Sociedad
Suscríbete por 1€

El tronchante hilo sobre una madre perdida en el metro de Madrid

Un tuitero logra millones de lectores con la historia de su progenitora.

Metro de Madrid
La madre de Guillermo tardará mucho en volver a coger el metro...

Lo que da de sí una madre. Y más si es de Cádiz. Lo sabe bien un usuario de Twitter que ha triunfado en la red con la historia de su progenitora. La mujer acudió a visitarle a Madrid, donde él vive. Y las cosas se complicaron un poco cuando decidieron montarse en el metro. Claro que, lo que para ellos fue una tarde complicada, ha provocado las carcajadas de miles de lectores, que han seguido la historia en la red social:




Y así hicieron. Después del recorrido de rigor para que la señora hiciera sus compras, madre e hijo decidieron volver a casa. En metro.


Guillermo, cuenta, tenía muy claro qué hacer: "La gente salía y a la vez entraba y yo to tieso sin parar para alante porque en esas situaciones o comes o te comen y bien agarrada la llevaba". Pero al entrar al vagón y agarrase fuerte al barrote, notó algo raro en la mano que sujetaba: "Dije, uy, a mi madre le ha dado reacción alérgica algo. Habrá sido el pikachu de la plaza cuando la ha agarrado para una foto. Y me doy la vuelta y por un giro de acontecimientos no era ella".




La opción de llamar al móvil a la señora para explicarle qué hacer suena sensata, pero en este caso no era posible: "Se nota que no sabéis como son las madres gaditanas porque en cuando te ven un bolsillo lleno aunque sea de pelusas ellas dicen dámelo que te lo llevo en el bolso que me lo des que pareces Jesulin. Así que todo lo llevaba ella".



¿Qué hacer ante ese panorama? Guillermo pensó que lo mejor era volver a Atocha, confiado en que la señora hubiera sabido llegar a la estación en la que comenzaron el viaje. "Y allí que fui y salí del metro porque que iba a hacer y me recorrí atocha de arriba abajo y allí no había rastro de madre gaditana ninguno". Así que solo quedaba pedir ayuda a atención al cliente: "Y les dije mire es una larga historia que empieza con un senegalés y acaba con mi madre perdida. Por favor si usted tiene madre llámela por megafonía".



Pero la llamada por megafonía sirvió de poco y la preocupación de Guillermo comenzó a dispararse: "Total que mi madre llevaba ya como tres horas perdida y yo ya me veía explicando a mi familia que me habían secuestrado a mi madre, que lo mismo estaban vendiendo su hígado o que tenía que ir al programa de AR a pedir a los secuestradores que me la devolvieran"


La movilización de los agentes de seguridad llevó un buen rato, y a Guillermo le costaba mantener los nervios: "Yo lo veía todo negro. Menos mal que el de seguridad me trajo un croasan que los disgustos comiendo siempre se alivian. Yo os lo aconsejo".


Canillas no está cerca, desde luego. Así es comprensible el desconcierto de Guillermo. "Que la tía porque se perdió en el metro llega a perderse en Barajas y tengo que ir a buscarla a Trinidad y Tobago. Yo iba fino".



Así, que delante de los agentes, Guillermo tuvo que regañar a su madre: "Mamá por diooooossss!!! Y ella murmurando ‘ay pollita es que me daba vergüenza decir que me había perdido yo’".






 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión