Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Ligero descenso de nuevos casos por VIH salvo en hombres extranjeros

En 1994 se diagnosticaron 7.500 casos de sida, mientras que en 2018 no llegan a 500. El pico de mortalidad se produjo en 1995, con 5.500 fallecimientos.

Un lazo rojo, símbolo de la lucha contra el sida.
Un lazo rojo, símbolo de la lucha contra el sida.
Freepik

Los 3.244 nuevos diagnósticos de VIH en 2018 confirman una tendencia "ligeramente descendente" desde hace 10 años, salvo en el grupo de hombres que tienen sexo con hombres (HSH), de origen extranjero, que, según el Gobierno, no importan la infección sino que en un 80 % de los casos se contagian en España.

Así lo ha señalado este la directora del Plan Nacional contra el Sida, Julia Del Amo, durante la presentación, junto a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, de la exposición 'Del SiDa NoDa a #SiemprePreservativo. Tres décadas frente al VIH y el Sida', que se inaugura oficialmente esta tarde.

Según el informe de Vigilancia Epidemiológica del VIH y Sida, dado a conocer este jueves, en 2018 se notificaron 3.244 nuevos casos, la mayoría en hombres (85,3 %). Del Amo ha querido dejar claro que el grupo de HSH, de origen extranjero, adquiere el VIH después de emigrar a España, si bien ha señalado que es un colectivo sobre el que hay que incidir en las campañas de prevención.

Por su parte, la ministra ha subrayado la importancia de que ese grupo tenga acceso universal a los servicios sanitarios y sociales, ya que la exclusión facilita los contagios.

Del Amo ha destacado también la reciente aprobación de la financiación de la píldora preexposición dirigida a colectivos de alto riesgo como puede ser el de HSH de origen extranjero.

Asimismo, ha recalcado que los datos no muestran un aumento de nuevos diagnósticos en los chavales más jóvenes, aunque "el mensaje preventivo es fundamental", puesto que si se observa un aumento de las enfermedades de transmisión sexual.

La exposición, que organiza el Ministerio con motivo del Día Mundial del Sida, que se celebra el 1 de diciembre, pretende recordar que hace ya más de tres décadas que esta enfermedad desconocida, contagiosa y mortal llegó a España.

En 1994 se diagnosticaron 7.500 casos de sida, mientras que en 2018 no llegan a 500. El pico de mortalidad se produjo en 1995, con 5.500 fallecimientos.

Carcedo ha puesto el acento en que actualmente existen tratamientos que no curan la enfermedad pero la cronifican y ha confiado en que el VIH desaparezca con la aparición de nuevos fármacos "y dejemos de hacer estas campañas".

En la muestra, que se puede visitar en el Museo Nacional de Artes Decorativas, se exponen las diferentes campañas institucionales que, a lo largo de 30 años, ha realizado el Gobierno, en una de las cuales, la de 2007, participó el escritor venezolano Boris Izaguirre, junto al presentador Jesús Vázquez y el actual ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska.

Izaguirre ha explicado que formó parte no solo por su condición sexual, sino "como amigo de tantas personas que fallecieron en aquellos terribles años", entre los 80 y los 90.

La ministra ha explicado que este año el lazo rojo no lucirá en la fachada del ministerio, que tiene que colocar la "banderola" de la Cumbre de Cambio Climático (COP-25), pero sí va a estar en la sede de Imserso, con el objetivo de que los mayores homosexuales, un colectivo sobre el que existe cierta discriminación, "no permanezcan en el armario".

Etiquetas
Comentarios