Salud
Suscríbete por 1€

Las mujeres con discapacidad cobran casi 500 euros menos que en 2010

El salario de las personas con discapacidad apenas se ha incrementado un 0,10%, frente al 7.3% del resto de la población

Imagen de archivo
Imagen de archivo
PIXABAY

La Universidad de Zaragoza ha mostrado este lunes su respaldo a la labor que realiza la ONCE en favor de la igualdad de la mujer en materia laboral ante una evolución negativa en los últimos años en los salarios, ya que las mujeres con discapacidad que han visto disminuir su salario en 500 euros desde 2010.

Así se ha puesto de manifiesto en la presentación en el Paraninfo de la Universidad del cupón de la ONCE de este martes, 22 de febrero, dedicado al Día de la Igualdad Salarial, y el que emitirá el 8 de marzo, dedicado al Día Internacional de la Mujer, en la que ha participado la vicerrectora de Estudiantes y Empleo, Ángela Alcalá; la delegada Territorial de la organización, Raquel Pérez Valcárcel; y la vicepresidenta del Consejo Territorial de la ONCE, Ruth Quintana.

Se emitirán 11 millones de cupones que llegarán a todos los rincones de España con los que se apoya la igualdad de la mujer en el ámbito laboral, salarial y social y, a la vez, reivindica la necesidad de eliminar definitivamente las brechas de género.

Con estos dos cupones, se reivindica la eliminación de la brecha salarial por cuestiones de género y, también, por discapacidad, para lograr un mundo con las mismas oportunidades de progreso para todas las personas.

Además, sirve de denuncia de la situación de las mujeres con discapacidad que han visto disminuir su salario en 500 euros desde 2010.

Los salarios de las personas con discapacidad en España presentan una evolución negativa en los últimos 10 años respecto al conjunto de la población y esta tendencia se acentúa más en las mujeres con discapacidad, lo que provoca que éstas se encuentren en una situación de mayor discriminación y vulnerabilidad.

La Universidad de Zaragoza advierte de que desde 2010 hasta 2019 (últimos datos disponibles del INE), el salario de las personas con discapacidad apenas se ha incrementado un 0,10%, lo que se traduce en un aumento de sólo 20 euros en nueve años, mientras que el sueldo medio de las personas sin discapacidad se ha incrementado un 7,3% en los últimos nueve años.

Estos datos evidencian que el salario de las personas con discapacidad es un 16,1% inferior al de las personas sin ella, lo que se traduce en que las primeras cobran anualmente unos 4.000 euros menos que las segundas.

En el caso de las mujeres con discapacidad, la situación es todavía más desfavorable, ya que la evolución de su salario es claramente peor y su retribución actual es un 2,5% inferior a la percibida en 2010, es decir, las mujeres con discapacidad cobran casi 500 euros menos que en el año 2010.

Una vez más, se aprecia doble discriminación, por género y discapacidad, puesto que las mujeres sin ella han mejorado su salario medio un 10,2% en los últimos nueve años, para elevar la diferencia salarial entre mujeres con y sin discapacidad hasta el 13,3%.

Por otra parte, la menor edad también incide en la precariedad salarial, por su menor experiencia, lo que se refleja en que el salario de las mujeres más jóvenes con discapacidad ascendía en 2019 a 12.478,20 euros brutos anuales, es decir, unos 2.400 euros anuales menos que para las mujeres jóvenes sin discapacidad, y 2.006 euros menos que para los hombres jóvenes con discapacidad.

Por tipo de discapacidad, el salario de las personas con discapacidad intelectual suele tener la cota más baja, con apenas 13.136 euros brutos anuales. En este grupo de personas, las mujeres reciben un salario aún más bajo, de sólo 11.390,70 euros en doce meses.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión