Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas recibe 5 millones de euros para investigar sobre la metástasis

Los proyectos 'SHELTERINS' y 'METALERT-STOP' se centran en conocer el papel de las proteínas shelterinas en cáncer y en cómo se origina la metástasis.

Imagen de archivo de un laboratorio.
Imagen de archivo de un laboratorio.
Pixabay

Maria Blasco, jefa del Grupo de Telómeros y Telomerasa del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y directora científica del CNIO, y Marisol Soengas, jefa del Grupo de Melanoma del Centro, han recibido dos de las ayudas más competitivas del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés), las ayudas 'ERC Advanced Grant', para llevar a cabo dos ambiciosos proyectos que tratarán de bloquear la división infinita de los tumores y su diseminación a otros órganos, respectivamente.

Cada una de ellas recibe 2,5 millones de euros, la cantidad máxima estipulada para estas ayudas, para desarrollar sus proyectos 'SHELTERINS' y 'METALERT-STOP', respectivamente, durante los próximos 5 años. Sus proyectos han sido seleccionados en un proceso de entre casi 1.900 propuestas de investigadores europeos del máximo nivel. De un total de 185 ayudas concedidas por el ERC en todo el continente, 14 han ido a parar a España. Cuatro de ellas pertenecen al ámbito de las ciencias de la vida, entre las que se encuentran las dos recibidas por las investigadoras del CNIO.

Las 'ERC Advanced Grants' se conceden a proyectos que tengan la capacidad de abrir líneas muy innovadoras y originales y contribuir a la resolución de retos científicos pendientes de resolver, llevados a cabo por investigadores europeos líderes en sus respectivos campos que tengan una trayectoria novedosa, original y relevante en la que en los últimos 10 años hayan logrado importantes hallazgos científicos. 

Anular la capacidad de división infinita de los tumores

'SHELTERINS', liderado por Maria Blasco, se centrará en conocer mejor el papel de las proteínas shelterinas en cáncer, para buscar estrategias terapéuticas que anulen la capacidad que tienen los tumores para dividirse de manera infinita anulando la protección de los telómeros y bloquear así, por lo tanto, el potencial crecimiento descontrolado de los tumores.

Las shelterinas son las proteínas que forman el escudo protector de los telómeros. Los telómeros son esenciales para la vida celular. En las células sanas se acortan con el paso del tiempo y esta es una de las causas del envejecimiento de los tejidos y la aparición de patologías del envejecimiento. Por el contrario, las células del cáncer son capaces de mantener sus telómeros largos, convirtiéndose así en células inmortales que son capaces de dividirse sin control. Por ello, atacar terapéuticamente los telómeros es una de las estrategias más prometedoras contra muchos tipos de cáncer.

Sin embargo, la investigación de esta vía tan prometedora está en sus inicios: aún se desconocen los mecanismos que hacen que las shelterinas induzcan el desarrollo de los tumores y faltan modelos animales para trabajar sobre estas ideas. Este proyecto hará la primera gran aproximación sistematizada en este campo de estudio a nivel mundial.

Por un lado, generará modelos de ratón para tratar de entender cuál es el papel de las mutaciones de las shelterinas en cáncer, en concreto de POT1 que se encuentra mutada en muchos tupos de tumores, incluido los gliomas (tumores del sistema nervioso para los que actualmente hay escasos tratamientos), con el objetivo de encontrar nuevas estrategias contra estos tumores. Por otro, también se quiere comprobar cuál es exactamente el papel de TRF1 en las células madre tumorales, aquellas células malignas que actúan en el corazón del cáncer y que son capaces de generar nuevos tumores. 

Cómo apagar los ratones que se iluminan cuando hay metástasis 

'METALERT-STOP', que lidera Marisol Soengas, se centrará en entender cómo se originan las metástasis para tratarlas de forma más eficiente. Para ello, utilizarán modelos animales muy sofisticados y validarán los resultados en muestras de pacientes.

El proyecto utilizará los ratones MetAlert y otros modelos que el grupo ha diseñado para determinar dónde y cuándo se pueden visualizar in vivo las primeras fases del proceso de diseminación. Además, estudiará los mecanismos implicados en esa activación de la metástasis, incluido distintos factores de riesgo ambientales.

Por último, los investigadores se plantean un tercer objetivo dirigido a la búsqueda de terapias: "Tenemos estos ratones que se iluminan cuando hay procesos de metástasis. La pregunta ahora es: ¿cómo los apagamos?", resume Soengas. "Los resultados del trabajo se validarán en muestras de pacientes que se encuentran en distintas fases de tratamiento", concluye.

Además, Soengas cree que los resultados del proyecto serán muy útiles para comprender los procesos de metástasis en otros tipos tumorales, como gliomas y glioblastomas, carcinomas hepáticos o de pulmón, entre otros. "Este potencial también ha sido muy importante para la concesión de la ayuda", apostilla.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios