zaragoza- se centra ahora en una faceta hasta ahora desconocida del Camino de Santiago: sus efectos sobre el bienestar y la salud mental.

“Es la primera vez que se realiza el análisis del impacto psicológico que produce el camino en los participantes y con esta minuciosidad, por eso ha despertado el interés de investigadores de todo el mundo”, explica Javier García Campayo, coordinador del Master de Mindfulness de la Universidad de Zaragoza y psiquiatra del Hospital Universitario Miguel Servet. Se trata, por tanto, de un estudio “pionero” en el que a través de una serie de entrevistas online, los investigadores tratarán de determinar si el Camino de Santiago hace más felices a quienes lo realizan.

Las encuestas están abiertas a todo aquel que haya realizado el Camino de Santiago en 2018 y quiera participar. Se realiza una antes de emprender el reto y otra inmediatamente después de concluirlo, con datos sociodemográficos (edad, sexo) y otras cuestiones relacionadas con el recorrido (kilómetros realizados, motivos que han llevado a hacerlo o si se realizó en solitario o con compañía. “Lo que queremos ver son los cambios que produce la experiencia física -por el cansancio o el dolor- psicológica, social y espiritual -por la supuesta conexión con una realidad superior a uno mismo que muchas personas experimentan- de realizar el camino”.

El ‘mindfulness’, clave en el asunto

Campayo, que recalca “la antigüedad y la importancia histórica y cultural del Camino de Santiago” manifiesta que la hipótesis de la que parten los investigadores es “que las personas que realizan el camino sufren cambios similares a los que produce ‘mindfulness’ cuando se practica de forma intensiva, es decir, en forma de retiros”. Un mayor nivel de afecto positivo, felicidad y conexión con otros son algunos de los cambios que los estudiosos esperan encontrar entre el antes y el después de los peregrinos. También están convencidos de que los caminantes refuerzan sus valores, son capaces de mostrar una mayor gratitud y capacidad de autocuidado y se convierten en seres más empáticos. “Por ahora, los resultados parecen confirmar la hipótesis preliminar”, asegura el psiquiatra, que estima que el articulo con las conclusiones finales puede estar listo para junio de 2019.

Tanto Campayo como el resto de los responsables del proyecto están relacionados con el ‘mindfulness’ o la atención plena, un término muy en boga que designa “un estado de la mente que consiste en estar aquí y ahora con aceptación, sin apegarse ni rechazar la experiencia”. Para el facultativo, “un peregrinaje de varios días, en solitario y durante bastante tiempo, que produce un gran cansancio y dolor y que muchas veces se hacer por motivos espirituales o religiosos, es una experiencia única, similar al ‘mindfulness”. Este paralelismo se convirtió en el germen del estudio, que cuenta con el apoyo de todas las instituciones que constituyen el camino de Santiago y en el que ya han participado más de 200 personas.

Ahora solo queda esperar hasta el estío de 2019, cuando está previsto que se publiquen los resultados, para descubrir si el camino que lleva hasta la tumba del apóstol Santiago marca un antes y un después en la vida de los cientos de miles de peregrinos que la visitan.

Etiquetas
Comentarios