Despliega el menú
Aragón

Sanidad reduce 'jefes' para "adaptar la estructura al paciente"

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha presentado el contenido de sendos decretos que modifican la estructura orgánica de su departamento y el funcionamiento de la Gerencia Regional de Salud.

Fotografía facilitada por la Junta de Castilla y León del consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado (i), y la portavoz y consejera de Agricultura, Milagros Marcos (d),
Fotografía facilitada por la Junta de Castilla y León del consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado (i), y la portavoz y consejera de Agricultura, Milagros Marcos (d),
Efe

La Consejería de Sanidad quiere que su estructura orgánica, que pasará de los actuales 34 'jefes' a 17, se adapte a las necesidades de los pacientes, en lugar de que la atención a los enfermos quede a expensas del funcionamiento interno de estas organizaciones de departamentos.

Así lo ha planteado este jueves, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, quien ha presentado el contenido de sendos decretos que modifican la estructura orgánica de su departamento, por un lado, y el funcionamiento de la Gerencia Regional de Salud, expresamente en seis áreas de salud (Ávila, El Bierzo, Palencia, Segovia, Soria y Zamora).

Sobre la estructura de la Consejería, Sáez ha reconocido que la creación de una Dirección General de Infraestructura y Tecnología de la Información, de la que estará a cargo la exdirectora general de Telecomunicaciones de la Junta Susana García, está vinculada con la resolución de los problemas surgidos en este ámbito, como la pérdida de pruebas diagnósticas informatizadas en Ávila y con el funcionamiento del sistema Medora. "En la vida todo se relaciona", ha planteado.

En esta reorganización de la Consejería, además se crea al figura del director económico, presupuestario y financiero de la Gerencia Regional de Salud, que ejercerá como secretario general de la Consejería, además de crear otra Dirección General de Innovación y Resultados en Salud, con Rafael Sánchez al frente, para avanzar en la evaluación de las medidas adoptadas.

Por el contrario, desaparece la Dirección General de Investigación, Innovación e Infraestructuras, mientras que se mantienen la Dirección General de Asistencia Sanitaria -organización de recursos asistenciales- y la Dirección General de Profesionales -personal-.

Pero el consejero ha concedido mayor importancia a los cambios que se introducen con el segundo de los decretos, el que reorganiza el despliegue territorial de la Gerencia, que Sáez ve como "el auténtico corazón" de la asistencia sanitaria.

En concreto, cada área de salud contará con una única gerencia, denominada Gerencia de Asistencia Sanitaria, que sustituye a la hasta ahora denominada Gerencia de Salud de Área y sirve para eliminar las actuales gerencias de Atención Especializada y la de Atención Primaria.

Sáez ha detallado, no obstante, que estos cambios se aplicarán inicialmente en las áreas de salud más pequeñas, mientras que en el resto, por razones de "complejidad" y "prudencia", Sanidad esperará a ver los resultados en las implantadas ahora para llevar a cabo las modificaciones de estructura, sin tener preestablecidos los plazos en que se acometerán, ya que en algunos casos está vinculado también a la finalización de obras -Salamanca-.

En palabras del consejero, la puesta en marcha de estos cambios en las áreas de salud más pequeñas permitirá "dar un poco de luz" sobre los "engranajes" que se tienen que poner en marcha para que mejore la atención a los pacientes, que ha insistido es el objetivo último y principal de los cambios.

La reducción de estructura territorial de altos cargos es del 32,35%, según la documentación de la Junta, que se elevaría al 67,6% cuando se implante en todas las áreas de salud, mientras que en términos de puestos de dirección de todo el organigrama de la Consejería, se reduciría casi el 60% al pasar de los 42 cargos actuales a 17.

Preguntado por la opinión de los sindicatos ante estos cambios, Sáez ha dicho que no es objeto de negociación, pero sí lo han comentado y "en general comparten la idea", sin que "nadie" haya puesto "inconveniente" porque es una "aspiración de los profesionales".

Sobre el ahorro económico que puede representar esta reorganización para las arcas públicas, el consejero ha dicho que "algunos ahorros se producen", pero no sustanciales porque los cargos que dejarán de serlo se integrarán en otros departamentos públicos.

Etiquetas
Comentarios