Despliega el menú
Sociedad

Cinco claves para ayudar a los más pequeños a superar sus miedos

Cuando un niño tiene miedo no hay que ridiculizarlo porque se sentirá mucho peor.

Los más pequeños suelen tener miedo de las cosas que desconocen.
Los más pequeños suelen tener miedo de las cosas que desconocen.
Pixabay

A partir de una determinada edad, los niños aprenden a tener miedo y comienzan a sufrir fobias ante determinadas cosas o situaciones. Tener miedo no es malo, pero hay que saber canalizar este sentimiento para que no resulte incapacitante para los más pequeños.

En este artículo os mostramos cinco claves para poder conseguirlo.

Seguir el ejemplo de los papás En muchas ocasiones, los más pequeños escuchan a sus padres decir que tienen miedo de determinadas cosas, del agua, de los perros, de las alturas... En estos casos, el niño lo escucha y se generan en él los mismos miedos. Por eso, hay que tener cuidado con las frases que decimos para evitar infundirle sensaciones negativas.

No reñirlesCuando un niño tiene miedo, lo tiene de verdad. Por eso, es fundamental no reñirles ni obligarles a cambiar de actitud. Si un pequeño tiene fobias es importante que sus padres no le critiquen por ello, y que le expliquen que el miedo es normal en ciertas situaciones. Nunca hay que ridiculizarlos, porque se sentirán todavía peor.

Dialogar muchoAnte determinados miedos, es muy importante hablar con el niño e intentar analizar y racionalizar la situación, con naturalidad. Por ejemplo, si un pequeño tiene fobia a los perros, hay que intentar no evitarlos cuando os crucéis con uno por la calle.

Mostrarle apoyoLo más importante para superar los miedos es que el niño se encuentre apoyado y escuchado. Es necesario que él evalúe su nivel de miedo y después hay que  proporciónale estrategias para que vaya superándolo.

Ayuda profesionalEn última instancia, si las estrategias que los padres les proporcionan no funcionan y la fobia está fuera de todo control o los miedos son injustificados, hay que recurrir a la ayuda profesional. Un buen psicólogo o psiquiatra nos dará las claves necesarias para superar la situación y el niño volverá a sentirse seguro.

Etiquetas
Comentarios