Sociedad

Tercer Milenio

Un filtro amarillo para proteger la retina

None

El nuevo filtro óptico absorbe la luz azul y violeta, lo que evita el desgaste de la retina
filtro

CATARATAS

Cada año, más de 200.000 personas se operan de cataratas en España. Durante la intervención, se extrae parte del cristalino (el cristalino opaco) y se sustituye por una lente intraocular. Hasta ahora se utilizaban indistintamente lentes transparentes (sin filtro) y las que filtran las longitudes de onda corta (tonalidad amarilla). La doctora zaragozana Celia Sánchez -Ramos, profesora de Óptica Fisiológica y Percepción Visual en la Universidad Complutense de Madrid, ha diseñado un nuevo filtro óptico que absorbe la luz azul y violeta, lo que evita el desgaste de la retina.

Con el paso de los años, los pacientes operados de cataratas pueden sufrir un desgaste de la retina que, en ocasiones, conduce a una segunda operación. Sánchez-Ramos ha estudiado que los pacientes a los que se les implantaron lentes transparentes perdían una media de 5 micras más de espesor de la retina que los que estaban protegidos con la lente amarilla. Esta cifra alcanzaba las 10 micras en algunas partes de la retina.

¿Por qué protege más una lente de color amarillo? El filtro que propone esta doctora consta de una pigmentación amarilla con el fin de proteger los ojos de la radiación ultravioleta –las longitudes de onda corta del espectro visible (desde 380 a 500 nm)–, que son las más agresivas para el ojo. Sánchez-Ramos ha estudiado y probado el grado concreto de pigmentación que debe tener el filtro de las lentes para no alterar la percepción de los colores, a la vez que evita el paso de la luz dañina.

PREVENCIÓN

Pero la aplicación de este estudio, presentado recientemente en el Congreso sobre Controversias en Oftalmología celebrado en Barcelona, no se limita a los pacientes que sufren cataratas. Sánchez-Ramos explica que «en la actualidad, el ser humano pasa entre 5.000 y 6.000 horas al año bajo exposición lumínica»; como la esperanza de vida es cada vez mayor, «el riesgo de sufrir patologías de la retina va a aumentar exponencialmente en los próximos años» si no se toman medidas preventivas.

Aplicado en gafas y lentes de contacto, el filtro amarillo contribuiría a prevenir la degeneración retiniana, un proceso normal asociado al envejecimiento. En realidad, filtros de este tipo podrían aplicarse a todas las superficies transparentes que nos rodean: lentes de contacto y oftálmicas, gafas para soldadores, fuentes de iluminación, lunas de coche, cristales de ventanas... Así, se crearían ambientes de salud visual.

RECONOCER PERSONAS POR LA CÓRNEA

Esta investigadora recibió en 2010 en Ginebra el Gran Premio Internacional de las Invenciones por un dispositivo de reconocimiento de personas por córnea que mejora otras técnicas biométricas como la huella dactilar y el análisis del iris, ya que permite observar la cara interna de la córnea, no replicable. Incluso en casos de cirugía ocular se garantizaría una correcta identificación. El diseño inicial del sistema está patentado por la Complutense. Sus aplicaciones: espacios de alta seguridad, cajeros automáticos, móviles, aeropuertos…

Etiquetas