Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

salud

El 80% de las personas sexualmente activas podría contagiarse de VPH

La campaña #ElVPHesCosaDeTodos busca sensibilizar sobre esta enfermedad de transmisión sexual entre la población general

Una vacuna o un antibiótico podría frenar los problemas autoinmunes.
El método de prevención más efectivo es la vacuna contra el VPH.

La campaña #ElVPHesCosaDeTodos, impulsada por la compañía MSD y otras 31 entidades sociosanitarias, ha puesto de manifiesto la necesidad de mejorar la información y la sensibilización sobre esta enfermedad de transmisión sexual entre la población general, en un acto organizado con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) que se celebra este miércoles 4 de marzo.

Con el lema 'El VPH es cosa de todos' se ha pretendido hacer hincapié en que esta enfermedad infecciosa no solo afecta a las mujeres y no solo produce cáncer de cérvix sino también otras patologías. Por ello, los especialistas han insistido en que para el control de la transmisión del virus no solo es necesaria la vacunación de la mujer sino también una vacunación sistemática del hombre.

"Se estima que entre el 75 por ciento y el 80 por ciento de las personas sexualmente activas podría contagiarse de VPH en algún momento de su vida si no se toman las medidas necesarias", ha alertado el jefe de la sección de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, el doctor Jesús de la Fuente. 

VPH y cáncer

El pediatra y vicepresidente primero de la Asociación Española de Vacunología en Barcelona, el doctor Fernando Moraga-Llop, ha resaltado que el virus del papiloma humano ha sobrepasado al alcohol y al tabaco como uno de los factores de "salir adelante" del cáncer de cabeza y cuello, un cáncer que según alerta cada vez tiene mayor incidencia. De hecho, hasta el 70 por ciento de cánceres de cabeza y cuello son VPH positivos.

La mayoría de las infecciones causadas por el virus del papiloma humano son asintomáticas. No obstante, el experto ha destacado que así como en la mujer, en el caso de cáncer de cérvix, se dispone de una prevención secundaria a través una citología, en las formas de cáncer en los hombres, de ano y de cabeza y cuello, no la hay disponible. Esto hace que en muchas ocasiones la enfermedad se diagnostique ya en "fases tardías". 

Prevención en hombres y mujeres

El director del Área Médica de Virología y Vacunas de MSD, el doctor Manuel Cotarelo, ha afirmado que mejorar el conocimiento sobre las patologías relacionadas con el VPH ayudaría a "establecer medidas de prevención primarias y secundarias lo más eficaces posibles que puedan evitar o minimizar la transmisión del virus y así reducir las consecuencias de la infección por VPH a nivel poblacional, tanto en mujeres como en hombres".

En este sentido, el objetivo de la prevención primaria en el varón permitiría no solo su protección frente a las enfermedades sino también la protección indirecta a la mujer no vacunada, aunque sea en un país en la que esta vacuna sea sistemática. Por ejemplo, en España el 20 por ciento de mujeres en España no se vacuna, según ha afirmado el doctor Moraga-Llop.

"La eliminación y la erradicación de esta enfermedad será más fácil si además de vacunar a mujeres vacunamos a los hombres", ha asegurado el especialista, que ha defendido la necesidad de una "equidad vacunal" en este campo. Por otro lado, también el doctor de la Fuente ha insistido en los beneficios de la vacuna independientemente de la edad, de si se han mantenido relaciones sexuales o no o de si ya se tiene una pareja estable.

Si bien es cierto que hay más riesgo de contraer el virus en edades de 20 a 25 años, a partir de los 40 a 45 años el virus es más agresivo, persiste más tiempo y es más difícil eliminarlo. Por ejemplo, el 27 por ciento del cáncer de cérvix se registra a partir de los 65 años, un dato que define como "preocupante". De hecho, el virus puede llegar a provocar un cáncer en tan solo 5 años, influido por la edad y por el estado del sistema inmune.

Por ello, los especialistas han coincidido en la importancia de la vacuna no solo por su efectividad en personas no infectadas sino también en personas ya diagnosticadas con el virus del papiloma humano, porque es "nunca es tarde para vacunarse" y "siempre pueden sacarse beneficios", según ha resaltado el doctor de la Fuente. "La vacuna es muy efectiva en las personas no infectadas pero en las personas infectadas también tiene una efectividad destacable", ha concluido el doctor Moraga-Llop.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión