Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

alimentación

¿Sabes cómo diferenciar un producto ultraprocesado de otro que no lo es?

Los expertos recuerdan que no todos los procesados no son malos, aunque hay que saber diferenciarlos.

Alimentos ultraprocesados, culpables de incrementar la mortalidad por todas las causa
Alimentos ultraprocesados, culpables de incrementar la mortalidad por todas las causas.
Pixabay

Evitar leer solo la parte frontal del producto, no guiarse por las etiquetas 'light' o 'zero', leer la lista de ingredientes y diferenciar si se trata de una comida real o ultraprocesada ayuda a saber interpretar correctamente el etiquetado de los productos y realizar buenas elecciones alimentarias, según ha destacado DKV en el manifiesto 'Por un consumo responsable de azúcar', elaborado por el nutricionista Carlos Ríos, creador del movimiento 'Realfooding', y el doctor Jesús Vioque, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Miguel Hernández (Alicante).

En este sentido, han aconsejado no dejarse llevar por los colores de los envases o las ofertas. Lo mismo ocurre con el etiquetado ecológico o integral, ya que estos términos pueden referirse al procesamiento del producto y puede contener muchas sustancias no beneficiosas, como azúcares o aceites industriales. Por otra parte, ha puesto de relieve la "importancia" de leer la etiqueta trasera de los alimentos y la tabla de valores nutricionales, en la que los alimentos están ordenados de mayor a menor cantidad.

Asimismo, se debe diferenciar entre la comida real y ultraprocesada. De este modo, ha explicado que si el alimento tiene más de 5 ingredientes y entre ellos se encuentran los azúcares añadidos, los aceites vegetales y harinas refinadas o aditivos y sal, se trata de un producto procesado. No obstante todos los procesados no son malos, también existen los buenos procesados, que son aquellos que suelen tener entre 2 y 5 ingredientes y la cantidad de azúcares añadidos es menor o igual al 10 por ciento.

En este contexto, DKV ha lanzado su manifiesto con el objetivo de fomentar el conocimiento sobre las causas, los riegos y las consecuencias de un consumo elevado de azúcar, así como dar pautas para reducir su ingesta.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios