Salud
Suscríbete

Qué hacer en caso de picadura de esta nueva especie de garrapata en Aragón

Sanidad tiene a disposición de los ciudadanos en España una guía de actuación en caso de picadura de cualquier especie de este parásito. 

Garrapata común.
Garrapata común.
ArtBoyMB, vía: canva.es

Recientemente, un equipo de investigación de la Universidad de Zaragoza describió una nueva especie de garrapata (Rhipicephalus hibericus) a partir del estudio de ejemplares colectados en zonas naturales del río Ebro. Un hallazgo que ayudará a avanzar en la lucha contra las enfermedades que pueden transmitir estos parásitos, por eso, eimportante saber qué hacer en caso de picadura de una garrapata. Y, para esto, el departamento de Sanidad del Gobierno de España ayuda a los ciudadanos con una 'Guía de actuación ante picadura de garrapata'. 

Esta guía de actuación está resumida en cinco páginas de mucha ayuda. Y, comienza explicando que "las picaduras de garrapata constituyen un motivo de consulta muy frecuente, sobre todo en la época estival". En general, tras la picadura se produce una lesión local leve autolimitada (pápula pruriginosa, eritema) que no requiere asistencia sanitaria. Con menor frecuencia aparece una lesión cutánea más extensa (úlcera necrótica) que puede precisar tratamiento local.

Cómo actuar en caso de picadura de garrapata

No todas las garrapatas transmiten enfermedades, ni pican a humanos. Existe una cierta especificidad y cada especie de garrapata transmite (en el caso de que esté infectada) un determinado agente patógeno. En España, las enfermedades infecciosas transmitidas por garrapatas (EITG) más frecuentes son la fiebre botonosa o exantemática mediterránea y la enfermedad de Lyme y Debonel/Tibola. Lo importante es la correcta extracción y el seguimiento médico de la picadura. 

El procedimiento al acudir al centro de salud con una picadura de garrapata es explicarle al paciente el riesgo a desarrollar una enfermedad. Se le trata con una pomada y, solo en el caso de que presente signos y síntomas seguirá en observación durante cuatro semanas desde la fecha de la picadura (el máximo periodo de incubación de las EITG es de 32 días). 

Método para la extracción de la garrapata

En caso de picadura de garrapata si esta se encuentra anclada a la piel, se deberá extraer con mucho cuidado y con unas pinzas de borde romo. Después, se desinfectará la zona con povidona yodada o clorhexidina. Sanidad desaconseja la retirada de las garrapatas fijadas por los sistemas tradicionales (algodón con alcohol, aceite, vaselina, petróleo, anestésicos, cortarlas con una tijera, tirar con los dedos de ellas, aplicar calor…), ya que han sido considerados de riesgo, facilitando el contagio de los patógenos que pudieran albergar.

Por último, nunca se debe tirar la garrapata y tampoco esperar a que se desprenda, lo correcto es eliminarla lo antes posible. Esta puede ser una muestra clínica de gran valor y orientar las posibilidades diagnósticas, por tanto, si se puede, se debe conservar en un bote con papel húmedo. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión