Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Expertos afirman que perder peso con dietas es "muy difícil" y apelan a los tratamientos personalizados

Los profesionales, ante esta situación, sostienen que se debe adaptar el tratamiento a las situaciones y características propias de cada persona resulta clave.

Una alimentación saludable ayuda a perder peso.
Una alimentación saludable ayuda a perder peso.
Elena Rodríguez

Expertos en endocrinología y nutrición han reconocido que perder peso realizando dieta "es muy difícil", y han apelado a los tratamientos personalizados que combinan múltiples estrategias para no caer en el desánimo y desesperación.

El codirector del Área de Obesidad de la CUN y especialista en Cirugía General y Digestiva, Victor Valentí; Javier Escalada, director del Departamento de Endocrinología y Nutrición, y el especialista en Medicina Interna y de la Unidad de Chequeos de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), Manuel Landecho, han ahondado en los nuevos enfoques para el tratamiento de esta patología este martes en la jornada divulgativa Encuentros con la Salud.

"Hay tantos tipos de obesidad como personas. Hay personas obesas por factores genéticos, por situaciones psicológicas, por su estilo de vida, etc. Evidentemente, aplicar la misma medida en todos los casos no resultaría efectivo. Tampoco es lo mismo tratar a un paciente obeso de 35 años con capacidad de hacer deporte, que a uno de 52 con una lesión de rodilla", ha indicado Landecho.

Los profesionales, ante esta situación, sostienen que se debe adaptar el tratamiento a las situaciones y características propias de cada persona resulta clave. "Hay que conocer a cada paciente, estudiar bien su vida, sus hábitos, sus preferencias, su carga genética, etc. Las personas que se enfrentan a la obesidad no deben conformarse con esta situación. Hoy en día cuentan con multitud de estrategias como la cirugía, procedimientos endoscópicos, medicación, etc., que siempre permiten actuar frente a esta patología", ha asegurado Landecho.

En este sentido, los expertos señalan que la obesidad al contrario de lo que muchas veces se cree, surge de un exceso de grasa corporal y no de kilos. Esto significa que hay personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) que indica un peso normal o un ligero sobrepeso que, en realidad, se enfrentarían a una situación de obesidad.

"El problema del exceso de grasa es que con frecuencia se corresponde a grasa visceral. Es decir, la grasa interna, que no resulta tan evidente a simple vista, y rodea y se infiltra en órganos como el hígado, el riñón o el propio corazón y que origina graves problemas de salud", ha afirmado Javier Escalada.

Este experto ha hecho especial hincapié en las consecuencias que la obesidad puede generar en las personas que la padecen. Así, ha explicado que el exceso de grasa que se acumula en los órganos y músculos genera problemas con la insulina que generan situaciones como la diabetes tipo 2, hipertensión arterial, etc.

"Las complicaciones articulares en la rodilla y cadera, como consecuencia del exceso de peso, son otras de las grandes complicaciones. Además, tampoco se puede pasar por alto la variedad de patologías secundarias a la obesidad que, pese a parecer alejadas, presentan una relación estrecha con esta enfermedad. Algunos ejemplos de esta situación son tan preocupantes como: un exceso de numerosos cánceres como el de mama, problemas hepáticos, e incluso infertilidad. Por último, cabe destacar las repercusiones psicológicas que la obesidad tiene sobre muchas personas", ha añadido.

Por su parte, Víctor Valentí ha ahondado en los últimos avances tecnológicos para hacer frente a la obesidad. "La tecnología ha avanzado muchísimo y los pacientes se han beneficiado enormemente de sus mejoras. En la actualidad, el porcentaje de complicaciones es menor y las recuperaciones son más rápidas", ha indicado Valentí.

En el caso de las opciones endoscópicas, Valentí destaca de ellas que son un tratamiento muy eficaz para aquellas personas con una obesidad no muy grave y se llevan a cabo de forma rápida y sin pasar por quirófano. Se duerme al paciente y, a través de un dispositivo que se inserta por la boca, se reduce el tamaño del estómago. Gracias a estas técnicas, los pacientes logran una pérdida de peso progresiva.

Por otro lado, y para los casos en los que la situación de obesidad es mayor, los expertos apuntan a las opciones quirúrgicas. "Estos procedimientos se realizan bajo procedimientos mínimamente invasivos o robóticos. Es decir, que la intervención se realiza a partir de pequeñas incisiones que permiten a los pacientes una rápida recuperación y con mínimas repercusiones estéticas", ha precisado Valentí.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión