Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Calendario de alergias: dime qué planta te da reacción y te diré en qué mes estamos

Los alérgicos no solo lo pasan mal en primavera. Cada planta libera su polen a la atmósfera en un momento preciso del año.

Las alergias no solo se producen en primavera.
Las alergias no solo se producen en primavera.
K. U.

Sol, buen tiempo, árboles y planta en flor... y pañuelos de papel. La primavera está en su máximo esplendor, una buena noticia para quien espera con ganas su llegada, y la peor los alérgicos al polen, que deben convivir con picor de nariz, estornudos y picor de ojos hasta el cambio de estación. O no.

Porque a pesar de la creencia de que la unión entre primavera y polen es indisoluble cabe recordar que los pólenes hacen acto de presencia en invierno, otoño y verano. Esto es que la alergia puede aparecer en cualquier época, dependiendo de la estación en la que poliniza cada planta y de la alergia que desarrolle cada persona. Estas son algunas de las más comunes y los meses en los que afecta mayormente en Aragón:

  • Alisos: Crecen principalmente en zonas húmedas como las riberas de los ríos. Sus amentos (las espigas de flores) son de color marrón rojizo, y se vuelven de color amarillo rojizo cuando maduran. Su polen tiene una gran capacidad de provocar alergia, y puede ser liberado a partir de finales de enero, con un periodo máximo en marzo
  • AvellanoComo cualquier arbusto que necesita mucha luz, lo normal es que los avellanos se encuentren en los límites de los bosques. Su máximo momento de polinización se produce entre los meses de enero y abril.
  • Abedul: Es uno de los más alergénicos y se identifica fácilmente por su corteza de color blanco. Prefieren zonas con poca densidad de árboles o con brezos, por lo que es poco probable encontrarlos en bosques espesos. Dependiendo del clima, su floración empieza a mediados de marzo y puede llegar hasta finales de agosto
  • Roble: Se identifican fácilmente por su emblemática forma robusta y sus peculiares hojas. El roble tiene una capacidad moderada de provocar alergia. En la zona norte de la comunidad aragonesa poliniza de mitad de abril a finales de junio, mientras que en el resto el periodo de posibles alergias se extiende de marzo a octubre.
  • Plantago: Las hojas de esta pequeña planta normalmente están colocadas en forma de roseta directamente sobre el suelo. Las flores se sitúan en tallos largos y sin hojas, que muestran una gran resistencia. Sus mapas de polen normalmente no son elevados, aunque su estación puede durar todo el año en la zona norte de la comunidad y de de mayo a septiembre, en el resto de la región


  • Acedera, romaza: Estas dos plantas, muy habituales en el campo, tienen unas pequeñas flores rojizas. Normalmente crecen en prados y terrenos de pastoreo y su estación de floración va desde abril hasta septiembre, y su polen tiene una alergenicidad entre moderada y alta.
  •  Gramíneas: Las numerosas especies de gramíneas liberan polen entre abril y septiembre, con un máximo en junio y julio. Las especies con mayor potencial alergénico son las que crecen en prados hasta alcanzar grandes alturas, como el fleo, el dactilo, la avena y el centeno. 
  • Artemisa: Este arbusto con tronco de madera se encuentra en tierras baldías y puede llegar a crecer hasta los dos metros de alto. Las flores son muy pequeñas y tienen un color entre amarillo y marrón rojizo. En Aragón, la estación comienza a finales de julio hasta finales de octubre
  • Ciprés: De finales de enero hasta primeros de marzo, el polen de esta planta causa estragos con importantes picos de pacientes en las consultas de los especialistas. Los síntomas más frecuentes son la rinitis, la conjuntivitis y el asma tras la exposición al polen de esta planta. 
  • Olivo: Los alérgicos que habitan en zonas de producción de aceite saben bien de los padecimientos que provoca el polen de olivo. Esta especie poliniza entre principios de abril y finales de mayo, llenando el aire de un polen amarillo blanquecino y el suelo de un manto de pequeñas flores. 

  • Plátano de sombra: De origen mediterráneo oriental, hace muchos siglos que llegaron a nuestras costas y son especialmente frecuentes en las ciudades mediterráneas costeras y prelitorales, especialmente en la mitad norte peninsular. En Aragón, la estación comienza a principios de marzo y concluye a finales de abril
  • Parietaria: Esta planta con aspecto de ortiga, pero con un verde más apagado y una hoja pilosa, es muy frecuente en los campos y descampados del litoral mediterráneo y Canarias. Se encuentra junto a paredes o huecos entre piedras, pues es una oportunista que aprovecha el abono ocasional de los orines de los animales para crecer y florecer. Su polen se encuentra entre los más alergénicos y poliniza entre abril y mayo
  • Castaño: Una fagacea más frecuente en muchas zonas peninsulares es el castaño, especialmente en Galicia, Asturias y la comarca del Bierzo, sin olvidar castañares como el del Tiemblo en Ávila, o Aragón. Su polen puede ser muy molesto. Poliniza entre abril y mayo.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión