Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

La Atención Primaria avisa: "El suicidio no se frena con consultas de cinco minutos"

Así lo ha explicado el responsable del Grupo de Salud Mental de la SEMG, Antonio Torres, que participa en el Congreso Nacional de la sociedad.

'Rompe el silencio" es el lema para animar a quienes se sienten perseguidos por el fantasma del suicidio a que compartan su dolor.
Imagen de archivo.
Pixabay

Los médicos de familia exigen tiempo para atender a los pacientes con trastorno mental que acuden a la consulta de Atención Primaria. Estos profesionales, que disponen de 5 minutos de media para detectar alteraciones con riesgo suicida, alertan de que "la falta de tiempo médico es igual a muerte".

"¿Qué te da tiempo a hacer en 5 minutos y qué me pides que haga yo?" pregunta de forma retórica el responsable del Grupo de Salud Mental de la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMG), Antonio Torres, a otros trabajadores, no médicos, para concienciar a la sociedad de la importancia de disponer de más minutos de consulta en Atención Primaria para hacer un diagnóstico certero y evitar que un trastorno mental derive en suicidio.

Así lo explica Torres, en una entrevista con Efe al hilo de una ponencia sobre la prevención de suicidios desde los centros de salud, que se celebra en el marco del XXVIII Congreso Nacional de la SEMG, que esta semana se celebra en Bilbao y que reúne a más de 4.800 médicos de familia entorno a 139 ponencias.

Torres asegura que una de cada cuatro consultas en los centros de salud de Atención Primaria se debe a un problema mental, con un aumento de la gente joven, la que se sitúa entre el fin de la adolescencia y la primera juventud, de 16 a 25 años y también en la horquilla de la primera vejez, de 60 a 70.

Este responsable del Grupo de trabajo de Salud Mental de la SEMG da un paso más para corroborar que "en Atención Primaria la falta de tiempo puede ser la muerte" pero no solo en trastornos mentales, también en un abanico muy amplio de patologías.

Cuando se acabe el día, 11 personas se habrán suicidado

"Cuando se acabe el día de hoy, once españoles se habrán quitado la vida y por cada suicidio consumado, habrá veinte tentativas" recuerda este médico de familia que está convencido, por su experiencia profesional, de que siempre que hay un "trastorno mental serio hay riesgo suicida", y eso no se puede obviar.

Torres afirma que los problemas de salud mental han crecido entre un 17 y 20% tras la pandemia y precisa que se refiere a trastornos que necesitan tratamiento farmacológico y psicoterápico y un control posterior.

Y es que el consumo de psicofármacos ha roto la tendencia a la baja y ha remontado a sus mejores momentos.

Los médicos de familia son quienes mejor conocen los trastornos que llevan a una persona a suicidarse y la detección "pasa inevitablemente por el centro de salud", señala este experto.

En la consulta, estos especialistas no atienen solo pacientes con cuadros de ansiedad, depresión, angustia o trastorno bipolar también a pacientes que han somatizado su problema en forma de dolor con disfunciones orgánicas, alteraciones digestivas, problemas cardíacos y muchas mialgias.

Hay pacientes que acuden a consulta muchas veces y por malestares inespecíficos que no responden a tratamientos y otros, generalmente jóvenes entre 15 y 35 años, que vienen con un trastorno de disconformidad emocional, un proceso interno que no saben explicar y para el que solicitan ayuda.

El 80% de pacientes atendidos por psiquiatras fueron remitidos desde Atención Primaria

Torres explica que cuando el paciente no puede ser atendido por el centro de salud se remite a servicios de psiquiatría o psicología clínica, que "desgraciadamente están absolutamente desbordados".

Cuando se detectan alteraciones de riesgo suicida se hace un interrogatorio adecuado y se aborda sutilmente preguntando al paciente si ha pensado en su propia muerte. A partir de ahí se inicia, se planifica un estudio, grado de riesgo, se prepara un tratamiento farmacológico y se diseña un seguimiento.

Este especialista hace autodiagnóstico de la Atención Primaria en España y afirma que "es todo lo buena que nos permiten que sea" aunque desde el punto de vista de la situación asistencial reconoce que no puede ser optimista porque "en 2022 no estamos mejor que en 2019, estamos peor".

Admite que el "principal agujero" de la Atención Primaria es la falta de medios y de tiempo de consulta, seguido de recursos humanos, claramente insuficientes.

Y es que, dice, la especialidad no cuaja entre los médicos más jóvenes, que huyen "espantados" en busca de mejores condiciones laborales, estabilidad económica y conciliación familiar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión