Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

El regreso de la mascarilla obligatoria a la calle: multas de hasta 100 euros por no llevarla

El 24 de diciembre entró en vigor el real decreto que imponía el uso de la mascarilla al aire libre en España, hasta entonces solo obligatorio en aquellos casos en los que no fuera posible mantener la distancia de seguridad.

El 24 de diciembre entró en vigor el real decreto que imponía el uso de la mascarilla al aire libre, hasta entonces solo obligatorio en aquellos casos en los que no fuera posible mantener la distancia de seguridad.

"Me parece una buena medida. Creo, además, que la mayoría de la gente sí cumple con la norma, y no por la multa, sino por su seguridad". Pilar Monteagudo, que paseaba junto con Enrique Remiro este lunes por Independencia de Zaragoza, opina así sobre   la obligatoriedad, de nuevo, de llevar mascarilla en exteriores. "Somos responsables y el uso es generalizado", apunta Remiro.

De forma muy diferente opina Nacho Lardiés. "Quizá hoy sí veo a más gente que la lleva, pero este fin de semana, al menos aquí en Zaragoza, el raro era quien iba con mascarilla por la calle. Hasta a mis hijos, que son pequeños y ya saben que no se la pueden quitar, les llamó la atención que vuelva a ser obligatoria y apenas la vieran puesta a unos cuantos", asegura Lardiés. "En mi opinión, no es falta de responsabilidad, sino que hay quien no se ha enterado. Al menos, eso quiero pensar", dice el zaragozano. 

La medida entró en vigor el 24 de diciembre con la intención de combatir la nueva ola de contagios por coronavirus. Tal y como detalla el BOE que entró en vigor el pasado día de Nochebuena,  el cubrebocas vuelve a ser obligatorio para los mayores de seis años en exteriores. Solo está permitido quitársela para practicar deporte individual, con la excepción de aquellas personas con algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por su uso. 

De no hacerlo, el ciudadano se expone a una sanción de 100 euros. Además, la utilización de la mascarilla sigue siendo obligatoria en espacios cerrados de uso público y en todos los medios de transporte, salvo en los vehículos donde solo viajen personas que convivan en el mismo domicilio.

"Me parece una medida correcta, pero pienso que en lugares al exterior en los que no haya demasiadas personas podría evitarse su uso, sobre todo teniendo en cuenta que hay informes médicos que no respaldan la necesidad de su uso en sitios abiertos en los que no se alcanza el aforo", expresaban Marisol Ons y Ana Cris Barredo. "Pasa lo mismo con quien está haciendo deporte por la calle. El que va corriendo no tiene la obligación de ponérsela. Yo, en cambio, que ando cada día 8 kilómetros, sí que la tengo que llevar", apunta Ons, quien también está de acuerdo en que su uso "es generalizado". 

Algo que precisamente ha llamado la atención a Vanesa Malumbres, riojana de visita puntual en la capital aragonesa. "Por lo que he podido ver son pocos quienes no llevan mascarilla por la calle. La gente lo está cumpliendo. Prima más la seguridad que el bolsillo si te ponen una multa. Eso está claro", concluye la riojana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión