Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Día Mundial del Lupus: "Entre 2.000 y 3.000 aragoneses padecen esta enfermedad autoinmune"

Esta dolencia crónica y sin cura se caracteriza por periodos de tranquilidad y brotes de mayor agresividad, controlables con medicación específica.
​Qué es el lupus y cuáles son sus síntomas

Doctor Luis Sáez de medicina interna del Hospital Miguel Servet de Zaragoza
Doctor Luis Sáez de medicina interna del Hospital Miguel Servet de Zaragoza
Asier Alcorta/HERALDO

A muchos todavía les suena la palabra 'lupus' a aquella enfermedad desconocida que tantas veces se diagnosticó en la serie de televisión 'Doctor House'. Pero la realidad es que esta dolencia inflamatoria afecta a 210 de cada 100.000 personas en España y a entre 2.000 y 3.000 ciudadanos en Aragón

La sintomatología es variada -desde dolor o hinchazón en las articulaciones, fiebre sin causa conocida, dolor muscular, erupciones en la piel o pérdida de cabello, entre otras-, pero el perfil es prioritariamente femenino. Según el médico internista de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, Luis Sáez Comet, "el lupus afecta en su mayoría a mujeres de entre 15 y 45 años".  

"Es una enfermedad crónica autoinmune de causa desconocida que hace que el sistema inmunológico se ataque a sí mismo al identificar erróneamente las células propias como partículas extrañas. A cada persona le puede afectar de una determinada manera ya que es una dolencia muy heterogénea. A unos pacientes les puede producir afectación en la piel, a otros en el riñón, en la sangre, en la pleura... Por eso el tratamiento depende de la sintomatología que presente cada afectado", explica el especialista.

Tratamientos para el lupus y avances médicos

El tratamiento del lupus eritematoso sistémico (LES) se basa en diferentes pilares. "Se puede decir que hay varios grupos. Están los denominados inmunomoduladores, que se recetan a todos los pacientes salvo que tengan algún tipo de alergia; los corticoides, que vienen muy bien para controlar posibles brotes pero que a largo plazo en dosis altas tienen efectos secundarios; los inmunosupresores, que son fármacos que reducen la actividad del sistema inmune para que no ataque a uno mismo; y tratamientos biológicos", explicar Luis Sáez Comet.

"Estos son los que estamos probando los últimos años. Están diseñados con ingeniería genética para atacar directamente a las proteínas más activas en el lupus", dice el doctor, que confirma que el LES es una "enfermedad que no tiene cura, pero que gracias a los tratamientos actuales se logra la remisión de la misma, llegando a una fase de estabilidad sin llegar a una fase de daño acumulado", añade Sáez Comet.

"Lo más característico del lupus es que evoluciona a brotes que alternan con fases de remisión. Hay pacientes que con los fármacos lo tienen controlado y otros que en función de cómo les afecte ese brote pueden ver su día a día afectado. Pero es cierto que con el paso del tiempo y el mayor conocimiento de la enfermedad, los casos más graves se ven menos", apunta el especialista.

Un diagnóstico precoz, "que tenemos más armas para tratarlo" y el reciente descubrimiento de una mutación genética en una paciente con lupus, publicado en la revista 'Nature', "ayudan de cara a tratamientos futuros para mejorar la calidad de vida de los afectados", dice Luis Sáez Comet, quien insiste en la necesidad de "tener un médico de referencia y de acudir a las revisiones periódicas para una mejor evolución" de una enfermedad que este martes, 10 de mayo, conmemora el Día Mundial del Lupus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión